El número de toxicómanos en Rusia se multiplica por 146 desde los tiempos de la URSS

Fuente: Reuters

Fuente: Reuters

El 26 de junio se celebra el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, establecido por la ONU en 1987. A pesar de que en los últimos años ha habido un descenso del consumo, los datos de Rusia son peores que los de países con una población similar.

La cantidad de toxicómanos creció 146 veces desde finales de los 1980, afirmó el director del Servicio Federal de control del Estupefacientes (FSKN, por sus siglas en ruso) Víctor Ivanov. “A finales de 1980 la cantidad de drogadictos era de 50.000 personas.

Se puede decir que no había drogadicción. Hoy día, según nuestras estimaciones, la cantidad de consumidores de drogas está descendiendo, eran 8 millones de personas, ahora son 7,3 millones”, cita RIA Novosti a Ivanov. Según él, la razón de tan explosivo crecimiento se debe a un débil régimen aduanero, ya que el 90% de las drogas llegan al país desde el extranjero.

“Durante los últimos cinco años la mortalidad entre los jóvenes en el grupo focal de 15 a 34 años ha disminuido casi 1,5 veces”, ha anunciado Ivanov en el consejo del FSKN en Moscú el año pasado. Al mismo tiempo, en palabras de Ivanov, cada año entran en programas de rehabilitación entre 20.000 y 25.000 drogodependientes.

En la URSS, resaltó Víctor Ivanov, la situación era completamente distinta: en las fronteras había un régimen estricto. “Se puede decir que hoy las fronteras están abiertas. Junto con los bienes que recibimos al abrirlas nos enfrentamos al problema de la drogadicción”, constató el director del Servicio Federal de control de Estupefacientes.

Según explicó, la tarea principal para luchar contra el narcotráfico consiste en el fortalecimiento de las fronteras rusas mediante un despligue de un moderno equipo de inspección y de sistemas de comunicación en los puntos de control.

Durante la misma reunión, el presidente Vladímir Putin destacó la tendencia descendente del consumo de drogas y el descenso de la mortalidad a causa de los estupefacientes. “A la edad de entre 15 y 34 años en el período entre el 2005 y el 2014 la mortalidad bajó al 30% en esta categoría”, agregó el presidente.

A pesar de estos datos, Ivanov explicó que en los últimos cinco años han muerto 350.000 jóvenes en el país a causa del consumo de drogas, lo que supone un 80% de casos de la mortalidad juvenil. El peor año fue 2005, cuando 140.000 personas perdieron la vida. El funcionario declaró que estos datos contrastan con Japón, país con una población similar, donde se registran 6.000 muertes anuales relacionadas con el consumo de drogas.

Lea más: Rusia y los países latinoamericanos colaboran en lucha contra el narcotráfico>>>

Artículo elaborado en base a material de Vzgliad y Kommersant.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.