Rusia endurece la política migratoria para los inmigrantes de la CEI

A partir del 1 de enero de 2015 los ciudadanos de las antiguas  repúblicas soviéticas deberán utilizar el pasaporte para acceder al país. Fuente: ITAR-TASS

A partir del 1 de enero de 2015 los ciudadanos de las antiguas repúblicas soviéticas deberán utilizar el pasaporte para acceder al país. Fuente: ITAR-TASS

El gobierno ruso prohíbe la entrada al país a los ciudadanos de Tayikistán con documentos nacionales de identidad.

Desde 2005 los tayikos podían entrar en Rusia sin pasaporte extranjero, pero a partir del 1 de enero de 2015, según la nueva normativa del gobierno, necesitarán pasaporte extranjero, pasaporte diplomático o pasaporte de marinero. Las nuevas normas afectarán a casi medio millón de personas.

Tayikistán ocupa el tercer puesto en número de entradas de personas a Rusia. Según el Servicio Federal de Migración, el 1 de junio de 2014 se encontraban en territorio ruso 11,1 millones de extranjeros, procedentes de países como Uzbekistán (2,57 millones), Ucrania (1,6 millones), Tayikistán (1,17 millones), Azerbaiyán (607.000) y Moldavia (584.000).

El 35% del flujo migratorio se concentra en la capital y en la región de Moscú. Además, se calcula que cerca de 3,7 millones de extranjeros viven en la Federación Rusa de forma irregular. Según el Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa, en el país viven un millón y medio de ciudadanos procedentes de Tayikistán.

Antes de finales de año se extenderá la obligación de entrar en Rusia exclusivamente con pasaporte extranjero al resto de países de la CEI excepto Bielorrusia y Kazajistán, que forman parte de la Unión Aduanera. En la resolución del gobierno se indica que las nuevas normativas se introducirán antes de 2015. Los expertos opinan que de este modo el gobierno podrá volver a calcular el número de inmigrantes laborales que viven en Rusia.

Cabe señalar que desde el año pasado los políticos rusos hablan con mucha frecuencia del endurecimiento de las políticas migratorias. El director del Servicio Federal de Migración, Konstantín Romodánovski, anunció en su momento la prohibición de la entrada en el país a 800.000 extranjeros, y en junio de 2014 declaró que en 2013 se había reducido el flujo migratorio en Rusia en un 20%.

Sin embargo, en noviembre de 2013 algunos representantes del Servicio Federal de Migración informaban de que el número de entradas en el país se había incrementado en un 10%.

 

Lea más: Los lugares de Rusia más inseguros para los inmigrantes>>>

 

Artículo publicado originalmente en ruso en Kommersant.