El arma que tropas aerotransportadas rusas echan de menos pero les llegará en el 2020

El sistema 2S9 ‘Nona-S’.

El sistema 2S9 ‘Nona-S’.

Evgueni Biiátov/RIA Novosti
Las tropas aerotransportadas desempeñan uno de los papeles principales en los campos de batalla, realizando por ejemplo operaciones de sabotaje detrás de las líneas del enemigo. Y para seguir siendo una de las principales fuerzas de ataque de Rusia, los paracaidistas del país reclaman contar con un nuevo sistema de artillería autopropulsada.

En el presente, las fuerzas aerotransportadas de la Federación Rusa cuentan con dos sistemas de artillería autopropulsada de 120 mm y 125 mm que datan de la era soviética: el 2S9 Nona-S ​​y el 2S25 Spryt-SD.

"La nueva máquina, llamada ‘Lotus’, sustituirá al sistema de artillería Nona que se encuentra en servicio desde mediados de los 70 años. Estos sistemas de artillería ya están obsoletos y necesitan ser cambiados por otros nuevos", dijo a Rusia Beyond Vadim Kozulin, profesor de la Academia de Ciencias Militares.

La principal diferencia entre estos y otros tipos de cañones de artillería en servicio en Rusia (cada año las Fuerzas Terrestres obtienen numerosos tipos de cañones autopropulsados) es que las máquinas aerotransportadas pueden ser lanzadas desde el cielo y emplearse inmediatamente contra las fuerzas terroristas en el terreno de combate.

El sistema de artillería Lotus todavía está clasificado como "secreto" y será mostrado públicamente en un año o dos. Sin embargo, lo que se puede decir es que esta arma existe en dos calibres - 120 y 152 mm. Su poder de fuego y su campo de tiro le ofrecerán a las tropas aerotransportadas un arma "dos en uno": obús y un mortero. El Ministerio de Defensa informará del sistema elegido en un año.

"El modelo ‘Nona’ era ligero y fácil de transportar. Podía usar proyectiles de 120 mm incluso capturados al enemigo. Cuando te encuentras profundamente detrás de las líneas enemigas puede que no tengas a mano munición de tu patria", mencionó el experto.

Otra diferencia entre el ‘Nona’ y nuevo sistema Lotus es que el predecesor tenía un barril que sólo podía operar en una trayectoria vertical  delante de la máquina.

Según el profesor, los fabricantes quieren dotar al sistema de más movilidad y capacidades operativas.

"Cada uno de los proyectiles de ‘Nona’ deja cráteres de cinco metros de profundidad al impactar en tierra. Creo que la nueva cabeza de combate que se está desarrollando para Lotus tendrá un poder de fuego aún mayor", señaló.

Lea más