11.000 dólares al mes por pilotar un avión en Rusia

Tras una reforma legal, Aeroflot y otras aerolíneas tienen previsto contratar 200 extranjeros en el próximo año. Fuente: Vostock Photo

Tras una reforma legal, Aeroflot y otras aerolíneas tienen previsto contratar 200 extranjeros en el próximo año. Fuente: Vostock Photo

Desde inicios de 2014 los pilotos extranjeros ya pueden ser comandantes de vuelo. En los próximos cinco años, hasta mil extranjeros podrán conseguir trabajo en las aerolíneas rusas. Transaero y Aeroflot, las principales compañías rusas del sector, tienen previsto contratar 200 extranjeros por un sueldo de 400.000 rublos (11.000 dólares) al mes.

La cámara alta del parlamento ruso —el Consejo de la Federación— ha autorizado definitivamente la contratación de ciudadanos extranjeros por parte de las aerolíneas rusas para el puesto de comandante de avión. Se han introducido las correcciones correspondientes en el Código de Transporte Aéreo de Rusia.

Las empresas podrán contratar un máximo de 200 comandantes extranjeros al año. El mecanismo de asignación de cuotas no se ha desarrollado aún, pero la demanda ya supera estas limitaciones.

Una nota explicativa del proyecto de ley apunta que el sector aeronáutico ruso necesita en total una reposición anual de personal de vuelo de entre 1.100 y 1.200 personas, en su mayor parte comandantes. Para poder aumentar la plantilla por cuenta de los extranjeros, las compañías aéreas rusas tendrán que presentar una solicitud anual de personal a Rossaviatsia (la Agencia Federal del Transporte Aéreo de Rusia) indicando el tipo de aeronave para la que se necesita el personal.

El representante de Aeroflot comenta que la empresa está dispuesta a contratar 200 comandantes (el límite de pilotos extranjeros que establece la cuota). Una fuente de la empresa explica que, de acuerdo con los estudios de Aeroflot, la demanda total de pilotos extranjeros en Rusia alcanza las 800 personas.

Transaero, por su parte, está dispuesta a contratar anualmente entre 60 y 70 comandantes extranjeros, según el representante de la empresa. Sin embargo S7, la tercera aerolínea rusa en cuanto a dimensiones, no experimenta de momento ninguna falta de pilotos y su representante anuncia que no tiene planeado contratar más en los próximos años. 

La única solución

Los representantes de Aeroflot hablaron por primera vez de la necesidad de permitir a los pilotos extranjeros la entrada en el mercado ruso en verano de 2011. Durante el debate del proyecto de ley en la Duma Estatal, se planteó que esta medida tuviese carácter temporal hasta el año 2019. Según el vicedirector general del fondo de inversión ‘Region’, Anatoli Jodorovski, es probable que la posibilidad de trabajar en Rusia interesará a los pilotos escandinavos y a los de los países Bálticos, los cuales se enfrentan a una carga tributaria de hasta el 50 % y el 60 %.

En este momento, los comandantes de los Airbus A320 de Aeroflot ganan hasta 400.000 rublos (11.000 dólares) mensuales, de acuerdo con los datos publicados en la página oficial de la compañía. El paquete de beneficios incluye también la dotación de vivienda, el acceso a centros de salud y el reembolso de la deuda educativa.

El nuevo piloto también recibirá una ayuda económica tras su inclusión en la plantilla. Las aerolíneas rusas no han invertido ni un rublo durante mucho tiempo en la formación de personal de vuelo, aprovechando la ‘herencia’ de la época soviética y los pilotos militares retirados. Además, el sistema estatal de formación de pilotos se ha desmoronado en este tiempo”, explica a RBTH el experto de FINAM, Alexéi Zajarov.

Por este motivo, según sus palabras, Aeroflot abrió una escuela de verano hace varios años, aunque en ella solo se está formando a copilotos. Esto ha generado un exceso de copilotos y un déficit de comandantes en Aeroflot.

Artículo publicado originalmente en ruso en RBC Daily.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.