Críticas a la seguridad en el metro de Moscú tras el accidente

Ciudadanos aseguran que se habían quejado de los fallos en la línea. Murieron 22 personas. Fuente: ITAR-TASS

Ciudadanos aseguran que se habían quejado de los fallos en la línea. Murieron 22 personas. Fuente: ITAR-TASS

Según información preliminar del Ministerio de Emergencias de Moscú, el número de fallecidos por el descarrilamiento de los vagones del metro de la capital rusa se ha incrementado a 22 personas. El accidente tuvo lugar en hora punta de la mañana del 15 de julio, cuando cientos de miles de moscovitas se dirigían a sus lugares de trabajo. Los expertos y los ciudadanos se han quejado repetidamente de los fallos en el metro de la capital y denuncian el drástico crecimiento del número de accidentes en los últimos años. Por otro lado, las autoridades del metro de Moscú aseguran que el número de fallos en el funcionamiento del metro se ha reducido a la mitad durante los últimos diez años.

A lo largo de este año el metro de Moscú se han producido varios accidentes, así informa la agencia RIA Novosti. El incidente de mayor envergadura tuvo lugar el 21 de marzo, cuando debido a una inundación en las vías de un tramo de la línea Arbatsko-Pokróvskaya se interrumpió la circulación entre las estaciones “Schólkovskaya” y “Partizánskaya” (al este de la ciudad). Los servicios de rescate evacuaron a unas 600 personas, aunque un trabajador de la empresa de aguas Mosvodokanal murió como consecuencia del accidente. Según algunas fuentes, la causa del incidente fueron unas obras de reparación en la superficie durante las cuales una cañería resultó dañada.

Con nueve millones de pasajeros al día, el metro de Moscú es uno de los más utilizados del mundo. Funciona cada día desde las 5:30 de la mañana hasta la 1 de la noche y es clave para una ciudad congestionada por los atascos. Construido durante la época soviética es famoso por su grandiosidad y varias estaciones son patrimonio de la UNESCO.

Antes de esto, el 5 de junio de 2013, tuvo lugar otro accidente de similar gravedad. En aquella ocasión se produjo un cortocircuito en un cable de alimentación entre las estaciones “Biblioteka imeni Lénina” y “Ojotny riad” (en el centro de la capital), que llenó los túneles de humo. 4.500 pasajeros fueron evacuados y más de 50 resultaron heridos. Hasta el mediodía no se logró reanudar la circulación, por lo que el incidente llevó a su vez a que el transporte en Moscú se colapsara.

Qué dicen las autoridades de la capital

Según señala el director del Metro de Moscú, Iván Besedin, durante los últimos 13 años el número de fallos en el funcionamiento se ha reducido hasta menos de la mitad. Por “fallos” los empleados del metro entienden cualquier suceso que provoque retrasos en la circulación de los trenes.

Puede tratarse de un fallo técnico y también de la caída de una persona a las vías, así como de mensajes sobre objetos sospechosos en los vagones, ya que en estas situaciones es necesario llamar a los servicios operativos para determinar si estos objetos presentan algún peligro. Y, por supuesto, de accidentes como el que tuvo lugar el 15 de julio.

“En el año 2000 se registraron 4.928 fallos mientras que en 2013 fueron 2064. No obstante, somos conscientes de lo rápido que se difunde la información y de que cada uno de estos casos se hace público muy rápidamente. En estas situaciones, debemos tener una capacidad de respuesta cada vez más diligente”, declaraba Besedin.

El trazado total de las vías del metro de la capital rusa se extiende en más de 900 kilómetros. Durante los últimos años, los ciudadanos de Moscú han sido testigos de decenas de graves accidentes en el metro. Y, según el antiguo diputado de la Duma de la ciudad de Moscú y director del partido político opositor Yábloko, Serguéi Mitrojin, es hora de plantearse la calidad del trabajo de la directiva, así como la transparencia de su sistema de funcionamiento.

“No es ni mucho menos el primer incidente en el metro de la capital y nadie ha declarado cuáles han sido las causas concretas. Durante todos estos últimos años se han producido exclusivamente fallos técnicos y ya llevamos demasiados acumulados… Las causas de los accidentes van mucho más allá. Es muy posible que muchos de ellos se deban a la incompetencia de las personas que dirigen los sistemas de seguridad”, señalaba Mitrojin.

Según este, los moscovitas no obtuvieron de las autoridades ninguna información detallada sobre las causas de los anteriores accidentes, por lo que la gente se convierte en víctima de la falta de transparencia del sistema.

Una verdad desagradable

Tras el accidente en la línea Arbatsko-Pokróvskaya del metro de Moscú han fallecido 22 personas.

Un museo escondido bajo tierra

Lamentablemente, los ciudadanos de Moscú ya habían informado a las autoridades de irregularidades en el tramo comprendido entre las estaciones “Park Pobedy” y “Slavianski Bulvar”. Según escribe el activista social Serguéi Molostov en su página de Facebook, hace tiempo escribió una carta oficial a un departamento del Metro de Moscú informando de una “vibración en los vagones en los tramos entre las estaciones “Kíevskaya”-“Park Pobedy” y “Park Pobedy”-“Slavianski bulvar” de la línea Arbatsko-Pokróvskaya”. Las autoridades de la ciudad le respondieron que “las vías cumplían todas las normas técnicas y que no se habían detectado desviaciones en los raíles, así como que la distancia entre estos cumplía los requisitos técnicos”.

Vladímir Markin, portavoz del Comité de Instrucción, informó hoy que dos empleados han sido detenidos por su supuesta responsabilidad en el accidente.

Lea más: Dos detenidos por el descarrilamiento en el metro de Moscú>>>