Los nuevos monstruos de batalla que Rusia y Bielorrusia han probado en Západ-2017

Las maniobras militares realizadas entre el 14 y el 20 de septiembre han mostrado las nuevas armas y vehículos diseñados para hacer frente a las amenazas. Echa un vistazo a estas máquinas de guerra.

Cerca de 700 vehículos ligeros y pesados, junto con 13.000 soldados, de Rusia y Bielorrusia han mostrado recientemente su capacidad en varios lugares de los dos países. Las maniobras muestran cómo ambos estados están equipados para luchar contra posibles amenazas terroristas.

A lo largo de estos días han probado nuevo material militar, alguno que nunca antes se había mostrado al público.

¿Qué es lo que Rusia y Bielorrusia han colocado sobre la mesa?

El lanzacohetes múltiple Polonez

Se trata de un nuevo sistema ruso-bielorruso que reemplazará a los lanzacohetes soviéticos Uragán de 200 mm y el Smerch 30 mm, que actualmente utiliza el Ejército de Bielorrusia.

El lanzacohetes múltiple Polonez.

El Polonez cuenta con dos unidades de lanzamiento con cohetes de 300 mm que pueden alcanzar objetivos a una distancia de hasta 200 km. Cada misil tiene un peso de unos 750 kg y, según el profesor de la Academia de Ciencias Militares, Vadim Kozulin, cuenta con tres ojivas diferentes.

“Se trata de sistemas de navegación GPS que tienen el doble de alcance que los misiles Smerch. Aunque se desconoce si estos cohetes tienen la gran capacidad de destrucción que tenían los del sistema anterior. Es posible que hayan perdido algo de capacidad de fuego en favor del aumento del rango del alcance”, explica el experto.

Se mostró al mundo por primera vez en 2015 y este año el público tiene la oportunidad de conocer lo devastador que puede llegar a ser.

BMPT ‘Terminator-2’

Uno de las inauguraciones más esperadas el año es la del ‘Terminator-2’. Diseñado para apoyar al tanque T-14 Armata ya asombró a los espectadores en la exposición Army-2017 celebrada a finales de agosto en la región de Moscú. Ahora ha mostrado su capacidad con los tanques T-72B3, T-80 y T-90.

BMPT ‘Terminator-2’.

El Terminator se ha diseñado especialmente para las batallas urbanas. Transporta cuatro lanzamisiles 9M120 Ataka, dos cañones automáticos de 30 mm 2A42, dos lanzagranadas Ag-17D y una metralleta de 7,62 mm PKTM.

Tal y como informó anteriormente Russia Beyond es una fuerza a tener en cuenta pero que puede tener sus desventajas. Aunque resulta más barata de producir, la versión modernizada del ‘Terminator-1’ tiene menos capacidad de fuego. Los productores han retirado el chasis del T-90 y las pesadas láminas de la armadura y las han cambiado por las del T-72. También se han retirado algunas de las armas, como por ejemplo, los lanzadores automáticos AGS-17.

“Dentro de pocos meses el Ministerio de Defensa anunciará cuántas unidades se harán para el Ejército. Será parte del nuevo programa militar para 2018-2025”, añade Kozulin.

Vehículo patrulla y de reconocimiento Caimán

Otros recién llegado al Ejército de Bielorrusia es el Caimán, vehículo blindado de reconocimiento. Es posible que no sea la máquina más temida aunque sí que merece la pena echarle un vistazo.

El vehículo blindado Caimán.

El vehículo se ha fabricado para operaciones de exploración y sabotaje, así como para misiones de patrullaje en áreas urbanas. Transporta seis hombres armados y tiene una autonomía de 1.000 km. Es capaz de superar obstáculos en el agua y “nadar” a 8 km/h.

También puede ir equipado con una metralleta pesada o con un lanzagranadas Easel. Según las pruebas militares su coraza blindada de quinta generación puede resistir impactos directos con munición de calibre de 7,62 mm.

Lea más