El Ministerio de Interior ruso lanza una campaña contra las minifaldas de las agentes

Según afirman pretenden evitar que las policías hagan cambios en los uniformes. Fuente: PhotoXpress

Según afirman pretenden evitar que las policías hagan cambios en los uniformes. Fuente: PhotoXpress

El Ministerio del Interior ha puesto en marcha una campaña para combatir la tendencia de acortar los uniformes observada entre las mujeres policía rusas, informaba “Izvestia” el pasado lunes.

El Ministerio ha introducido la prohibición de todo tipo de modificaciones de los uniformes como respuesta al creciente número de faldas acortadas que llevan las mujeres y la tendencia de sus compañeros masculinos a acortar las mangas de sus uniformes.

Además de las modificaciones, a los policías también se les ha prohibido mezclar sus uniformes con ropa de civil y llevar ropa arrugada, según informa el rotativo Izvestia citando un decreto del viceministro del Interior, Serguéi Guerásimov, destinado a todos los jefes de los departamentos.

Guerásimov advertía que este tipo de libertades que se toman los policías con sus uniformes no hacen más que socavar la autoridad del Ministerio del Interior y desacreditar a las fuerzas policiales en su conjunto.

“Cuando te encuentras con una persona, lo primero que ves es su ropa, y en el caso de un agente de policía que cumple con su deber, es crucial tener una apariencia limpia y pulcra. En ocasiones hemos visto ejemplos de agentes que usan indebidamente sus uniformes.

Qué buscan las mujeres rusas durante sus vacaciones

Los jefes [de los departamentos] deben prestar una mayor atención a la imagen de sus subordinados”, cita Izvestia las palabras de Guerásimov en su decreto.

Guerásimov ha animado a todos los agentes de policía a volver a familiarizarse con las normas relacionadas con los uniformes y a adherirse estrictamente a ellas, y ha ordenado a los jefes de los departamentos que lleven a cabo inspecciones diarias al principio de cada turno.

Nikolái Pashkin, presidente del consejo de coordinación del sindicato de policías, comentaba a Izvestia que el uso inapropiado de los uniformes no es culpa de los policías. Las prácticas de las que se queja Guerásimov se deben a que el Ministerio no proporciona vestuarios suficientes para los agntes.

En cuanto al problema de que las mujeres policía acorten sus faldas, Pashkin ha declarado que no ve ninguna razón para quejarse de ello.

Lea más: Regalos que no se deben hacer a una chica>>>