La importancia de la familia en la sociedad rusa

Se trata de la principal institución social más  para la mayoría de la población. El Estado acaba de presentar un plan basado en una concepción tradicional. Fuente: ITAR-TASS

Se trata de la principal institución social más para la mayoría de la población. El Estado acaba de presentar un plan basado en una concepción tradicional. Fuente: ITAR-TASS

A principios de julio el Gobierno de Rusia presentó su “Plan Estatal para la Política Familiar hasta 2025”. La crisis de la familia rusa de finales de los años 90 y principios de la década del 2000 ha llevado al país a una baja natalidad y a una menor estabilidad en los matrimonios y en los vínculos familiares, según se desprende del documento. La nueva política estatal está destinada a tratar este problema.

A primera vista, los ciudadanos y los políticos rusos coinciden en su concepción del papel y del sentido de la familia. El plan presentado por el gobierno describe los valores tradicionales de la familia tal y como los entiende el Estado: los cónyuges contraen matrimonio “con el objetivo de engendrar y criar hijos de forma conjunta” y esta unión debe basarse “en el cuidado y el respeto mutuo, por parte de los hijos y de los progenitores”.

Una encuesta sociológica realizada por el Centro Ruso de Estudio de la Opinión Pública (VTsIOM) en marzo de 2012 mostraba que el principal objetivo vital de los rusos es crear una familia feliz y educar bien a sus hijos. Un 93% de los ciudadanos encuestados se propone esta tarea en su vida.

Una investigación del grupo Zircon realizada en julio y agosto de 2013 también reveló que para casi la mitad de los rusos (un 43%), la familia ideal consiste en un matrimonio para toda la vida, en una familia formada por padre, madre e hijo en la que reina el amor, la comprensión mutua y el respeto a los mayores. Sin embargo, la realidad dista bastante del ideal: únicamente un 11% de los encuestados durante esa misma encuesta considera que su familia cumple con estos parámetros.

Nuevos valores familiares

En teoría, la gente está de acuerdo con la política familiar del Estado, aunque en realidad esta política no influye en ellos de ningún modo, asegura Leonti Byzov, sociólogo y director de la sección de análisis del VTsIOM. “En la realidad los rusos hacen todo lo que de palabra suelen condenar duramente: se divorcian, engañan a sus maridos y mujeres y tienen relaciones homosexuales”, comenta el sociólogo.

Los valores familiares de los jóvenes rusos comenzaron a cambiar drásticamente a principios de los años 90, comenta Tatiana Gurko, doctora en ciencias sociológicas y directora del sector de sociología de la familia del Instituto Sociológico de la Academia Rusa de Ciencias, en una entrevista para el periódico Gazeta.ru.

En Estados Unidos y en Europa, por ejemplo, estos mismos procesos se dieron 30 años antes, en los años 60.

“Los valores familiares de la juventud durante la última década ya no contemplan obligatoriamente el matrimonio para toda la vida. Las nuevas generaciones, incluidas las que ya tienen hijos, contraen segundas nupcias, tienen hijos sin estar casadas,  conviven fuera del matrimonio e incluso son infieles a sus parejas”, comenta Tatiana Gurko. Según la experta, la juventud rusa actual no cree que cada mujer deba ser madre y se muestra más partidaria de las relaciones en igualdad de derechos.

Las diferencias entre las grandes y pequeñas ciudades

En Rusia se dan muchos matrimonios, muchos divorcios y muchos casos de segundas nupcias, a diferencia de los países europeos, en los que se dan muy pocos matrimonios o divorcios, y de los países musulmanes, donde se dan muchos matrimonios y pocos divorcios.

Sin embargo, durante los últimos años entre los rusos de 18 a 24 años de edad se está comenzando a registrar la mitad de matrimonios que antes, comenta Tatiana Gurko a Gazeta.ru. Según Gurko, en 1980 en Rusia un 62% de los ciudadanos varones y un 68% de las mujeres de esta franja de edad contrajeron matrimonio, frente a un 29% y un 44% en 2011, correspondientemente. En la actualidad, la mayor parte de los matrimonios se registran entre jóvenes de edades comprendidas entre los 25 y los 34 años.

Tatiana Gurko señala que estos cambios de valores se han producido ante todo en la percepción de los habitantes de las mayores ciudades de Rusia, donde las generaciones más jóvenes se suelen casar con frecuencia pero no suelen tener tantos hijos.

Por su parte, en las regiones de Rusia y en las ciudades menos pobladas, el matrimonio y los hijos siguen siendo bastante populares entre los ciudadanos jóvenes con un nivel de vida más bajo. La natalidad fuera del matrimonio en Rusia tiene un carácter étnico: los índices más elevados, según el censo de la población de 2010, se encuentran en las regiones más aisladas de Siberia y más allá de los Urales, donde viven más ciudadanos pertenecientes a pequeñas etnias de Rusia, como por ejemplo en la República de Tuvá (un 68%) y en el Distrito Autónomo de los Koriak (un 56%).

En el texto se ha utilizado material de Gazeta.ru.

  

2006

2013

Número de divorcios por cada 1.000 matrimonios

576

545

Proporción de niños nacidos fuera del matrimonio

29%

23%

Número de abortos al año

1,48 millones

881.370

Estadísticas del Ministerio de Trabajo de Rusia

Lea más: Por qué las mujeres rusas suelen rechazar el feminismo>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.