Estos son los experimentos más locos de un grupo de mecánicos siberianos

Garage 54
Se llaman Garaje 54, son de Novosibirsk y hacen cosas como reparar los parachoques con fideos instantáneos o echar vodka a la batería. Alucina con estos intrépidos rusos.

Seamos sinceros, siempre has querido saber los trucos raros que los rusos hacen en sus automóviles. Si usan vodka en lugar de gasolina o si un coche se puede convertir en una parrilla de barbacoa. Los creadores de Garage 54, que tienen un canal de YouTube y una cuenta de Instagram, cuentan a Russia Beyond cuáles han sido sus experimentos más locos.

1. 10 horas dando vueltas en círculos

En general todos los experimentos que aparecen aquí son una locura. En una ocasión que tenían diez horas libres las pasaron dando vueltas en círculos en un campo cubierto de nieve. El proyecto Garage 54 surgió en febrero de 2016, cuando Alexánder Lukiánov y Vladislav Baráshenkov, de Novosibirsk, hicieron un vídeo reparando un coche en un garaje. Para su sorpresa, tuvieron más de 200.000 visualizaciones. Entonces decidieron lanzar su propio canal. Ahora el equipo de Garage 54 (54 es el código de vehículo de Novosibirsk) cuenta con diez personas y tienen casi 2,5 millones de suscriptores.

2. ¿Qué pasa si pones Coca Cola en la batería del coche?

Para sus experimentos los blogueros suelen comprar en Internet vehículos de modelos Zhigulí y Oká, de fabricación rusa. Alexánder dice que pueden soportar cualquier cosa. Por ejemplo, ¿se pondrá en marcha un coche si, en lugar de ponerle electrolito a la batería, le echas algo... más fuerte? Bueno, un automóvil arranca bien con vodka pero el vino y la Coca-Cola no son de su agrado. Pero, después de todo, es un coche ruso... así que no es un gran problema.

3. Zaporózhets flotante

Los blogueros grabaron sus primeros vídeos en el garaje de Vladislav. En la actualidad están construyendo un edificio especial para rodar. Aunque para hacer algunas de las pruebas van al campo. ¿Qué te parece la siguiente idea de relajarse en la dacha? Tomemos un Zaporózhets, un típico vehículo soviético, y convirtámoslo en un bote a motor para ir a pescar carpas (o cualquier otra cosa). Suena demasiado fácil, ¿no?

4. Enterrar automóviles durante un año

Los blogueros decidieron averiguar qué le pasa a un coche si lo entierras durante un año y luego lo desentierras. Sacrificaron tres vehículos: un Zhigulí, un Audi y un Toyota. “Después quisimos llevarnos los coches para reciclarlos. Lavamos dos en el mismo lugar, cargamos el tercero en una grúa y luego pasamos años buscando un lavadero de autos que aceptara limpiarlo”, dice Alexánder. Al final encontraron uno.

5. Reparar un parachoques con fideos

¿Es posible arreglar el parachoques de un coche con fideos? La verdad que es posible. En el experimento se utilizaron dos marcas populares de fideos y un parachoques agrietado. No fue necesario echar especias.

6. Bombeando una rueda con Coca Cola

Suponga que tiene un neumático algo desinflado y no tiene una bomba a mano. Entonces todo lo que tienes que hacer es ir a la tienda más cercana y comprar algo de Coca Cola y así podrás continuar la marcha. ¿No te lo crees? Aquí está la prueba.

7. 2 km de cinta adhesiva en lugar de neumáticos

¿Se puede utilizar cinta adhesiva en lugar de neumáticos? Una sugerencia extraña, dirás, pero los mecánicos de Garaje 54 tienen la respuesta. Apenas 2 km de cinta adhesiva y ya puedes conducir seguro.

8. 2 coches soldados

¿Recuerdas la serie de animación CatDog? Pues esto es lo mismo aquí, pero usando el coche Lada Vosmiorka. Se cortaron por la mitad dos vehículos y luego se soldaron. El resultado es hermoso, pero la única pregunta es: ¿cómo se pondrán de acuerdo los conductores para ir en la misma dirección?

9. Troncos en lugar de ruedas

¿Para qué necesitas ruedas si tienes un par de robustos troncos? Esto fue lo que pensaron los mecánicos. Simplemente cortaron el tamaño adecuado con una motosierra. Es muy conveniente ya que no hay que preocuparse de los neumáticos de invierno.

10. Un Oká volador

Si realmente quieres, un Oká puede llegar a volar. Los blogueros lanzaron uno en un globo aerostático. Desgraciadamente el piloto tuvo que pagar por ello. “Resultó que cada globo aerostático tiene una placa de identificación y el piloto que accedió a elevar por los aires el Oká fue rápidamente localizado y terminó con alrededor de siete multas”, dice Alexánder.

Aquí te presentamos diez extravagantes coches de Rusia que ya puedes comprar

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies