Polémico matrimonio entre una joven menor de edad y un hombre casado

Ha tenido lugar en Chechenia con el beneplácito de Kadírov, aunque la poligamia está prohibida por la ley. Fuente: AP

Ha tenido lugar en Chechenia con el beneplácito de Kadírov, aunque la poligamia está prohibida por la ley. Fuente: AP

La boda entre un jefe de policía local de 47 años y una joven de 17, tuvo lugar el 16 de mayo en Chechenia. Contó con el beneplácito de Ramzán Kadírov, presidente de la república, y despertó las protestas de numerosos grupos defensores de los derechos humanos.

Desde finales de abril, el caso de la chechena de 17 años Jeda Goylabieva ha atraído la atención de los medios rusos. La joven ha sido forzada a casarse con un jefe de policía local de 47 años, Nazhud Guchigov.

El primero en informar acerca de la boda fue el periódico de oposición Nóvaya Gazeta, según el cual los padres "rechazaban categóricamente casar a su hija con un señor que era lo suficientemente mayor como para ser su abuelo", pero la familia había sido amenazada y les dijeron que en caso de que no aceptaran la boda iban a llevársela por la fuerza.

Nóvaya Gazeta se puso en contacto con el supuesto novio, que negó que tuviera la intención de casarse con Goylabieva y añadió que ya tenía una esposa. Sin embargo, poco después el presidente checheno Ramzán Kadírov confirmó que había una propuesta de boda y afirmó que los padres no se oponían a ello.

Finalmente, el casamiento tuvo lugar el sábado en Grozni, capital de la república, y Ramzán Kadírov incluso bailó con la novia.

"La diferencia de edad es de 30 años. Los padres de la novia aprueban la unión", escribió Kadírov en su cuenta de Instagram.

A causa de este escándalo el ministro de Información y Prensa de Chechenia casi pierde su puesto y ha sido acusado por los “errores” cometidos por la prensa local. "Todo el mundo está hablando sobre ello, todos los periódicos. ¿Por qué no estáis informando sobre ello?", dijo Kadírov indignado en un encuentro con representantes de los medios chechenos.

El debate sobre Goylabieva, supuestamente forzada a casarse con un hombre mucho mayor y se ha convertido en la segunda esposa siguiendo la sharía, ha llegado a todo el país.

Particularmente polémica fue la reacción inicial de Pável Astájov, defensor de los derechos de los niños, que rechazó interferir en el asunto. Sus portavoces declararon que habían recibido quejas por parte de los padres y miembros de la familia de la chica pero "nosotros no protegemos a las personas a la fuerza".

Varios parlamentarios rusos criticaron esta postura por pasiva y le recordaron que según la Constitución rusa, el Estado es el encargado de garantiza los derechos de las madres y los niños. Posteriormente, el propio Astájov declaró al Servicio Ruso de Noticias, que los matrimonios con menores son algo común en el Cáucaso y que la edad de consentimiento matrimonial la establecen las autoridades regionales. 

"En Chechenia la edad de consentimiento son 17 años, en Bashkiria, 14, y en la región de Moscú, 16. Hay regiones en las que no hay establecida una edad para el matrimonio", dijo.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, apuntó que era improbable que el Gobierno se entrometiese. "No nos dedicamos a las bodas", dijo Peskov a la agencia RIA Novosti.

"Las bodas entre chicas jóvenes procedentes de áreas rurales con hombres más mayores son una práctica muy extendida", declara Grigori Shvedov, editor de la web Kavkazky Uzel (Nudo Caucásico). Shvedov explicó a RBTH que es habitual que haya algún tipo de coerción, "aunque no haya amenazas de muerte ni físicas, se somete a las chicas a una gran presión psicológica". 

Dicho esto, no suele haber quejas por estos hechos y es eso "por lo que no se pide ayuda", añade Shvedov. "Otra razón es que no hay mecanismos de ayuda claros por parte del Estado", explica.

La cuestión de la diferencia de edad se ha contestado con numerosos ejemplos de parejas de famosos, que están en una situación parecida. Sin embargo, la poligamia ha despertado protestas generalizadas. Mijaíl Fedótov, director del Consejo de Derechos Humanos, se ha quejado a la Fiscalía, y la defensora del pueblo Ella Pamfílova ha puesto una reclamación ante los mandatarios chechenos. 

Según la ley la poligamia está prohibida en Rusia. Sin embargo, en algunas repúblicas de mayoría musulmana, no está tan claro. En concreto, bajo la sharía (ley islámica) un hombre puede tener hasta cuatro mujeres. Los imanes o los qadis (jueces según la ley islámica) ofician estos matrimonios "que no tienen fuerza legal y por lo tanto plantean relaciones legales", declaró Vladímir Boborvnikov, director de la sección de Cáucaso del Instituto de Estudios Orientales.

Kamilzhan Kalandarov, líder de la organización musulmana Al-Haq (Justicia), declaró a RBTH que la cuestión no es si hay o no conflicto entre la sharía y la legislación nacional. La oficina de registro de Chechenia nunca ha registrado el matrimonio de un hombre con varias mujeres, continúa.

"Conozco rusos que viven con su mujer y tienen varias amantes. Eso no implica que se vaya a abrir un proceso legal", señaló Kalandarov, que añadió que acercarse a las repúblicas musulmanas con los "estándares de Bruselas o Moscú es algo erróneo".

Lea más: Kadírov y los dilemas de Chechenia>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies