Los activistas de Greenpeace enviados a tres centros penitenciarios

Fuente: ITAR-TASS

Fuente: ITAR-TASS

Los activistas de Greenpeace detenidos han sido trasladados de Múrmansk a San Petersburgo, donde han sido distribuidos en tres prisiones preventivas de la ciudad. Los representantes de distintos países señalan que siguen de cerca el paradero sus ciudadanos y les ofrecen asistencia independientemente de dónde se encuentren.

“Los 30 detenidos por el caso del ataque a la plataforma Prirazlómnaya en el mar de Barents han llegado a distintas prisiones preventivas de San Petersburgo. Ninguno de dichos ciudadanos ha hecho al respecto ninguna reclamación”, se comenta en un comunicado del Servicio Federal Penitenciario de la Federación Rusa en San Petersburgo.

Este departamento aclara que los ecologistas han sido distribuidos en las prisiones Nº 1, Nº 4 y Nº 5. “Por lo que yo entiendo, las mujeres están en el centro Nº 5 y el resto está repartido entre Kresti y el Nº 4”, cita Interfax a un representante de Greenpeace. Este añade que hasta ahora no han conseguido ponerse en contacto con los activistas, por lo que es complicado hablar de las condiciones en las que se encuentran en prisión. El centro penitenciario Nº 1, llamado popularmente Kresti, es una conocida cárcel rusa a la que enviaban a cumplir condena a los revolucionarios y, durante la época de Stalin, a científicos y personas del mundo de la cultura.

El rompehielos Arctic Sunrise de la organización ecologista internacional Greenpeace fue detenido en el mar de Pechora el 19 de septiembre durante un intento de los ecologistas de llevar a cabo una acción de protesta contra la extracción de petróleo en una plataforma de Gazprom.  En total 30 personas fueron detenidas, entre ellas figuran tres rusos y dos argentinos. En un primer momento las autoridades de la Federación Rusa los acusaron de piratería. El 22 de octubre Vladímir Markin, representante del Comité de Investigación de Rusia, informó que el comité había rebajado los cargos contra los ecologistas a “gamberrismo”. 

La organización ecologista indica en su microblog que en estos momentos el Comité de Investigación de Rusia está contactando con las familias de los detenidos para informarles sobre el centro en el que se encuentra cada uno. Por ahora se desconoce si se volverá o no a trasladar a los presos.

Las autoridades policiales han explicado que el traslado de los activistas a San Petersburgo se debe al hecho de que el caso de los ecologistas ya no es competencia de los tribunales de Múrmansk.

Greenpeace todavía no sabe cuándo se podrán reunir los detenidos con sus abogados. Un representante de la organización añade que, “según muestra la práctica, esto podría llevar algún tiempo”. Algunos abogados de los detenidos ya se encuentran en San Petersburgo.

La organización ecologista señala que un equipo de activistas formado por representantes tanto de la facción rusa como de Greenpeace International y otras organizaciones internacionales se ha trasladado a San Petersburgo. “Nuestro trabajo no ha terminado, tenemos muchas tareas rutinarias que solucionar constantemente. En cuanto lleguen los abogados tendremos todavía más trabajo”, explican representantes de la organización. El rompehielos Arctic Sunrise sigue retenido bajo arresto en el puerto de Múrmansk.

Los activistas argentinos, Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi, fueron alojados separados, en dos centros de detención distintos. La joven de 21 años fue enviada al centro de detención número 5, mientras que Pérez Orsi, de 40, quedó alojado en el centro de detenidos número 4.

La embajada de Australia ha confirmado a Rusia Hoy el traslado del ciudadano australiano Russel a San Petersburgo. Según explican los diplomáticos, nadie les ha aclarado el objetivo de esta cambio, aunque ellos siguen de cerca la situación.

“Desde el momento de la detención, varios diplomáticos han viajado a la prisión de Múrmansk en cuatro ocasiones y van a llevar a cabo una inspección de la prisión en la que se encuentra el activista en San Petersburgo en estos momentos. Además, mantenemos contacto directo con la familia del detenido y con los representantes de los países de origen de los demás detenidos por el caso Prirazlómnaya”, aclaran en la embajada australiana.

La embajada de Estados Unidos declara que el personal de su consulado en San Petersburgo se reunió con los dos ciudadanos estadounidenses en el momento de su detención en Múrmansk. Por ahora, los diplomáticos siguen de cerca el desarrollo de los acontecimientos y ofrecen a los detenidos todos los servicios consulares que estos necesitan.

Seis activistas detenidos son ciudadanos de Gran Bretaña. La embajada del Reino Unido señala que la mayor dificultad por la que están pasando los ecologistas es la falta de transparencia respecto a su caso. Los representantes oficiales del país declaran que se asegurarán de que los ciudadanos de su país reciban un trato justo y adecuado.