¿Se convertirán en robots los demoledores “Terminators” rusos?

Mijaíl Voskresenski/Sputnik
Los ingenieros convierten el ‘Terminator-2’ en una torreta de control remoto y consideran la creación de la primera máquina automatizada fuertemente armada.

Los ingenieros rusos comenzaron a trabajar en las nuevas versiones del ‘Terminator-2’, la máquina de combate que presta apoyo a la infantería.

En los últimos años han levantado gran expectación y es una de las armas más avanzadas del Ejército ruso.

Se crearon como unidades de apoyo para los combates urbanos a corta distancia. Ya han probado sus cualidades en combates contra terroristas del Estado Islámico en Siria.

Cada ‘Terminator-2’ está equipado con cuatro lanzadores de misiles 9M120 ‘Ataka’, dos cañones autopropulsados 2A42  de 30 mm, dos lanzagranadas  AG-17D y una metralleta PKTM de 7,62 mm. Se trata de un sólido equipamiento para un vehículo blindado creado para acompañar a los tanques T-14 ‘Armata’.

La versión actual de esta máquina de batalla no cuenta con tantas armas como su predecesor, el ‘Terminator-1’. Solo puede derribar un objetivo al mismo tiempo, en vez de tres y ha perdido los lanzadores automáticos AGS-17. Sin embargo, es más barato.

En cualquier caso, los ingenieros comenzaron a experimentar con nuevas versiones del tanque y a integrar alguna tecnología inesperada en esta unidad.

Terminator-3

Los ingenieros de Uralvagonzavod, la fábrica creadora de los destacados Terminators rusos, experimentan con integrar tecnologías automatizadas en las unidades de apoyo.

“Por el momento, el Ministerio de Defensa ha ordenado un lote de Terminators con una tripulación de cinco hombres, en los que los soldados controlan todas las armas, la navegación y cualquier otro sistema de la máquina. Pero los constructores también cuentan con una version de la máquina para una tripulación de tres personas, en la que varias funciones están operadas por computadora, que incluso permite convertir el ‘Terminator-2’ en una torreta a control remoto en el campo de batalla”, declaró a Russia Beyond, Dmitri Safónov, ex analista militar del diario Izvestia.

Según él, el control remoto cubre a la artillería, lo que permite a la tripulación afianzar el vehículo al terreno, reducir la visibilidad ante fuerzas enemigas y convertirse en un “arma del apocalipsis con devastadores cañones de 30 mm y misiles ‘Ataka, mientras la tripulación se encuentra sentada en sus puestos y controlando por control remoto todas las acciones de las armas”.

Los ingenieros consideran incluso hacer que los Terminators sean robotizados completamente y ese es el objetivo para la década que viene, ya que no hay una gran presión por contar con estos sistemas en el campo de batalla. “Los sistemas completamente robotizados no son solo una cuestión tecnológica sino también jurídica. Se trabajará sobre estas cuestiones en los próximos años”, añade Safónov.

Los ingenieros también trabajan en la integración de sistemas de defensa aérea en otros modelos, ya que actualmente los Terminators son vulnerables ante helicópteros capaces de lanzar misiles desde distancias de hasta 5 km.

“Todas estas modificaciones y los nuevos modelos se presentarán al público en la próxima década. Por el momento veremos las novedades de los Terminators durante la próxima muestra Army 2018, que se celebrará en los suburbios de Moscú”, señala el experto. 

Aquí presentamos a las armas de artillería más potentes de Rusia.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies