Las particularidades de la clase media rusa

Un 42% de la población considera formar parte de este grupo. La mayoría son funcionarios y los estándares para definirla no son iguales que en otros países. Fuente: ITAR-TASS

Un 42% de la población considera formar parte de este grupo. La mayoría son funcionarios y los estándares para definirla no son iguales que en otros países. Fuente: ITAR-TASS

Hay una enorme brecha entre las ganancias de los ricos y de los pobres en Rusia y, hasta hace relativamente poco, se consideraba que pocas personas tenían un salario “medio”. Partiendo de esta base, un reciente informe publicado por sociólogos de la Academia Rusa de Científicos, que propone una nueva definición de clase media e incluye en ella a los funcionarios, ha provocado una gran controversia entre los círculos científicos.

Según un reciente informe elaborado por el Instituto de Sociología de la Academia Rusa de Ciencias, un 42 % de la población rusa se considera clase media, una estadística sin precedentes en el país. Sin embargo, la imagen de la clase media descrita por los sociólogos difiere ampliamente de los estándares internacionales. El núcleo de la clase media rusa comprende funcionarios y solo en la periferia encontramos emprendedores, empleados del sector servicios, profesionales altamente cualificados y empleados de otros sectores.

Estadísticamente, el número de empleados de la administración pública creció un 20 % entre 2001 y 2011, mientras que el número de emprendedores cayó un 13 % solo en 2013, con una cifra total en la actualidad de 3,5 millones de personas. No más del 7 % de los rusos son emprendedores.

La clase media rusa no puede definirse como “avanzada” en sí misma. “En los 90 solo había un reducido número de personas con ingresos medios, y eran consideradas un grupo avanzado de la sociedad. En 2014, la gran mayoría de la clase media es conservadora y simpatizante del orden y la estabilidad. Los avances de la sociedad no son en absoluto una prioridad de este grupo,” explica Vladímir Petujov, director del Centro de Investigación Social del Instituto de Sociología.

Por tanto, la clase media, que incluye a funcionarios y similares, no produce un crecimiento del PIB, pero garantiza unos resultados constantes en las elecciones. “En cierto sentido, nuestra clase media es un espejo de toda la sociedad rusa”, afirma Petujov. 

Variaciones en la clase media

El predominio del sector público, leal a la autoridad, y su falta de deseo de obtener mayores cualificaciones son dos características extrañas en una clase media. El Instituto de Sociología encontró el momento justo para publicar estos resultados, ya que la comunidad científica ya había advertido este hecho.

20 características del carácter de los rusos

Siempre hay gente con ingresos mayores y menores en la sociedad, de lo que se deduce que hay también gente con ingresos medios. Sin embargo, esto no significa que puedan ser definidos como clase media.

“Tenemos una mezcla de conceptos” dice Evgueni Gontmakher, miembro de la directiva del Instituto de Desarrollo Actual. “La clase media no es un fenómeno tan material como sociocultural. Hace años, un 20 % de los rusos cumplía con lo que generalmente se entiende por clase media. Aplicamos parámetros simples: los miembros de la clase media no solo tienen ingresos normales (un mínimo de 1.000 dólares per capita), sino también un apartamento, un coche, una dacha. Deben tener movilidad, planear sus vidas de modo independiente y no depender de nadie, especialmente del gobierno.”

A finales del año pasado, el Instituto Independiente de Política Social utilizó filtros aún más estrictos para identificar a la clase media: buscaba gente que en los últimos 20 años, desde la caída de la URSS, hubiese encontrado nuevos medios de aumentar su presupuesto doméstico en comparación con el periodo soviético. Según los resultados, solo un 2 % de las familias rusas obtienen unos ingresos significativos de propiedades y depósitos financieros, otro 5 % se gana la vida como emprendedores y no más de un 8 % se ha adaptado a la vida en la Rusia post soviética. Este último grupo es la clase media.

El resto representa la clase media en términos de ingresos, educación, trabajo no manual y autoidentificación, los parámetros propuestos por el Instituto de Sociología. Pero en términos de fuentes de ingresos y mentalidad son muy diferentes. 

Renacer como el fénix

“Se trata de una insurrección de las masas soviéticas. Cuando nació el concepto de clase media, se refería a los que se ganaban la vida decentemente con su trabajo, que pagaban sus impuestos con regularidad y tenían capacidad de decisión: autoridad, profesión, residencia”, comenta Julius Nisnevich, profesor de ciencias políticas en la Escuela Superior de Economía. “

Este grupo es responsable de hasta un 70 % del PIB de los países desarrollados, lo que significa influencia política. Esto por definición no existía en la URSS, pero en los años 90 mucha gente empezó a entender que podía llegar a ser clase media. Las masas soviéticas querían ser clase media, una clase media que consideraba al Gobierno como el instrumento clave de su bienestar.”

Los parecidos entre la sociedad descrita por el Instituto de Sociología y la estructura social soviética son, en general, obvios. Si incluimos todos los empleados de compañías estatales en el sector público, desciende el número de personas en la clase media.

Paradójicamente, según todos los cálculos estadísticos, ser funcionario en Rusia no es lucrativo. De acuerdo con el Centro de Estudios sobre el Mercado de Trabajo de la Escuela Superior de Economía, un especialista que opte por el sector público en lugar del privado pierde un 20 % de su salario. Sin embargo, hay ventajas implícitas: beneficios sociales, jornadas más cortas, privilegios laborales, estabilidad, etc, lo que pone a los funcionarios en una situación que no es peor que la de los empleados del sector privado.

Lea más: De visita en casa de los rusos>>>

 

Artículo publicado originalmente en ruso en Ogoniok.