Cómo ganar un millón en Rusia

Qué ganan los rusos cuando juegan a la lotería o participan en concursos. Fuente: PhotoXpress

Qué ganan los rusos cuando juegan a la lotería o participan en concursos. Fuente: PhotoXpress

El premio que más se llevan los rusos en los distintos tipos de concursos son los viajes. Los expertos señalan que a la gente no le gusta jugar a la lotería - donde la casualidad desempeña un papel importante— y se decanta por las apuestas en las competiciones deportivas, en las que pueden poner en práctica sus conocimientos sobre los equipos y los jugadores.

El azúcar y los viajes

Natalia cree que no es una persona con suerte, así que no participa expresamente en ningún tipo de concurso. Sin embargo, ha recibido una sorpresa inesperada en dos ocasiones. “Me llamó una chica diciendo que llamaba en nombre de la empresa de televisión por cable. Me explicó que cada mes organizan una lotería entre los abonados que pagan sus servicios puntualmente y que en esa ocasión había ganado yo”, explica la mujer. “La noticia me sorprendió mucho, pero el premió me impresionó aún más: fueron 25 kilos de azúcar”. Al enterarse de la noticia, Natalia no se creyó enseguida que ella hubiera ganado un premio, pero al visitar la oficina de la empresa se disiparon todas sus dudas y su casa se llenó de azúcar. “Ahora es temporada de acopio, así que aprovecho el azúcar que me han regalado para preparar mermeladas. También he compartido parte del regalo con mi familia”.

Hace unos años, tras ganar un importante descuento para un viaje a Turquía en otro concurso, Natalia tampoco creyó en su suerte hasta que estuvo sentada en el avión.

Los rusos suelen ganar sobre todo viajes turísticos.

Como parte de un concurso anunciado en el sitio web de una compañía de productos lácteos, Víctor escribió una pequeña redacción explicando qué tipo de vacaciones le gustaría realizar. Los representantes de la compañía le contestaron por correo electrónico, pero él no abrió el correo; después lo llamaron por teléfono y tuvieron que convencerle de que había ganado el concurso. Le regalaron un viaje para dos a la India.

Anna ganó una vez un viaje a Grecia. “En la página de la Asociación Nacional del Turismo de Grecia de una red social anunciaron un concurso para el que había que presentar 16 fotografías propias con vistas de Grecia”, cuenta la chica. “Yo creé una historia sobre el mar.

El método de selección era aleatorio y, entre 64.000 participantes de diferentes países, yo fui una de los 120 seleccionados para un viaje al país mediterráneo”. El viaje se realizó en temporada baja, a finales de octubre. “Nos pagaron 5 días de alojamiento con desayuno y cena, el vuelo y los traslados del aeropuerto. Eso sí, los visados los pagamos nosotros”, cuenta Anna.

Yekaterina ganó en el restaurante de un hotel de 5 estrellas una escapada a París, aunque fueron sus padres en su lugar. “El viaje tenía todos los gastos pagados e incluía el alojamiento en el hotel, los desayunos y una cena el sábado en el restaurante del hotel”, recuerda.

Iliá adivinó una palabra en un concurso de televisión y fue el primero en llamar. “Lo importante no era adivinar la palabra, sino marcar a tiempo el número de teléfono. Puesto que yo conseguí ambas cosas, gané un poco de dinero que me ingresaron en mi cuenta bancaria”, explica.

Poca casualidad

Entre el montón de afortunados fortuitos también encontramos jugadores profesionales que siguen con atención todos los concursos que se organizan y participan en ellos con diligencia. Una de estas personas tiene su perfil en las redes sociales lleno de peticiones a sus amigos para que voten por ella en uno u otro concurso.

La forma más barata de conocer Rusia

Sus conocidos cuentan que ha ganado ya un sinfín de concursos con premios como cajas de refrescos, zumos, sesiones de fotos, un viaje a Suiza y otro a Francia. Sin embargo la protagonista no ha querido compartir con nosotros los detalles de su afición, seguramente para no atraer a la competencia.

El presidente de la Organización Autorregulada de Corredores de Apuestas de Rusia, Oleg Zhuravski, ha contado a RBTH que los rusos no son aficionados a las loterías, donde la obtención del premio depende de la casualidad. Sin embargo, no rechazan los procesos que les permiten ganar dinero haciendo uso de su propio intelecto, como las apuestas. “Por ejemplo, ahora que se está celebrando el mundial de fútbol la gente analiza los resultados y hace sus apuestas. Una persona que entienda de deportes y siga con atención el juego de los diferentes equipos tiene altas probabilidades de predecir el desenlace del evento y ganar una apuesta”, explica el experto. “Nosotros solemos obtener grandes premios de entre 5 y 10 millones de rublos (125.000-250.000 dólares), aunque esto no ocurre muy a menudo.

El caso es que los grandes premios solo se pueden ganar en caso de realizar una apuesta considerable, lo que ocurre en contadas ocasiones. Pero sí que se ganan muchos pequeños premios. Los amantes del deporte prefieren apostar importes muy pequeños de entre 50 y 100 rublos y después ver jugar a su equipo preferido”.

En Rusia, no más de un uno y medio por ciento de la población es aficionada a las apuestas deportivas, lo que según las estimaciones del experto es bastante poco. “En general suelen ser hombres de entre 22 y 45 años, mujeres se encuentran pocas, sobre todo porque no les interesa el deporte”, explica Zhuravski.

El experto está convencido de que en Rusia las apuestas deportivas aún no gozan de mucha popularidad y de que esta tendencia cambiará. “En Gran Bretaña, el sistema de apuestas deportivas lleva más de 130 años vigente; este tipo de entretenimiento ha ganado popularidad en Francia, Italia y España. En Rusia las apuestas solo existen desde hace 20 años”, remarca Zhuravski.

Lea más: La bolsa rusa es una lotería predecible>>>