Canal de televisión ruso en problemas tras polémica encuesta sobre el sitio de Leningrado

Fuente: Grigoriy Sisoev / RIA Novosti

Fuente: Grigoriy Sisoev / RIA Novosti

El canal de televisión por cable Dozhd (Lluvia) ha provocado un escándalo tras llevar a cabo una encuesta entre sus espectadores sobre el sitio de Leningrado (actualmente San Petersburgo) durante la Segunda Guerra Mundial. Tras las críticas por parte de las autoridades y algunos sectores sociales, ha llegado incluso a peligrar la emisión del canal. Algunos operadores de televisión por cable comenzaron a retirar este canal de sus paquetes de programación, aunque más tarde se reanudó su emisión.

El canal de televisión Dozhd  retransmite desde 2010 y durante este tiempo ha demostrado ser una plataforma donde tienen lugar los debates más polémicos. Su público está formado principalmente por activos usuarios de internet y habitantes de las grandes ciudades rusas. Unas dos terceras partes de su programación se emiten en directo y se retransmiten más tarde en diferido.

El pasado domingo por la tarde, durante uno de sus programas, en la página web y las redes sociales del canal de televisión se llevó a cabo una encuesta entre los espectadores en las que se les hacía la siguiente pregunta: “¿Se habría podido salvar la vida de los ciudadanos durante el sitio de Leningrado, en la Segunda Guerra Mundial, si se hubiera entregado la ciudad a las tropas alemanas?”.

La ciudad permaneció sitiada durante 900 días y los ciudadanos tuvieron que defenderse de la invasión de las tropas nazis. Según el redactor jefe de la página web de Dozhd, Iliá Klishin, en cuanto supo de la existencia de esta encuesta la retiró inmediatamente.

La iniciativa recibió numerosas críticas, e incluos el pasado jueves la fiscalía de San Petersburgo inició una investigación del canal de televisión en busca de contenido extremista.

La víspera, los operadores de televisión por cable comenzaron a excluir el canal de sus paquetes de programación, alegando razones económicas. En un comunicado de prensa publicado en su página web, Trikolor TV declaraba “que no se podía admitir semejante afrenta a los sentimientos de los veteranos” y expresaba una “seria preocupación por la retransmisión de la encuesta que, a todas luces, intentaba restar importancia a la batalla por Leningrado durante la Segunda Guerra Mundial”.

Sin embargo, la directiva de Dozhd asegura que esta opinión sobre estos acontecimientos históricos existe desde hace tiempo y la encuesta únicamente se limitaba a reflejarla, así como que no se pretendía ofender a nadie. “Estoy convencido de que no hemos infringido la ley, no pretendíamos ofender a nadie, y si alguien ha interpretado esto como una ofensa personal, le pedimos disculpas”, declaraba el redactor jefe, Mijaíl Zygar.

La directora general del canal de televisión, Natalia Sindéyeva, señala que los problemas de la compañía habían comenzado antes de la publicación de la encuesta, después de la retransmisión de un programa sobre las residencias a las afueras de la capital de algunos altos funcionarios.

El martes por la tarde, cuando el canal fue retirado de tres paquetes de programación, muchos espectadores comenzaron a exigir una compensación por haberles privado del acceso al canal. 

Los debates históricos dividen a la sociedad

Según comenta Nikolái Svanidze, historiador y presentador de televisión, no se debería emprender este tipo de acciones contra el canal y, a pesar del aspecto delicado de la cuestión, los rusos deberían discutir sobre su historia desde un punto de vista crítico.

“Como historiador, creo que deberíamos debatir sobre la guerra en este sentido. Debemos conocer la verdad no sólo sobre Hitler, sino también sobre las acciones de nuestros líderes, - aclara el experto. – Nosotros también tenemos razones para pedir perdón por sus acciones”.

Svanidze asegura que esta encuesta no puede ser una razón para prohibir la emisión del canal. “La historia siempre divide a la sociedad, pero la sociedad rusa está dividida en todo, sea un tema histórico o incluso una opinión sobre un acontecimiento actual”, comenta.

El director del Centro de Investigaciones Políticas de la Universidad Financiera del Gobierno de la Federación Rusa, Pável Salin, no está del todo de acuerdo con Svanidze. Salin opina que el tema de la Gran Guerra Patria (como se conoce en Rusia la Segunda Guerra Mundial) debería presentarse a la gente que no está especializada en historia únicamente en clave positiva, como una “hazaña del pueblo”.

“Para los rusos, la Gran Guerra Patria es un valor fundamental que une a la sociedad. Esta actitud frente a la guerra comenzó a discutirse activamente en los años 90, cuando el Gobierno construyó la política del país sobre esta base. Y ahora no debe haber ningún debate que cuestione esta postura”, declara Salin.

Sin embargo, el politólogo señala que el público de Dozhd es demasiado escaso como para tener una resonancia importante en la sociedad. “Si esta encuesta se hubiera realizado en un canal federal, entonces sí provocaría un importante conflicto en la sociedad”, explica el especialista.

Valentina Matvienko, exalcalde de San Petersburgo y portavoz en la Cámara Alta del parlamento, se ha mostrado profundamente conmocionada por la encuesta del canal Dozhd. “No logro entender cómo se puede hacer una pregunta semejante la víspera del 70º aniversario del sitio de Leningrado”, comenta en su página web. Según la política, la encuesta sobre el tema del sitio de Leningrado es una “blasfemia”, aunque no se muestra partidaria del cierre del canal de televisión.