Las ONG rusas se quedan sin ventajas fiscales

"Comida para los sintecho". Fuente: PhotoXpress

"Comida para los sintecho". Fuente: PhotoXpress

Las organizaciones no gubernamentales (ONG) no recibirán ventajas ni privilegios fiscales. Vladímir Putin ha dado a entender a los defensores de los derechos humanos y a los voluntarios que el Estado adoptará un enfoque muy selectivo para otorgar las preferencias. Además, el presidente ha declarado en numerosas ocasiones que las ONG no deberían participar en los juegos políticos.

Las organizaciones sin ánimo de lucro por ahora no recibirán ayudas en forma de preferencias fiscales y otras ventajas. Vladímir Putin así lo declaró en el foro ruso “Estado y Sociedad Civil”. Antes de la intervención del presidente, de manera extraoficial se aseguraba que la cuestión de las ventajas estaba cerrada.

Los representantes de las ONG contaban con apoyo en materia de infraestructuras y en la reducción del precio del alquiler de sus instalaciones, así como la exención de una gran cantidad de impuestos. Sin embargo, les esperaba una gran decepción. El presidente atribuyó su decisión a la necesidad de estudiar mejor esta cuestión para no permitir situaciones en las que de estas ventajas puedan beneficiarse las organizaciones que se hacen pasar por ONG. Según Putin, las ONG deberían “poder demostrar los resultados de su actividad”. Además, se ha decidido crear un registro único de ONG. Se espera que este registro sea jurisdicción del Ministerio de Justicia.

La reducción de la carga fiscal la perseguían, en primer lugar, las ONG de carácter social. En Rusia, las ONG que llevan a cabo una actividad política son percibidas con ciertas reservas. Desde 2012 en el país rige una ley sobre agentes extranjeros: un listado al que tienen que apuntarse las organizaciones que desempeñan una actividad política y reciben financiación desde el extranjero. Si se niegan a inscribirse, la fiscalía  abre una investigación. Desde la puesta en marcha de la ley numerosas organizaciones se quejaron porque consideraban ambigua la definición de actividad política.

No obstante, no habrá un boicot a todas las ONG políticas. El presidente ha manifestado una vez más la postura del Estado respecto a la actividad de este tipo de organizaciones: en el futuro podrán contar con la ayuda estatal, aunque únicamente en el caso de que su actividad esté dirigida a cumplir “tareas a escala nacional”. Putin ha aclarado que esto significa que las ONG no deben dedicarse a resolver problemas estrictamente relacionados con los partidos políticos ni participar en la lucha entre el gobierno y la oposición.

En varias entrevistas para RBTH, algunos representantes de ONG declaran que el rechazo del presidente a concederles las ventajas fiscales no influirá prácticamente en su situación financiera, ya que “ni siquiera así resolveríamos nuestras dificultades económicas”, según comenta la presidenta de la organización de defensa de los derechos humanos Madres de los soldados de San Petersburgo, Ella Poliakova.

“A nosotros nos destinan dinero para proyectos concretos. Tenemos un proyecto subvencionado por el presidente, pero el plazo finalizará pronto y seguimos pensando adónde dirigirnos para recibir más ayudas”, continúa la activista. Según Ella, la organización estaba desarrollando un buen proyecto social para ayudar a los soldados discapacitados y sus familias, “pero nos lo han cerrado, y únicamente porque fuimos incluidos en el registro de agentes extranjeros”.

Lo que la ONG necesita realmente, según opina Ella Poliakova, son unas instalaciones gratuitas en las que la organización pueda trabajar, o al menos ventajas en el pago del alquiler. “No veo necesidad en ningún otro tipo de ayuda fiscal”, comenta.

El registro dividirá a las ONG

Además de las ventajas fiscales, las ONG tendrán un registro único. El secretario de la Cámara Pública de la Federación Rusa (que organizaba el foro), Alexander Brechalov, indica que el registro es necesario para mejorar el sistema de valoración y responsabilidad de las ONG. Esto permitirá al gobierno formar un sistema diferencial de preferencias para las ONG dependiendo de su actividad y sus funciones. Por lo tanto, se distinguirá a las ONG de carácter social y a las de carácter político.

Ella Pamfílova, plenipotenciaria en derechos humanos de la Federación de Rusia, declaraba a RBTH que ella apoya la idea de la creación del registro, ya que ayudará a entender cuántas ONG existen en total en el país, cuáles de ellas son ONG realmente y a qué se dedican.

Yana Lantrátova, presidenta del consejo de coordinación de la Unión de Voluntarios de Rusia y miembro del consejo presidencial para el desarrollo de la sociedad civil y los derechos humanos, opina que el registro ayudará a todo aquel que desee ser voluntario a saber cuántas organizaciones existen en este ámbito y poder tomar una buena decisión.

Lea más: Más de 230 espías han sido identificados en Rusia este año, según Putin>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies