La policía rusa estará equipada con un “escudo de sonido” futurista

Evgueni Kurskov/TASS
La policía antidisturbios también ha adquirido un “RoboCop con ruedas”

La policía rusa estará equipada con una nueva arma para controlar la grandes aglomeraciones de personas. Se llama “Shiopot” (Susurro) y el Servicio Penitenciario Federal ya ha recibido los primeros cinco ejemplares de prueba.

Cada escudo cuesta alrededor de 25.000 dólares y crea “fluctuaciones de frecuencia infrabaja”, lo que se traduce en la creación de un campo acústico que puede calmar a un grupo de personas agresivas sin tener que dañar a nadie. Estos escudos no son ligeros, pesan 13,5 kg y solo los podrán llevar oficiales en plena forma. Funciona con un batería que dura 50 minutos y también protege al que lo usa como un escudo antidisturbios normal.

Escudo

A la gente situada a unos 10 metros se le aplicará una presión de 1200 decibelios, procedente de “Shiopot”. Imagina estar junto a un potente altavoz en un concierto de música.

Vehículos tipo “Robocop” para la policía

Vehículo

El pasado agosto las empresas rusas de armamento presentaron el “RoboCop sobre ruedas”, oficialmente conocido como “Escudo”. Hay que decir que da miedo, y se utilizará para dispersar aglomeraciones y protestas. Se trata del primer aparato de este tipo en las Fuerzas Interiores de Rusia, mientras que en EE UU y Europa ya se utilizan vehículos similares. “Escudo” cuenta con varias ventanas, desde las cuales los oficiales pueden controlar la situación y desde donde pueden disparar balas de goma, en caso de que sea necesario.

También se pueden colocar paneles en cada lado, que se abren como gigantescas alas, con cadenas que se añaden a la parte de abajo y protegen las piernas de los policías de cualquier objeto que les lancen.

Si la policía rusa te detiene, esto es lo que tienes que hacer.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.