Aventuras y problemas de David Duchovny para rodar un anuncio publicitario en Rusia

El vídeo de un spot de cerveza apareció hace varias semanas y tuvo un gran éxito. Fuente: servicio de prensa

El vídeo de un spot de cerveza apareció hace varias semanas y tuvo un gran éxito. Fuente: servicio de prensa

Hace un par de semanas apareció en internet un spot publicitario de la marca de cerveza rusa Sibírskaya Korona, que enseguida cosechó ocho millones de visitas. El protagonista del anuncio no es otro que el actor de fama internacional David Duchovny, agente Mulder en Expediente X, entre cuyos ancestros hay ciudadanos del Imperio ruso y enseña a sus “compatriotas” a enorgullecerse de su país. RBTH os cuenta cómo se adaptó el norteamericano a este papel de patriota ruso.

“No entendió” la bania rusa

El aclamado spot se rodó en sólo tres días, cuentan a RBTH los representantes de la agencia de producción Fresh, que se encargó del rodaje. El guion definitivo se completó tres días antes del inicio del rodaje. Resulta que el actor, tras familiarizarse con el guion, quiso que se introdujeran algunos cambios. Por ejemplo, se negó a tomar un baño de vapor en una bania (sauna) rusa.

“Imagínense una trama en que un hombre desnudo toma un baño en una bania. Creo que David no entendió en absoluto de qué iba aquello y por qué la gente practica esta tradición. En general, hay pocos extranjeros que puedan entender como es debido en qué consiste la bania rusa”, dice sin reprimir un suspiro Mishel Sheniara, el productor del spot.

Los Juegos Olímpicos de Sochi en una pesadilla nocturna

Tampoco se pudieron filmar otras escenas, pero esta vez a causa de algunas sutilezas jurídicas. Por ejemplo, los creadores del anuncio en un primer momento querían que aparecieran los símbolos olímpicos en el spot. Los creadores se hicieron la siguiente pregunta: “¿De qué puede estar orgulloso en la actualidad alguien que viva en Rusia?”.

No pudieron responder “de Sochi 2014” debido a la prohibición de emplear en publicidad símbolos de los Juegos Olímpicos. Entonces a los creadores del vídeo se les ocurrió lo siguiente: ¿y si en el spot simulamos que en la ceremonia de inauguración de las Olimpiadas no se encendió uno de los cinco anillos del emblema olímpico por un defecto técnico, pues si sólo hay cuatro anillos ya no se puede considerar el logotipo oficial?

La escena era la siguiente: David, en mitad de la noche, se despierta preso del horror porque sueña que no se ha encendido el quinto anillo. Pero los juristas volvieron a “tumbar” la escena: aun utilizando ese ardid, está rigurosamente prohibido emplear los motivos olímpicos con fines publicitarios.

¿Se animó Duchovny a degustar la cerveza rusa?

A los creadores del anuncio se les presentaron otras dificultades. Por ejemplo, tuvieron que emplearse a fondo para obtener la autorización que les permitiera rodar en los rascacielos del Centro Internacional de Negocios de Moscú,  ya que esta obra arquitectónica tiene derechos de autor.

Además, en Rusia está en vigor una ley que prohíbe el uso de la simbología estatal con objetivos comerciales. Por eso, en la escena del rompehielos vemos en las manos de David una bandera ficticia con la imagen del mapa de Rusia. También en las escenas de los jugadores de hockey y en la que aparece la escafandra del cosmonauta tuvieron que eliminar toda la simbología.

Les llevó mucho tiempo conseguir el permiso para utilizar la canción de la banda rock rusa 'Mashina vrémeni' [La máquina del tiempo] que suena en el vídeo. “Cuando oían la palabra ‘cerveza’ nos cerraban las puertas en las narices. Los teatros no querían colaborar con nosotros por la misma razón”, dice el productor del vídeo. Según él, incluso el propio David se negó a probar la cerveza Sibírskaia Korona. Sin embargo, en el tiempo que les dejaba libre el rodaje pudo visitar los clubes y los restaurantes de Moscú.

 

Duchovny cantando una canción del grupo ruso Mashina Vrémeni. Fuente: servicio de prensa

Un perro olfateó las raíces rusas de Duchovny

En una ocasión durante el rodaje de este anuncio grabado en tiempo récord, David se vio rodeado en la calle por una multitud de fans. “David no podía negarse a saludarlos, pero a mí me sacaba de quicio”, dice el productor, que por cada minuto extra de trabajo de la estrella mundial tuvo que pagar una suma de dinero enorme.

No obstante, como cuenta Mishel, uno de los días del rodaje David no tuvo reparos en conceder al grupo de filmación dos horas más de trabajo que el estipulado por contrato. Ocurrió cuando el equipo salió a las afueras de Moscú para filmar a Duchovny en medio de la naturaleza. Allí, el actor norteamericano se vio involucrado en una anécdota muy divertida.

Cuando Duchovny estaba segando el campo, al grupo de filmación se añadieron repentinamente unos actores 'espontáneos'. “Hay algunas tomas que no se han incluido en el vídeo final, como cuando durante el rodaje oímos ruido: ¿qué pasa? Por sorpresa apareció un rebaño de vacas que se puso a correr muy cerca de David. Pero él no se inmutó y empezó a gritarnos. 'Keep rolling, keep rolling!'. Pero lo más curioso fue cuando el perro que guiaba el rebaño se separó de él y se acercó a David, que le dio la mano, y el animal la olfateó al tiempo que le dirigía una mirada humana, como si reconociera a alguien que le fuera familiar, y luego alejó a las vacas de donde estaba el actor”, recuerda Mishel Sheniara.

Dificultades con el idioma

La mayor dificultad cuando se trata de metamorfosear a un norteamericano en ruso es la lengua. Según los creadores del spot, a David le llevó mucho tiempo pronunciar las palabras de la poesía y de la canción que se oyen en el vídeo. Para que a David le resultara más fácil, ante él siempre había una tablilla con la letra rusa transliterada al alfabeto latino.

Sin embargo, el actor no se quedó satisfecho con la pronunciación y prometió a todo el grupo de filmación que aprendería a hablar como un ruso. Al llegar a su casa, en Nueva York, Duchovny cumplió la promesa y volvió a grabar su voz. Ahora en el vídeo se oye la variante mejorada en la que Duchovny confiesa su amor por el bosque, los riachuelos y el cielo azul de Rusia, aunque con su particular acento norteamericano.

Hace unos días en YouTube apareció un video publicitario en el que el actor estadounidense David Duchovny habla de su amor por Rusia. El video obtuvo más de un millón y medio de reproducciones en muy poco tiempo y provocó una larga cola de discusiones. RBTH explica cuáles son los símbolos nacionales que aparecen en el vídeo. Lea más aquí>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.