Singularidades de los rusos

Fuente: Shutterstock

Fuente: Shutterstock

RBTH ha seleccionado algunas de las normas del comportamiento ruso más curiosas que desconciertan a los extranjeros

El dinero

En la mayoría de los países el salario y el dinero son un tema tabú, incluso te pueden echar del trabajo por comentar las remuneraciones con el resto de compañeros, pero la forma que tienen los rusos de tratar este tema rompe con el tabú. En Rusia el dinero es objeto de acaloradas discusiones, y no solo entre amigos, sino también entre compañeros de trabajo, vecinos, e incluso con los desconocidos.

Algunos rusos supersticiosos creen que quejándose de su situación económica (sueldos bajos, vida cara), atraerán el dinero y la suerte.

Compañeros de trabajo: los mejores amigos

En Rusia los compañeros de trabajo tienen una relación especial. Los compañeros de trabajo son amigos, a veces los mejores amigos. En Rusia es costumbre llevar comida y bebida al trabajo para celebrar cualquier cosa: un cumpleaños, un ascenso, el día del santo, la reincorporación tras las vacaciones, etc. Normalmente se llevan caramelos o bombones, tartas, empanadas caseras, ensaladas, embutidos o productos más exóticos que se han traído de las vacaciones. Los compañeros de trabajo se invitan unos a otros a tomar en el té en casa, montan guateques en el trabajo, hacen escapadas a la montaña los días festivos y traban amistad con los familiares del resto de compañeros. “En Rusia es costumbre mostrar generosidad y nobleza”, dice Daniel Silva, que ha trabajado en Moscú durante varios años.

El aroma de las mujeres

A las mujeres rusas les gusta arreglarse. Suelen llevan faldas ajustadas y escotes pronunciados. También adoran el perfume, y lo usan en abundancia. A veces son aromas dulzones que perduran en el ascensor hasta una hora después de que la chica se haya bajado.

La oficina no es una excepción, por esto es frecuente que muchos extranjeros se quejen de esos olores tan intensos que les impiden concentrarse.

De los difuntos

En Rusia no es costumbre hablar mal de los difuntos, y muchos extranjeros se preguntan por qué. El caso es que el muerto ya no puede rectificar los actos que cometió en vida, mientras que el vivo siempre está a tiempo de arrepentirse.

Anna Yegórova, profesora de filología de la Universidad Estatal de Moscú, dice: “¡No somos nosotros quienes juzgamos a los muertos, su único juez es Dios!”

También hay mucha gente que teme una antigua superstición, según la cual los muertos pueden regresar para vengarse.

Guardar distancias

En la mayoría de países se suele guardar cierta distancia con los demás.

Es la llamada zona personal, que como mínimo ocupa el espacio de los brazos extendidos. En Rusia esta norma no existe. En hora punta, ya sea en el metro, el autobús o la calle, la gente suele arrimarse a los demás con todo el cuerpo. Hay muchos extranjeros que se quejan de que los rusos siempre se aproximan mucho a los demás, sobre todo cuando están haciendo cola. Pero el verdadero motivo de eso es de lo más banal: así nadie se puede colar.

Normalmente a los extranjeros les resulta muy difícil entender algunas de las costumbres rusas porque apenas hay información al respecto. A los rusos les encanta charlar con los demás, es como una terapia que sustituye al psicólogo. Mientras toman una taza de té o una copita de vodka, suelen pedir consejo y dar recomendaciones. RBTH aconseja a los extranjeros que no se corten y pregunten directamente a los rusos qué es o no es costumbre en Rusia.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies