Legisladores conservadores arremeten contra maestras ‘sexis’

Se intenta evitar el uso de minifaldas y escotes pronunciados en horas de trabajo. Fuente: Alamy / Legion Media

Se intenta evitar el uso de minifaldas y escotes pronunciados en horas de trabajo. Fuente: Alamy / Legion Media

En el marco de una nueva iniciativa reglamentaria de vestimenta, legisladores rusos buscan evitar que maestras usen minifaldas y escotes pronunciados.

Legisladores rusos preocupados por el efecto sobre estudiantes de la ‘sexualidad manifiesta’ de algunas maestras están desarrollando un código formal de comportamiento y vestimenta para las escuelas mediante el cual se prohibirán las minifaldas y los escotes pronunciados, informó un periódico ruso el lunes.

El código de vestimenta, ideado por dos comités de la Duma Estatal, la cámara baja del parlamento ruso, incluirá recomendaciones para estudiantes y docentes, informó el periódico Izvestia.

Diversos proyectos de ley sobre la reintroducción de uniformes escolares ya han sido presentados ante la Duma tras una serie de disputas entre funcionarios educativos y estudiantes regionales respecto del portar simbolismos de su afiliación religiosa, como el velo islámico o hiyab, en escuelas y universidades.

Los uniformes escolares obligatorios fueron abolidos en Rusia en 1992.

Un legislador del partido con mayoría en el parlamento, Rusia Unida, que trabaja para el comité de la Duma especializado en asuntos familiares, alegó que había habido una caída en los estándares morales dentro de las escuelas, con algunas maestras que incluso trabajan en clubes de striptease y publicitan servicios sexuales en línea.

“Las pedagogas se permiten vestir una ‘sexualidad manifiesta’ y obtienen trabajos paralelos en clubes de striptease u ofrecen servicios de carácter sexual en Internet”, según Yelena Senatorova. “Esto resulta inaceptable, ya que estamos introduciendo el uniforme escolar para niños”.

El código de vestimenta no establecerá el uso de uniformes por parte de las maestras, aunque prohibirá faldas impropiamente cortas, canalillos a la vista  y maquillaje excesivo, explicó Senatorova al periódico.

Una empleada de una escuela pública de la ciudad de Yaroslavl, a orillas del río Volga, trabajaba en un cabaré, y una docente de Química, de la ciudad de Togliatti, fue multada por gestionar un burdel en su apartamento, entre cuyos empleados se encontraba una niña de 17 años, informó el periódico Komsomolskaya Pravda en abril de 2009. Ambas se quejaron de sus bajos salarios en los puestos educativos, añadió el periódico.

En el primer trimestre de 2013, el salario promedio de una maestra en Rusia fue de 26.000 rublos al mes (785 dólares), informó el Ministerio de Educación y Ciencia en abril.

El código moral propuesto también incluirá recomendaciones respecto de la interacción entre maestros y estudiantes, explicó otro legislador a Izvestia. El código es “necesario, teniendo en cuenta el actual nivel de moralidad en las escuelas”, según Nadezhda Shaidenko.

Los diputados no informaron a Izvestiasi el código contenía recomendaciones para maestros varones.

Ningún legislador se encontró disponible para hacer comentarios.

El presidente ruso Vladímir Putin expresó públicamente su respaldo a la reintroducción de uniformes en las escuelas rusas, en una sesión de preguntas y respuestas el pasado 25 de abril.

A principios de julio, la Corte Suprema de Rusia ratificó una prohibición de portar velos islámicos en una escuela al sur de Rusia y determinó que la prohibición no infringía la libertad de culto o el derecho a la educación de las niñas musulmanas en edad escolar. Asimismo, determinó que cada escuela posee el derecho de decidir qué pueden o no vestir sus estudiantes.

La prohibición de hiyabs o velos islámicos para niños en la región sureña de Stavropol entró en vigencia el pasado mes de setiembre luego de que las autoridades locales emitiesen una disposición que exige a los niños de escuelas portar uniformes.

Publicado originariamente en RIA Novosti.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.