“Nadia heredó las ideas revolucionarias de su abuela”

El padre de Nadezhda Tolokónnikova, líder de Pussy Riot, habla sobre la infancia de la activista. Fuente: Ria Novosti

El padre de Nadezhda Tolokónnikova, líder de Pussy Riot, habla sobre la infancia de la activista. Fuente: Ria Novosti

El 7 de noviembre fue el cumpleaños de Nadezhda Tolokónnikova, la más conocida de las tres cantantes del grupo punk Pussy Riot. Nadia cumple una condena de dos años por su acción de protesta en la Catedral de Cristo Salvador y celebró su aniversario en una celda en régimen de aislamiento, en el interior de la región de Krasnoyarsk. La víspera del 24º aniversario de Nadezhda Tolokónnikova, su padre habló con un corresponsal del periódico Moskovski Komsomolets sobre la infancia de su hija y el futuro de Nadezhda.

Después de la huelga de hambre y de una carta abierta denunciando las condiciones en las que vivían las reclusas de la prisión de Mordovia, las autoridades penitenciarias decidieron trasladar a Nadezhda a otro penal en Siberia.

El traslado habría sido una especie de castigo por sus constantes quejas sobre el estado de las cárceles en Rusia y las condiciones de detención cercanas a la esclavitud que detalló en una carta.

Con toda probabilidad, Nadezhda Tolokónnikova ha celebrado su 24º aniversario en una celda de aislamiento en Siberia, a 4.400 kilómetros de Moscú.

Nadezhda Tolokónnikova es estudiante de filosofía en la Universidad Estatal de Moscú y exmiembro del grupo artístico Voiná,  Desde 2011 actuaba con el grupo punk Pussy Riot. Es madre de una niña pequeña que vive con sus abuelos. El 21 de febrero de 2012, junto con otros cuatro miembros de Pussy Riot, organizó en la Catedral de Cristo Salvador la llamada “plegaria punk”, tras lo cual fue arrestada junto con María Aliójina y Ekaterina Samutsévich. Amnistía Internacional las ha declarado presas de conciencia.

Su padre, Andréi Tolokónnikov, cuenta que cuando nació su hija él trabajaba en una clínica de urgencias en Norilsk. “Nadia es una chica del norte. Tanto su madre como yo nacimos en el Círculo Polar. El nombre Nadezhda significa 'esperanza' en ruso, por lo que a su nacimiento era conocida como 'la Esperanza del doctor Tolokónnikov”. Este señala que en la educación de su hija influyó en gran medida su abuela Vera.

“La abuela de Nadia (la forma diminutiva de Nadezhda) es una persona muy estricta y de firmes principios comunistas, dispuesta a cualquier cosa por sus ideales. Nadia siempre dijo que quería parecerse a su abuela Vera. Las ideas revolucionarias, ese impulso, ese deseo de hacer del mundo un lugar más justo, todo ello le viene a Nadia de su abuela”, recuerda su padre.

Andréi comenta que tuvo que separarse de la madre de Nadia porque esta no quería mudarse del Norte a la capital. “Nadia, que tenía cinco años, se quedó a vivir con su madre en Norilsk. Durante el verano, mi exmujer la enviaba a campamentos en la costa del mar Negro y yo cogía un tren, en ocasiones a Anapa, otras veces a Sochi, y alquilaba una habitación cerca de ella. Más tarde Nadia se vino a vivir conmigo a Moscú. Mi hija y yo nos llevábamos muy bien.

En su adolescencia se interesó por la filosofía y la historia. En ese momento estábamos muy unidos. Yo la preparé para entrar en la Universidad Estatal de Moscú. Le enseñé a fijarse grandes metas, a soñar, a encontrarse a sí misma. La ambición le viene por naturaleza. En todas las épocas ha habido mujeres revolucionarias al servicio de una causa que han luchado por sus derechos y que por sus convicciones han acabado en prisión”, señala Tolokónnikov.

El padre de Nadezhda está seguro de que su hija está siendo trasladada a una prisión lejana de la capital con el objetivo de aislarla del mundo exterior e impedir que se relacione otros activistas.

Andréi Tolokónnikov no quiere que su hija siga dedicándose a la actividad política en el futuro. “Me gustaría que emigrara a algún país como Francia y que allí se dedicara a algún tipo de actividad social. Es difícil saber qué es lo que querrá. Hasta donde yo sé, no tiene pensado irse de Rusia, seguirá estudiando en la Universidad Estatal de Moscú y dedicándose a la defensa de los derechos humanos”, concluye Andréi.

Por su parte, el traslado a la nueva prisión no ha estado exento de dificultades. según informan fuentes cercanas al ámbito de Nadezhda, “Se está llevando a cabo por etapas, un método que se aplica por lo general a terroristas y líderes de asociaciones criminales”. El proceso ha durado 17 largos días. Los amigos de Tolokónnikova han informado de que la opositora pasó por la prisión de Saransk y después por Tiumén, pero que más tarde se perdió la pista del vagón en el que viaja la joven.

El emplazamiento de la prisión a la que envían a Nadezhda a cumplir condena es confidencial hasta la fecha. El Servicio Federal Penitenciario se niega a desvelar sus planes, aunque promete informar a la familia.

Días despues, su marido, Piotr Verzilov, a través de Twitter confirmó su traslado. “Nadia está en la región de Krasnoyarsk  (Siberia oriental), en la localidad de Nizhni Ingash (…), a 4.400 kilómetros de Moscú”.

Se trata de una prisión para presos que cumplen condena por primera vez. El centro cuenta con una pastelería, talleres de costura y de cartón y un jardín en el que los reclusos cultivan remolachas, calabacines y patatas. Se espera su salida de prisión el año que viene.

Artículo publicado originalmente en ruso en Moskovski Komsomolets.