Trimaranes de combate: un desarrollo prometedor para la Marina Rusa

La corbeta Rusich-1500.

La corbeta Rusich-1500.

TV Canal Zvezdá
Los trimaranes aparecieron por primera vez en la Unión Soviética. La invención fue patentada y sirvió como base para una serie de conceptos de creación de buques de guerra.

En 2015, un innovador trimarán, el 'Rusich-2400', fue presentado en la Exposición Naval de San Petersburgo. El buque no era más que un prototipo, pero sus desarrolladores se mostraron convencidos de que el trimarán tiene un futuro prometedor y que esta corbeta única sería útil no sólo para los militares, sino también para los servicios de emergencia, el petróleo, el gas y empresas medioambientales.

"Los americanos ya están construyendo barcos de guerra de este tipo, los ingleses los han estado construyendo, incluso los chinos los tienen en servicio. Aquí en Rusia, la cuestión del uso militar de los trimaranes está en fase de discusión... Nuestra empresa, Zelenodolsk Design Bureau sigue desarrollando versiones de trimaranes de combate, ya tenemos alrededor de 20 diseños preliminares”, comentó entonces a Zvezdá Stanislav Rudenko, diseñador jefe de buques multicasco y buques en JSC Zelenodolsk Design Bureau.

El Trimarán es un barco con tres cascos interconectados. Se caracteriza por un alto nivel de estabilidad y navegabilidad. Los buques monocasco son inferiores a los trimaranes en cuanto a navegabilidad, seguridad, habitabilidad y armamento. Los trimaranes aparecieron por primera vez en la Unión Soviética. La invención fue patentada y sirvió como base para una serie de conceptos de creación de buques de guerra.

Modelo prometedor

“La innovación del diseño de nuestro trimarán consiste en haber localizado los motores fuera del casco principal, en los 'flotadores' laterales, llamados 'outriggers', debido a su forma poco convencional. Tanto su forma, como su tamaño son fundamentalmente diferentes de los cascos laterales de los trimaranes tradicionales”, dijo Rudenko.

Las pruebas realizadas con varios modelos demostraron que, en comparación con los barcos de casco único, durante una tormenta de Fuerza 6, la amplitud del balanceo se reduce entre 5 y 6 veces, y la sobrecarga vertical entre 2,5 y 3 veces. Según el jefe del proyecto trimarán de combate, la habitabilidad de su barco entra en un nivel cualitativamente nuevo.

"La liberación del casco de los motores causa una reacción en cadena de importantes efectos positivos. Permite llevar a bordo del barco hasta dos veces más carga útil sin aumentar el tamaño del buque", dijo Rudenko.

Corbeta Rusich-1500

El más avanzado de las dos docenas de diseños preliminares de Zelenodolsk DB es la corbeta Rusich-1500. Este barco está diseñado para combatir a enemigos de superficie, submarinos y aeronaves en zonas costeras y oceánicas, estableciendo campos minados, operaciones de reconocimiento por radio, búsqueda y rescate.

El diseñador jefe de los proyectos de la oficina de diseño de Zelenodolsk, Alexéi Jaritónov, habló en su momento al canal Zvezdá sobre las armas y las ventajas de este trimarán de combate.

"En 2014 construimos y probamos un gran modelo autopropulsado de 3,7 toneladas de desplazamiento y 12 metros de longitud. Su rendimiento fue mucho mejor que el de los barcos monocasco convencionales. Si los resultados se proyectan en un barco a gran escala, seremos capaces de usar armas en una tormenta de Fuerza 6, convirtiendo este hecho en una característica única de nuestra corbeta".

La corbeta Rusich-2400 dispondría de dos muelles para helicópteros Ka-28 (Ka-31), armas de choque de tipo misil "Club", SAM de tipo "Redoute", cañones de artillería de 130 mm, potentes antisubmarinos, armas sónar y mines. El barco puede llevar cuatro UAVs.

Perspectivas del Trimarán

En 2011, los trimaranes fueron evaluados positivamente y reconocidos como buques de guerra prometedores para su uso como corbetas de patrulla acuática.

Sin embargo, tres años más tarde, el Mando de la Armada Rusa abandonó el concepto de las corbetas de patrulla en favor de los buques de patrulla; con menos armas pero con mayor autonomía y flexibilidad, incluyendo la capacidad de realizar singladuras de larga distancia.

Esta decisión determinó el destino del trimarán militar ruso. Sin embargo, las características del trimarán reclamadas por los diseñadores de Zelenodolsk y confirmadas por numerosas pruebas despiertan la esperanza de que algunos diseños nacionales innovadores se incluyan en las futuras actividades de investigación y desarrollo.

Si quieres saber qué armas sí recibirá Rusia en los próximos siete años, pincha aquí.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más