Oliver Stone rueda una película sobre Snowden

Oliver Stone. Fuente: Reuters

Oliver Stone. Fuente: Reuters

Anatoli Kucherena, el abogado ruso del exanalista de la CIA Edward Snowden, ha publicado un thriller detectivesco que se inspira en su protegido para el papel protagonista. Oliver Stone ya está dirigiendo una película basada en el libro. RBTH ha entrevistado al abogado para hablar del libro, Snowden y Hollywood.

Edward Snowden, antiguo analista de la NSA y de la CIA, hizo públicos en junio del 2013 a través de los periódicos The Guardian y The Washington Post, documentos clasificados como alto secreto sobre varios programas de vigilancia masiva de los EE UU. Reclamado por espionaje por su país natal llegó a Rusia el 1 de agosto de 2013. Tras pasar un tiempo alejado de los medios obtuvo asilo temporal y el permiso de residencia por un plazo de tres años, por lo que podrá vivir en Rusia hasta el 1 de agosto de 2017.

Es un hombre muy ocupado. Hemos estado un mes y medio tratando de entrevistarle. ¿De dónde ha sacado tiempo para escribir el libro?

Quería desahogarme después de toda la información que ha acumulado mi cabeza con el caso de Edward. A veces me encerraba en mi despacho para escribir durante un par de horas, pero al final me quedaba hasta las 3 o las 4 de la madrugada. Escribía inmediatamente después de lo que iba sucediendo; en noviembre de 2013 el libro ya estaba listo, pero acordé con Oliver Stone y Moritz Borman, el productor de la película, que el libro no saldría a la venta hasta que se iniciara el rodaje.

¿Snowden ya ha leído el libro?

Sí, le ha gustado. Paso mucho tiempo con él. Para mí era importante concebirlo como un producto de la democracia norteamericana, una persona que nació, creció y llevó allí su trayectoria vital y que, si temer a nadie, desafió a los poderosos servicios de inteligencia de EE UU.

Para mí se convirtió en un héroe, y creo que no soy el único. Se armó de valor y protestó contra el sistema; lo hizo únicamente por convicciones ideológicas e íntimas, y nunca actuó por dinero. Por eso tenía que escribir el libro.

¿Cómo está ahora su cliente?

No se queja, vive una vida plena, posee los mismos derechos y libertades que nosotros, en Rusia no tiene ningún problema. Ha obtenido el permiso de residencia. Su compañera viaja desde EE UU para visitarle, tienen una relación magnífica.

Por supuesto que echa de menos EE UU y sus familiares. Le gustaría volver,pero no puede porque no confía en recibir un juicio justo. Su caso atañe exclusivamente a la esfera política. Por parte del Departamento de Estado de EE UU y la clase política tan solo oímos comentarios denigrantes que atacan su honor y dignidad. En estas circunstancias, no hay garantías de un juicio honesto y humano. 

Hace poco la directora de comunicaciones del Departamento de Estado, Jen Psaki, en una entrevista para el canal Dozhd se lamentaba de las dificultades políticas que atraviesan las relaciones ruso-estadounidenses y se refirió al caso Snowden como uno de los principales obstáculos. Le pidió que regresara para comparecer en un juicio justo.

Eso es lo que ellos quieren, claro. Pero al ver la postura del Departamento de Estado y el presidente de EE UU, es evidente que no podemos esperar un juicio honesto. Incluso aunque el fiscal no pidiera la pena capital, las humillaciones que ha sufrido y sigue sufriendo en su patria por fuerza acabarán influyendo en el jurado.

Porque los miembros del jurado también leen los periódicos, ven la televisión y quieren saber cuál es la postura del Departamento de Estado y el presidente.

Usted ya ha viajado para ver el rodaje. ¿Qué le ha parecido?

¡Estoy entusiasmado con el trabajo del grupo! ¡La organización es increíble! En los estudios trabajan de 120 a 150 personas, y cada uno cumple su función punto por punto. Cuando se oye ¡acción!, se podría oír el vuelo de una mosca.

La labor del director es asombrosa, el trato que tiene con los actores y cómo dirige el proceso. A Oliver Stone nunca le he oído una palabra más alta que otra. Joseph Gordon Levitt interpreta a Snowden. Se parece mucho a él.

Ahora están rodando en Alemania. Tenían previsto rodar también en Moscú, pero aún no es definitivo. Creo que en abril o mayo ya habrán terminado, y después harán el montaje. La película debería estrenarse el 25 de diciembre.

Lea más: Oliver Stone quiere filmar un documental sobre Putin>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies