Moscú se vuelca en la defensa de los periodistas rusos secuestrados en Ucrania

Diplomáticos, diputados y defensores de los derechos humanos reaccionan ante la captura de un equipo de rodaje por parte de la Fuerzas Armadas

Diplomáticos, diputados y defensores de los derechos humanos reaccionan ante la captura de un equipo de rodaje por parte de la Fuerzas Armadas

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, solicitó a la OSCE que hiciera todo lo posible para liberar a los reporteros del canal de televisión LifeNews secuestrados en Ucrania.

“El gobierno de Kiev está incumpliendo de manera flagrante su obligación de garantizar el libre ejercicio de la prensa”, señaló Konstantín Dolgov, delegado para los derechos humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso. La embajada de Rusia en Kiev afirma que este tipo de prácticas se vienen realizando de manera sistemática desde hace algún tiempo.

Los periodistas rusos han sufrido agresiones por parte del gobierno de Kiev en más de una ocasión.

El 15 de mayo, las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra un equipo de rodaje del canal RT y, el 13 de mayo, se vieron envueltos en un ataque armado los mismos periodistas del canal LifeNews que cinco días después fueron capturados en las cercanías de Kramatorsk.

El 9 de mayo, miembros de la Guardia Nacional hirieron al corresponsal de RT Fiódor Zavaléikov en el curso de una operación en Mariupol.

El 2 de mayo, un francotirador ucraniano abrió fuego contra el vehículo en el que viajaban los periodistas del diario Komsomolskaya pravda no muy lejos de la ciudad de Slaviansk.

El gobierno de Kiev está incumpliendo su obligación de garantizar el libre ejercicio de los periodistas en Ucrania, según anunció el lunes el delegado para los derechos humanos, la democracia y la supremacía de la ley del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Konstantín Dolgov.

“La OSCE debe hacer todo lo posible para liberar cuanto antes a los periodistas de LifeNews capturados en Ucrania por las fuerzas de seguridad”, añadió este.

Previamente, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, también se dirigió a la OSCE con un llamamiento a emplear todos los medios posibles para la liberación de los periodistas retenidos.

“Lavrov se ha puesto en contacto con el actual presidente de la OSCE, el presidente de Suiza Didier Burkhalter, y le ha pedido que ponga en marcha de manera urgente todas las medidas de que dispone esta organización para lograr la liberación inmediata de los rusos”, recoge un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

“El MAE ruso seguirá insistiendo en que se regule la situación de los periodistas del país eslavo”, continúa el aviso.

El comunicado señala también que el presidente de la OSCE ha asegurado a la parte rusa su intención de buscar cuanto antes una solución a este problema.

Mientras tanto, la embajada rusa en Kiev ha declarado que la detención de periodistas en Ucrania se ha convertido en una práctica sistemática, según informa la agencia ITAR-TASS. “Esta no ha sido, ni mucho menos, la primera detención de periodistas rusos por parte de las fuerzas de seguridad ucranianas”, subrayan en la misión diplomática.

El gobierno de Ucrania está entorpeciendo de manera exhaustiva el trabajo de los periodistas rusos: a muchos se les deniega la entrada en el país, mientras que los que ya trabajan dentro son deportados acusados de efectuar una mala cobertura de los acontecimientos. El 16 de mayo se informó de que, en un solo día, Ucrania había impedido la entrada en el territorio del país a diez periodistas rusos para evitar una ‘actividad no autorizada en las zonas fronterizas’.

“El 16 de abril, agentes de las Fuerzas Armadas de Ucrania detuvieron al equipo de rodaje de VGTRK (la compañía estatal de televisión de Rusia); el 23 de abril, en el barrio Pervomaisk de la región de Dnepropetrovsk, miembros de la milicia de autodefensa local detuvieron y golpearon al periodista Stepán Chirin, del canal ruso NTV. Llegan noticias desde numerosas localidades sobre casos de obstrucción a los periodistas rusos en el ejercicio de su actividad profesional por parte de los militares y los cuerpos policiales de Ucrania”.

Este tipo de actuación de la parte ucraniana, en opinión de los diplomáticos, “es contraria a las normas del derecho internacional que rigen el trabajo de los medios de comunicación en territorio extranjero, a pesar de la afirmación reiterada por parte de Ucrania de la ausencia de cualquier tipo de restricciones a la actividad de periodistas extranjeros en el país”. 

Periodistas detenidos por la Guardia Nacional

Cabe recordar que, el domingo 18 de mayo, los periodistas de LifeNews Oleg Sidiakin y Marat Saichenko fueron capturados por soldados de la Guardia Nacional de Ucrania en las cercanías de Kramatorsk.

Más tarde, el Ministerio de Defensa de Ucrania confirmó la detención de los periodistas rusos.

Según la información aportada por LifeNews, en las redes sociales apareció una fotografía que demuestra la detención de los periodistas por parte de los militares ucranianos. “En la fotografía se ve a los periodistas sentados con las manos atadas. En segundo plano se ve a varios soldados de pie”, informa el sitio web del canal.

Por otra parte, en unas grabaciones de la ‘televisión militar de Ucrania’ se ve cómo los soldados colocan a los periodistas maniatados unas bolsas en la cabeza y, acto seguido, los empujan contra el suelo y los meten en un helicóptero.

“Rusia debe dar una respuesta severa”

Según ha contado al periódico Vzgliad el director de la Unión de Periodistas de Rusia, Vsevolod Bogdánov, sus colegas están viviendo un “episodio desagradable” en Ucrania.

“Nuestro grupo, incluido nuestro equipo de abogados, se encuentra hoy en Viena. Estos últimos se han reunido con otros periodistas de Kiev para negociar acerca de este asunto. Esperamos que prevalezca el sentido común y que los periodistas sean puestos en libertad”, subrayó Bogdánov.

Bogdánov espera que las asociaciones internacional y europea de periodistas condenen severamente lo ocurrido en Ucrania con los compañeros rusos.

El primer vicepresidente de la comisión de política informativa de la Duma estatal (el parlamento ruso), Vadim Dienguin, ha declarado al periódico Vzgliad que el gobierno de la Federación de Rusia tendrá que dar una respuesta severa al secuestro de los periodistas.

A su vez, el director de la Agencia para los Derechos Humanos de Moscú y miembro del Consejo para la Defensa de los Derechos Humanos (SPCh, por sus siglas en ruso), Alexánder Brod, ha señalado que el último informe de la ONU “reconoce que en Ucrania se están produciendo violaciones de los derechos humanos, en particular, episodios de violencia en relación con los periodistas”. Según Brod, Ucrania mantiene bloqueados los canales de televisión rusos.

Artículo publicado originalmente en ruso en Vzgliad.