Temor entre los rusos ante una posible guerra

Una encuesta del Centro Levada muestra que tres cuartas partes de los ciudadanos están intranquilos. Fuente: Reuters

Una encuesta del Centro Levada muestra que tres cuartas partes de los ciudadanos están intranquilos. Fuente: Reuters

Según demuestra una encuesta del Centro Levada, el auge emocional de la sociedad ha sido remplazado por un sentimiento de alarma.

Dos meses después del comienzo del proceso de separación de Crimea de Ucrania, la euforia que provocó la anexión de la península en los habitantes de Rusia se mantiene, aunque la mayoría de los rusos también teme que comience una guerra civil en Ucrania y que el Ejército ruso participe en ella. Esto es lo que se desprende de los resultados de una reciente encuesta del Centro Levada celebrada del 25 al 28 de abril en 45 regiones rusas.

Según la encuesta, un 88% de los encuestados opina que la anexión de la península ha sido el resultado de la libre determinación del pueblo de Crimea. Sin embargo, el número de rusos que opina que la experiencia de Crimea debería extenderse a las demás regiones de Ucrania si sus habitantes votan a favor de entrar en Rusia mediante referéndum se ha reducido: si durante la segunda quincena de marzo esta idea la apoyaba el 67% de los encuestados, en la actualidad únicamente un 58% se muestra a favor de ello.

Un 30% de los rusos frente al 12% anterior considera correcto abstenerse de permitir que las regiones de Donetsk o Lugansk entren a formar parte de Rusia.

Tres cuartas partes de los participantes en la encuesta se muestran intranquilos por la posibilidad de un conflicto armado entre Rusia y Ucrania. La mitad de los encuestados reconoce que los acontecimientos en Ucrania comienzan a desarrollarse de forma más favorable, y un 12% asegura no saber qué creer y qué no creer.

La situación al sureste de Ucrania se mantiene estable, aunque los medios de comunicación crean una sensación de escalada de la crisis, razón por la cual existe un porcentaje tan alto de temor por un conflicto armado, y además exigen que la gente se posicione: o estás a favor de los rojos o de los blancos, aclara el vicedirector del Centro Levada, Alexéi Grazhdankin. 

La anexión de Crimea se llevó a cabo por la vía pacífica, esto es importante para la aprobación general de este proceso y para que exista un sentimiento de orgullo por el país, asegura Grazhdankin. 

La dificultad para entender lo que ocurre en Ucrania se debe a la gran cantidad de participantes en el proceso: Rusia, la Unión Europea y Estados Unidos; se aproximan también unas elecciones en Ucrania con un enorme número de candidatos y los medios de comunicación rusos no muestran una clara preferencia por ninguno de ellos, explica el politólogo Aleksander Pozhálov.

A diferencia de Crimea, las regiones surorientales de Ucrania no están consideradas por los ciudadanos como territorios tradicionalmente rusos y la proporción relativamente baja de personas que aprueban su anexión es un indicador de que los rusos no son agresivos ni tienen ambiciones imperialistas, opina el experto.

Publicado originalmente en ruso en Védomosti.