Polémica en Moscú por el matrimonio entre dos mujeres

Una de ellas es transexual y mantiene su pasaporte como hombre. La boda pone en evidencia los vacíos de la legislación. Fuente: archivo personal

Una de ellas es transexual y mantiene su pasaporte como hombre. La boda pone en evidencia los vacíos de la legislación. Fuente: archivo personal

Una de ellas es transexual y según su pasaporte es un hombre. Este hecho ha ayudado a la pareja a esquivar la prohibición de los matrimonios del mismo sexo que existe en la legislación rusa.

En junio de 2013, la Duma aprobó la polémica ley sobre “propaganda de relaciones sexuales no convencionales”. Con el objetivo de proteger a los menores, la ley prohíbe la celebración de actos públicos del colectivo LGBT, así como la distribución de información entre menores sobre lesbianas, gais, bisexuales y transexuales, que se penalizarían con sanciones económicas. Numerosos colectivos se han quejado por la ambigüedad del término “propaganda”. El matrimonio y la adopción por parte de homosexuales están prohibidos.

 

El 19 de agosto en Moscú se registró un matrimonio poco usual para Rusia: a la ceremonia oficial llegaron dos chicas con traje de novia. Decidieron registrar su relación a pesar de que los matrimonios del mismo sexo están prohibidos por ley. 

Los funcionarios no pudieron negárselo ya que una de las novias es transexual y una conocida bloguera dentro de la comunidad LGBT rusa, que firma como Alina Davis. En su pasaporte aparece como un hombre: Dmitri Kózhujov. 

Infografía:  ¿Son homófobos los rusos?

Según relata Alina, los funcionarios del Registro Civil amenazaron a la pareja con no permitirles cruzar el umbral si ambas venían con traje de novia. "No nos dio ningún miedo ir al Registro Civil aunque nos amenazaron", contó.

"En mayo presentamos la solicitud y todo fue normal". Durante la ceremonia la directora del Registro Civil estaba alterada y dijo que le sorprendía que un hombre pudiera quererse convertir en mujer. Sin embargo, según relata la pareja, las cosas no pasaron de una reprimenda verbal.

La boda ha desatado una encendida discusión en internet. "En Rusia es complicado realizar de forma oficial el proceso de cambio de sexo, hay que pasar por un tribunal, por lo que casos como este con documentos son una excepción", considera el defensor de los LGBT Vitus Media. - Alina y su mujer decidieron aprovecharse de esta circunstancia y evidenciar así  los agujeros en la legislación rusa".

Lea más: La ley contra la propaganda homosexual calienta los ánimos>>>

 

Nota publicada originalmente en ruso en Metro News.