Los mejores pilotos de globos de Europa y Asia se reúnen en Perm

La 'Feria del cielo' reúne a cientos de participantes en un evento espectacular. Fuente: PhotoXpress

La 'Feria del cielo' reúne a cientos de participantes en un evento espectacular. Fuente: PhotoXpress

El Festival Internacional de Globos Aerostáticos "Feria del cielo" inaugura su 12ª edición en la ciudad de Kungur, región de Perm, este evento coincide con el 350º aniversario de la ciudad. Los organizadores señalan que el evento ha adquirido importancia internacional.

"Este año el festival adquiere una dimensión envergadura internacional. Vendrán pilotos de todo el mundo. Antes este tipo de eventos se celebraban únicamente en Teodosia, en Ucrania... El sábado, día de inauguración del festival, se ha programado un vuelo colectivo de globos aerostáticos y un vuelo nocturno. Hay participantes de 34 países de Europa y Asia: Rusia, Francia, Alemania, Letonia, Japón y Hungría", comenta el alcalde de Kungur, Román Koksharov.

La 'Feria del Cielo', que dura una semana, reúne un gran número de eventos culturales y deportivos. En el marco del festival se celebrará el 35º campeonato de Rusia de aviación ultra-ligera, el sexto campeonato de aerostación del Distrito Federal del Volga y el décimo concurso abierto de aeronautas de la región. La final (6 de julio) se celebrará el día central de este festival conmemorativo del aniversario de la ciudad. El nombre anterior del festival era 'La Feria del Cielo de los Urales', pero los organizadores decidieron acortarlo porque el evento ha adquirido una envergadura internacional.

Además, en el festival de 2013 se ha organizado un cruce masivo de la frontera entre los dos continentes.

"Planeamos un vuelo masivo a través de la frontera entre Europa y Asia. Tendrá lugar el 5 de julio en la ciudad Pervouralsk, donde se marcará la línea fronteriza. Planeamos salir de allí y realizar un vuelo simbólico que pretende  tender un puente de colaboración entre Europa y Asia", comentaba el director del festival, Andréi Vertiprájov, añadiendo que este evento aspira a entrar en el libro Guinness de los Récords.

Los costes del festival, pagados por los presupuestos de la ciudad y la región, además de los patrocinadores, ascienden a unos dos millones de dólares. Según Koksharov, hace tiempo que no existen habitaciones libres en los hoteles de la ciudad, ya que los visitantes comenzaron a reservar sus plazas desde marzo. En el centro de Kungur se ha preparado una zona de acampada para 320 plazas.

Artículo publicado originalmente en ruso en RIA Novosti.