Cómo se desarrolla Crimea bajo las sanciones económicas

La mejora de la red de transporte y el abastecimiento energético son las prioridades para la península. Fuente: Ria Novosti / Yuriy Lashov

La mejora de la red de transporte y el abastecimiento energético son las prioridades para la península. Fuente: Ria Novosti / Yuriy Lashov

Tras la incorporación de Crimea al territorio de Rusia en marzo de 2014, la península cayó bajo un régimen de sanciones: en la región no funcionan Google, PayPal ni los sistemas de pago internacionales. Esto ha provocado el fracaso de los planes para la construcción en la península de un nuevo Silicon Valley. En esta situación, las autoridades rusas han apostado por la mejora de la red de transporte y energética en la región.

A finales de enero de 2014 el Gobierno ruso escogió mediante concurso a la empresa que se encargará de la construcción de un puente a través del estrecho de Kerch, informa el periódico Kommersant, y que unirá a la península con Rusia.

El nuevo puente asegurará la comunicación con la península evitando el paso por Ucrania: en la actualidad únicamente existe un transbordador. “Las posibilidades de transporte del transbordador son insuficientes no sólo para el crecimiento de la actividad de inversión y los ritmos de crecimiento del producto bruto regional, sino también para el funcionamiento normal de la economía de la península”, comenta el analista de Finam Antón Soroko.

El contratista para este proyecto es la compañía Stroigazmontazh del multimillonario Arkadi Rotenberg, que figura en la lista de sanciones de la Unión Europea y Estados Unidos. La compañía deberá construir este puente por un máximo de 228.300 millones de rublos (3.440 millones de dólares) antes de que termine 2018.

Según el director ejecutivo de Zip realty, Evgueni Skomorovski, de este modo las autoridades rusas intentan resolver los problemas del transporte de la península, que impiden su desarrollo. Sin embargo, el principal obstáculo para la integración de Crimea en Rusia son las sanciones de la UE y EE UU, comenta Skomorovski.

Según Román Andreyeschev, de la Academia Rusa de Economía Nacional y Administración Pública, en 2014 Crimea introdujo el rublo y cambió el funcionamiento del sistema financiero. “Las empresas crimeas reciben ayudas para el suministro de componentes y materias primas, así como para la venta de su producción terminada”, comenta. En particular, en 2014 se aprobó un programa para el desarrollo socioeconómico de la península en el que se apuesta principalmente por la energía, el suministro de agua y la seguridad alimentaria de la región. “Desde el verano de 2014 las unidades de ingeniería militar rusas se dedican a la búsqueda de fuentes de agua subterráneas en Crimea y a la instalación de acueductos provisionales”, comenta Andreyeschev.

En el marco de este programa se planea resolver los problemas energéticos de la península: antes Crimea obtenía los recursos energéticos principalmente de Ucrania. A lo largo de 2015 en Crimea comenzarán a funcionar dos centrales solares con una potencia total de 70 MWt. Además, se construirán dos nuevas centrales térmicas en la capital de la península, Simferópol, y en la importante ciudad de Sebastopol. La financiación de estos proyectos se llevará a cabo a través del principal banco de la región, el Banco Nacional Comercial Ruso, que también ha sido víctima de las sanciones.

Los principales obstáculos

El principal obstáculo para el desarrollo de la península, según los expertos, son precisamente las sanciones occidentales. “Los barcos internacionales tienen prohibida la entrada a los puertos de Crimea, las compañías internacionales no pueden tener relaciones comerciales y económicas con las empresas crimeas ni participar en proyectos de infraestructura, transporte, telecomunicaciones o energía en la península”, - comenta Andreyeschev. Además, desde el 1 de febrero, a las compañías estadounidenses les está prohibido suministrar a Crimea ningún producto, servicio o tecnología. Como resultado de ello, en la región no funcionan App Store, PayPal, los pagos con tarjetas de Visa y MasterCard ni el sitio online de subastas eBay. Por su parte, Google ha bloqueado el acceso de los habitantes locales a algunos de sus servicios, como Google Apps, Google AdSense, Google Play y Google Analytics.

Las sanciones occidentales ya han afectado a los planes de las autoridades rusas para el desarrollo de la península. En particular, en verano de 2014 el gobierno ruso prometía construir en Sebastopol un parque tecnológico en el marco del programa para la “Creación en la Federación Rusa de parques tecnológicos en el ámbito de las altas tecnologías”. Sin embargo, debido al bloqueo tecnológico de la península, este programa se canceló. “La llegada de nuevas fuentes de inversión al territorio de Crimea se ve obstaculizada mientras la UE y Estados Unidos no reconozcan su anexión a Rusia y sigan imponiendo duras sanciones contra todas las compañías que se propongan operar en este territorio”, - comenta Antón Soroko.

Lea más: ¿Cuál es el coste de Crimea para Rusia?>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies