Las autoridades de San Petersburgo ofrecen 18.000 dólares por luchar contra los carámbanos

Alexéi Dánichev/Sputnik
El objetivo es crear un dispositivo que sirva para retirar los carámbanos potencialmente letales de los tejados.

La fundación de San Petersburgo, “Prodvizhenie” (“Avance”) ha anunciado el comienzo de un concurso entre científicos, empresarios e ingenieros menores de 35 años para crear un dispositivo con el que eliminar los carámbanos de los tejados de la ciudad.

“Prodvizhenie” está dispuesta a pagar un millón de rublos (unos 18.000 dólares) como premio por la invención, a quien sea capaz de crear la manera más ingeniosa de prevenir la congelación.

“El sistema actual de retirada de nieve y carámbanos está obsoleto pero todavía no se ha tomado ninguna acción decisiva al respecto”, comenta Andréi Zaikin, director de la fundación.

Los inviernos en San Petersburgo son especialmente duros debido a la cercanía del mar Báltico. Los carámbanos son habituales y abundantes, por lo que suponen un serio peligro tanto para la gente como para los inmuebles. Ha habido debates sobre este tema desde hace años. En 2010, Valentina Matvienko, entonces gobernadora de San Petersburgo, sugirió utilizar lásers contra los carámbanos, argumentando que cortarlos con hachas y palas era una “técnica de la edad de piedra”.

La gobernadora también sugirió que se utilizara vapor contra las legiones de pinchos letales de hielo. Aunque esta idea solo se implementó parcialmente cuando se utilizó aire caliente para quitar la nieve de los tejados para ayudar a que se congelase.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies