Una niña de tres años sobrevive 11 días en el bosque gracias a su perro

El suceso tuvo lugar en un pueblo de Siberia situado en la república de Sajá. Fuente: servicio de prensa

El suceso tuvo lugar en un pueblo de Siberia situado en la república de Sajá. Fuente: servicio de prensa

Una niña de tres años logró sobrevivir sola en las tierras salvajes de Rusia durante 11 días, recolectando bayas y bebiendo agua de un río, gracias a los heroicos esfuerzos realizados por el perro de la familia.

La pequeña Karina Chikitova desapareció el 29 de julio de su casa en el pueblo de Olom, en la República de Sajá. Se cree que la pequeña se aventuró dentro del bosque buscando a su padre, que no era consciente de que su hija lo seguía, según informa The Siberian Times.

Pasaron cuatro días antes de que la madre de la pequeña pudiese contactar con su marido; en ese momento, descubrió con desesperación que su hija no estaba con él.

Afortunadamente, el leal perrito de Karina caminó junto a ella por el bosque y pronto se convertiría en su salvador.

La pequeña durmió cada noche entre las altas hierbas de la taiga, dificultando enormemente la labor de los helicópteros que trataban de localizarla. Aunque las temperaturas en el área descendían hasta los 6 grados, los rescatadores creen que Karina pudo mantener el calor por las noches acurrucándose con su mascota.

La niña se alimentaba durante el día con bayas silvestres y bebía agua del río, según informa The Siberian Times.

Unas 100 personas participaron en las labores de búsqueda de Karina, aunque casi se perdió completamente la esperanza cuando el cachorro salió solo de los bosques unos diez días más tarde.

“En ese momento se nos encogió el corazón, porque pensábamos que con su perro, Karina tenía por lo menos alguna posibilidad de sobrevivir”, recuerda Afanasi Nikolayev, portavoz del Servicio de Rescate de la República de Saja, según informa The Siberian Times.

Sin embargo, con ayuda de la mascota, los efectivos del servicio de rescate lograron seguir su rastro de vuelta en el bosque, lo que los llevó hasta Chikitova.

La pequeña fue encontrada descalza y, milagrosamente, solo había sufrido picaduras de mosquito y pequeños arañazos durante esta terrible prueba.

Lea más: Siberia, las otras caras del mito>>>

 

Publicado originalmente en inglés en The Moscow Times. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.