Los vehículos rusos UAZ, “condenados a triunfar” en México

Automóvil 'Profi' de UAZ.

Automóvil 'Profi' de UAZ.

UAZ
El director de la empresa rusa, Andréi Doroféiev, se muestra optimista ante las perspectivas de la empresa automovilística en el país azteca.

Hasta finales de este año, la Fábrica de Automóviles de Ulíanov (UAZ) suministrará a México 48 vehículos de los modelos Hunter, Patriot y Profi. Además, la empresa informa de que en 2017 ya ha vendido 39 furgonetas Hunter al país norteamericano y de que tiene planeado suministrar 134 autos más en 2018.

Según información del portal RBC, el director de UAZ, Andréi Doroféiev, anunció estos planes  durante la conferencia bilateral titulada “Diálogo Comercio Industrial Rusia-México” que tuvo lugar en el país norteamericano el pasado 23 de octubre.

“México es un país de camionetas, las hay muchas aquí”, declaró Doroféiev citado por RBC y añadió que, en su opinión, “México es un país de vehículos UAZ”. “Sin duda, estamos condenados a triunfar aquí y en los próximos dos meses verán estos vehículos en las calles”, subrayó el director de la empresa rusa.

Automóvil 'Hunter'.

Además, según RBC, UAZ también tiene planeado llegar al mercado chileno el año que viene. Se informa de que la empresa rusa ya ha firmado un contrato de suministro con Santiago y ha enviado una partida de prueba de los los modelos Patriot, Pickup y Profi al país andido.

En junio de este año, la primera partida de vehículos UAZ ha llegado también a Ecuador, otro importante socio comercial de Rusia en América Latina. Según datos de RBC, la empresa rusa planea vender en Ecuador entre 300 y 500 automóviles al año.

Pero no son los únicos países de América Latina que han firmado contratos de suministro con la fábrica UAZ. También lo han hecho Bolivia, Haití, Nicaragua, Paraguay y Cuba.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más