Putin en la puerta de la nevera

Fuente: PhotoXpress

Fuente: PhotoXpress

Se pueden contemplar retratos del presidente Vladímir Putin en las oficinas de funcionarios de diversos rangos en todo el país. Pero su imagen se encuentra también en diversos objetos tanto en Rusia como en el extranjero: próximamente también aparecerá en un videojuego.

En el juego 'Con Putin no se juega¡, diseñado para ordenadores y smartphones, el presidente ruso es el personaje principal que se enfrenta a hordas de zombies.

“Se me ocurrió la idea de crear un juego con la figura de Putin cuando me di cuenta de que es lo más parecido que tenemos a un superhéroe en la vida real”, cuenta a Rusia Hoy el desarrollador de videojuegos belga Rocco Smeets. “Pensé que si realmente había una invasión zombie, el único que podría salvarnos sería Putin”.

El juego, que parodia Call Of Duty Black Ops: Zombies, también incluye otro personaje ruso, Nikolái Belinski, y un estadounidense, Tank Dempsey, que discuten continuamente.

“Personalmente, soy un gran fan de Putin y sin duda le votaría si se presentase en mi país”, continúa Smeets. “El cliente promedio es un varón de 15 a 30 años, pero me gustaría que cualquiera que tenga un smartphone u ordenador decente pudiese jugar a este juego. Estoy haciendo todo lo posible para que las cosas vayan bien, incluso en hardware menos avanzado, para que llegue a tanta gente como sea posible”.

Según Smeets, se planeaba que el juego se lanzase en Apple's App Store y Google Play hace varios meses, pero no quedó satisfecho con la calidad y quiso crear un producto más serio, de calidad superior, con un gran potencial de venta, y eso simplemente lleva tiempo.

A medida que se acercan los JJ OO de Sochi, el desarrollador pretende aprovechar este evento internacional. “Antes de que empiecen los Juegos me gustaría sacar algo al mercado, lo que fuera, aunque se tratase de un simple trailer oficial”, afirma.

A propósito, el año pasado, Smeets lanzó otro juego, Run Snowden Run, centrado en el exagente de la NSA Edward Snowden y en el que aparece Putin haciendo un cameo. 

Putin como decantador de vino

Las tiendas de regalos rusas también ofrecen una amplia gama de objetos relacionados con Putin, desde imanes o figuritas a decantadores de bebidas.

“No son souvenires para la gran mayoría”, contó a Rusia Hoy el portavoz de la compañía Professionálnie Suveniri. “Es lo que compran normalmente los funcionarios de Estado”.

Añadió también que los imanes con el rostro del presidente ruso, que cuestan 2,5 dólares, no son populares y que probablemente se dejen de producir.

Entre los productos que ofrece la compañía está 'La historia reciente de Rusia', una caja con forma de libro que contiene un decantador con una caricatura de Putin y tres vasos de chupito con los colores de la bandera. Su precio es de 40 dólares.

Otra compañía local ofrece un retrato 3D grabado con láser en una base de cristal, presentado como “un regalo vip para mánagers de alto nivel, funcionarios y políticos”.

Hasta hace poco, una tienda online especializada en figuritas ofrecía una de 12 cms del presidente Putin en traje de lucha libre. Realizado por el estudio español de diseño Leo Kiri en hojalata y polystone, la figurilla “de elite” se vendía a 1.820 dólares y su descripción afirmaba que solo se habían fabricado ocho.

Sin embargo, a raíz de que Rusia Hoy pidiese información más detallada, se ha cambiado la descripción en la web de la empresa: ahora las figuras ya no están disponibles.

El responsable de comunicaciones de la tienda online dijo a Rusia Hoy que en realidad solo se fabricaron dos figuras de Putin: una se envió como regalo al propio presidente y otra se quedó en el estudio de diseño.

Las tiendas online rusas también ofrecen productos relacionados con Putin y, aunque la gama de objetos se limita casi exclusivamente a tazas y camisetas, algunos de los diseños son bastante imaginativos.

Una camiseta, con un precio de 23,79 dólares, parodia la publicidad de la cadena KFC, con un retrato de Putin, sustituyendo KFC por KGB y añadiendo un eslogan humorístico que reza 'Putin flavor first' (Lo primero el sabor de Putin).

Otra camiseta, que se vende a 25,95 dólares y que al parecer ha estado en el mercado ya durante bastante tiempo, muestra un retrato del presidente ruso con el eslogan: “Putin 2012 a presidente de EE UU”.