Multados activistas LGBT por 'propaganda homosexual'

Nikolái Alexéyev. Fuente: AP

Nikolái Alexéyev. Fuente: AP

El activista gay Nikolái Alexéyev y su compañero han sido multados en Arjánguelsk por violar la ley que prohíbe la propaganda homosexual entre menores de edad. Alexéyev ha sido multado con 4.000 rublos (alrededor de 100 euros). Es la primera vez que se aplica una sanción administrativa por este cargo.

El incidente tuvo lugar en Arjánguelsk, al norte de Rusia. Alexéyev y su compañero de filas, Yaroslav Yevtushenko, organizaron unas protestas aisladas en la entrada del edificio de una biblioteca infantil, y allí mismo fueron arrestados. Previamente la alcaldía municipal había denegado el permiso para celebrar el acto de los activistas LGBT, amparándose en la ley que prohíbe la “propaganda de las relaciones no tradicionales” entre menores de edad.

“El martes 2 de diciembre el Juzgado de Arjánguelsk aplicó las primeras disposiciones judiciales de la historia de Rusia que imputan responsabilidad administrativa por la así llamada 'propaganda de las relaciones sexuales no tradicionales' entre menores de edad, en virtud de la ley federal que se aprobó en junio. –Interfax cita la declaración de Alexéyev– No nos hemos declarado culpables en el Juzgado, y tenemos la intención de recurrir la disposición ante el Juzgado del Distrito Oktiabrski de la ciudad de Arjánguelsk dentro del plazo de diez días que establece la ley”.

La Duma aprobó el pasado junio una polémica ley para combatir la “difusión de información que pretende inducir a los menores a desarrollar actitudes sexuales no tradicionales, a considerar las relaciones sexuales no tradicionales como atractivas, a desarrollar la distorsionada noción de que las relaciones sexuales tradicionales y las no tradicionales poseen el mismo valor”, reza el texto legal.El proyecto de ley estipula multas para los particulares que infrinjan la nueva ley de 4.000-5.000 rublos (125-155 dólares); 40.000-50.000 (1.250-1.550 dólares) para los cargos públicos y 800.000-1.000.000 rublos (25.000-31.000 dólares) para las personas jurídicas.

Alexéyev ya había sido multado por una acción de este tipo, pero solo conforme a la ley regional que se aprobó en San Petersburgo. Así, en mayo de 2012 el Juzgado multó al activista con 5.000 rublos (155 dólares) por organizar una acción.

En última instancia, Alexéyev recurrió la sentencia del Juzgado de San Petersburgo ante el Tribunal Constitucional, pero la jurisdicción suprema no halló contradicción entre la prohibición de la propaganda y la Constitución.

“Esta prohibición se fundamenta en el hecho de que este tipo de propaganda puede causar un perjuicio a los menores debido a las características del desarrollo intelectual y psicológico propias de su edad, por lo que no se puede considerar que suponga una limitación de los derechos y libertades de los ciudadanos basada únicamente en su orientación sexual”, declaró el alto tribunal.

Rusia aprobó la Ley Federal que prohíbe la “propaganda de las relaciones sexuales no tradicionales” entre menores de edad en junio de 2013. Según una encuesta de la agencia gubernamental VtsIOM, el 88 % de la población aprueba la medida.En Rusia la sociedad tiene, en general, una opinión negativa sobre la homosexualidad y el 42% de los encuestados cree que debería implicar cargos criminales. Por su parte, numerosas organizaciones de derechos humanos han condenado estas medidas porque atentan contra la libertad de expresión y los derechos de las minorías.  

Basado en información de Interfax,Lenta.ruy News.ru.  

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.