¿Qué pasó con la Académico Lomonósov, la primera central nuclear flotante del mundo?

Irina Mótina/Global Look Press
En el puerto ártico de Múrmansk, en el noroeste de Rusia, la puesta en servicio de los dos reactores atómicos de la Académico Lomonósov, la primera central nuclear flotante del mundo, fue un éxito.

Los plazos para el lanzamiento de la primera central nuclear flotante del mundo, la Académico Lomonósov, se acercan. Botada la primavera pasada, debería ser remolcada el próximo otoño hasta a una ciudad de Chukotka (en el extremo noreste de Rusia).

Mientras tanto, las pruebas de control están en pleno apogeo. El 2 de noviembre de 2018 se llevó a cabo la puesta en marcha física de sus dos reactores, el primer paso en las complejas comprobaciones de la planta, necesarias antes de que pudiera ponerse en servicio a plena potencia. Sin embargo, según la agencia TASS, esta operación fue un éxito, ya que los resultados de los análisis posteriores no mostraron ninguna fuga de radiación fuera de los reactores.

“La verificación de la presencia de radionucleidos en el aire ha demostrado que no ha habido un aumento en su concentración”, afirmó Serguéi Zhávoronkin, secretario del consejo público encargado de las cuestiones de seguridad nuclear en la región de Múrmansk, citado por la agencia.

Cabe señalar que estas tareas se están llevando a cabo en las instalaciones de Atomflot, una filial de la Corporación Estatal de Energía Atómica Rosatom, con la ayuda de especialistas de los astilleros del Báltico (San Petersburgo).

Hay que recordar que esta central flotante está destinada a sustituir a la central nuclear de Bilíbino en Chukotka, la más septentrional del mundo, cuya primera unidad debería dejar de funcionar en 2019, para ser paralizada totalmente en 2021.

Equipado con dos reactores nucleares KLT-40S de 35 megavatios, la Académico Lomonósov fue diseñada para resistir tsunamis y otros desastres naturales.

La exportación de sus centrales nucleares flotantes al extranjero es también uno de los proyectos de Rosatom y, como informaron algunos medios, varios países, entre ellos Brasil, Indonesia y Chile, han expresado su interés en adquirirlas.

Además, como se informó en la web de energía Peretok, aludiendo a RIA Novosti, Rusia y Sudán han creado recientemente un plan de acción técnico-económico preliminar para la implementación de un proyecto de planta de energía nuclear flotante en el país africano.

Pincha aquí para leer más sobre la Académico Lomonósov.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies