Los rusos optan por el turismo interno

Tras la caída del rublo los viajes al extranjero se han encarecido y muchos deciden quedarse en Rusia. Surgen problemas por la falta de infraestructura. Fuente: PhotoXpress

Tras la caída del rublo los viajes al extranjero se han encarecido y muchos deciden quedarse en Rusia. Surgen problemas por la falta de infraestructura. Fuente: PhotoXpress

Tras la caída del rublo respecto al euro y el dólar, los rusos optan por el turismo interno. Según diferentes estimaciones, ha aumentado en un 30%-40%.

Las pistas de Elbrus son una de los pocas estaciones de esquí que hay en Rusia. Durante los días festivos de enero atrajo a una cantidad insólita de turistas. Rentar alguna vivienda en buenas condiciones a un precio adecuado resultaba imposible incluso un par de meses antes de las vacaciones de enero, los restaurantes estaban llenos, el servicio era muy lento y las colas en los remontes eran largas.

Desde los vendedores hasta los empleados de alquiler del equipo deportivo repetían lo mismo: “Nunca ha venido tanta gente”. Un empleado de los alquileres explicaba que tenía un 20% más de visitantes y que ya no tenía más botas. “Vivo a cuenta de los turistas que vienen a esquiar. Si supiera que estaría así, me prepararía mejor y ganaría más”, contó.

Una empleada de una cafetería se disculpa porque les faltaban platos. “Hay tanta gente que no nos da tiempo para traer productos. Los que se pidieron con antelación ya se agotaron”, cuenta. Entrega una hoja a los clientes y pide que apunten el encargo porque tiene que ir corriendo a la cocina.

En la recepción de un hotel de dos estrellas hay un letrero con faltas de ortografía que dice que está completo. El administrador dice que los habitantes de la región no han hecho reservas, ya que están acostumbrados a venir sin avisar y que este año se quedaron sin alojamiento.

Por otro lado, en San Petersburgo hay una amplia oferta de alojamiento y restaurantes. Los productos llegan a tiempo y saben trabajar con rapidez, pero el problema son las largas filas para entrar en los museos, sobre todo con las bajas temperaturas. “Un día en internet fue publicada una lista de museos que no tenían colas de entrada.

Solamente logramos entrar en uno, ya  que se llenó de amantes del arte” , dice Flora. “Visito San Petersburgo más a menudo en vacaciones de primavera, cuando el clima es mejor, pero nunca he experimentado tanto revuelo”.

Publicidad e infraestructura 

Según la representante oficial de Rosturism, Irina Schegolkova, el turismo interno durante la pasadas vacaciones de enero creció entre un 30-40%. “Se ha vuelto caro pasar las vacaciones en el extranjero. Alrededor de la mitad de las personas que iban a salir del país, se quedó. Se fueron solamente los que habían pagado sus viajes con antelación”, explica.

La funcionaria confirma que nadie esperaba este aumento y el servicio no estaba preparado. “La gente no esperaba recibir tantos huéspedes. Pero creo que como ha aparecido la demanda, la oferta también lo hará”, dice. “El  principal problema es la falta de infraestructura. Las ciudades grandes casi no tienen estos problemas, pero las pequeñas sí”.

Schegolkova aclaró que se están llevando a cabo trabajos para mejorar la infraestructura en más de 17 regiones y que a pesar de los recortes de este año, la realización de los proyectos seguirá en pie.

Schegolkova también resaltó que se asignan pocos recursos a la publicidad del turismo. Algo necesario para atraer a turistas extranjeros, que no asumen que la situación económica en el país les permitirá pasar unas vacaciones más baratas en Rusia, dice la directora ejecutiva de la asociación de operadores turísticos Maya Lomidze. “El turismo de entrada ha descendido un 40%”.

Lomidze explicó que debido a las noticias negativas de Rusia el volumen de turistas europeos y estadounidenses ha descendido significativamente. Antes suponían cerca del 40% y en la actualidad se ha reducido de manera muy significativa. Mientras que hay un aumento de los turistas procedentes de China, pero esto no consigue cambiar la situación general. “Ahora hay que atraer el negocio, demostrar lo que tenemos, traer periodistas y representantes de empresas turísticas”, resumió la experta.

Lea más: Los siete destinos turísticos más insólitos de Rusia>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies