“Si el Partido Comunista se hubiera reformado habríamos tenido un desarrollo similar al chino”

Fuente: ITAR-TASS

Fuente: ITAR-TASS

Durante los turbulentos años de la caída de la Unión Soviética, el diputado Serguéi Shajrái apoyó la Declaración de la Soberanía, aprobada por los diputados del Parlamento el 12 de junio de 1990, que más adelante sería considerada por algunos como la declaración de la "independencia" de Rusia de la Unión Soviética. Actualmente este se llama 'Día de Rusia', se celebra la fiesta nacional de Rusia.

¿Cuál fue, según usted la causa real de la caída de la Unión Soviética? 

Me sorprende que los historiadores suelan pasar por alto un hecho: que se creara un partido comunista en la República Socialista Federativa Soviética de Rusia. Todas las repúblicas soviéticas habían tenido sus propios partidos comunistas, a excepción de Rusia, ya que la RSFSR y la Unión Soviética eran inseparables: Lenin y Stalin se habían asegurado de ello.

Por eso, cuando Iván Poloskov y Guennadi Ziugánovlucharon políticamente contra Gorbachov abandonando el PCUS y creando su propio partido dentro de la RSFSR, se formó una enorme división en el país.

Esto se agravó después del golpe de Estado de agosto de 1991, cuando Gorbachov, enojado con los golpistas, anunció que abandonaba el Partido Comunista y pidió a todos los comunistas honestos que hicieran lo mismo. Pero no tenían adónde ir.

El papel del Partido como la "fuerza dirigente y orientadora de la sociedad soviética" quedó consagrado en el artículo 6 de la Constitución (hubo debates sobre la abolición de esto). Pero en aquel momento un debilitamiento del Partido Comunista significaba un debilitamiento del país.

Es por eso que, si nos fijamos en las manifestaciones masivas que tuvieron lugar en toda la Unión Soviética en sus años de decadencia, en ellas había gente con pancartas en apariencia carentes de sentido con mensajes como "¡Todo el poder a los Soviets!" ("Soviet" en ruso significa comité gobernante, quien representa a las personas en este caso. Lo que querían decir era "poder al pueblo, y no al Partido Comunista". 

¿Cuáles eran las alternativas viables?

Si el partido hubiera sido capaz de reformarse, habríamos tenido, más o menos, el modelo chino de desarrollo. ¿Qué quiero decir con reformarse? Había un sector democrático dentro del Partido Comunista; podría haberse dividido en facciones si las discusiones se hubieran reconsolidado. Esto es algo para lo que los grandes partidos deberían estar preparados, algo que no deberían temer. Pero, habiendo perdido la batalla por el poder dentro del partido, Gorbachov lo llevó al nivel de formación gubernamental. 

Si no hubiéramos tenido la Declaración de la Soberanía de Rusia, la desintegración de la República Socialista Federativa Soviética de Rusia habría continuado y habríamos tenido una situación como la de los Balcanes.

 

Serguéi Shajrái. Fuente: RIA Novosti

En primer lugar, las repúblicas soviéticas habrían abandonado la Unión, y después las regiones autónomas. Así que la Declaración ayudó a ganar tiempo y evitar que las comunidades autónomas abandonaran Rusia. Demostró que las cuestiones de autoridad y propiedad se podían resolver dentro del sistema. 

¿Podría suceder algo similar en Rusia hoy en día? 

El proceso de desintegración continuó hasta el 31 de marzo de 1992, cuando se alcanzó el Acuerdo de Federación.  Después hubo una situación de caos y una completa falta de liderazgo hasta diciembre de 1993, cuando se adoptó la nueva Constitución.

Entre esas fechas se llevó a cabo la aprobación de todas las constituciones de las regiones autónomas de Rusia; ahí es cuando realmente pudo haber tenido lugar la desintegración.

Tuve el honor de presidir la Cámara de las Regiones durante la Convención Constitucional (fue una de las cinco cámaras). Hubo una gran cantidad de conflictos entonces, los representantes de varias regiones se retiraron.

El concepto que teníamos Serguéi Alexéyev (otro de los autores de la Constitución) y yo no preveía una cláusula de secesión de la Federación Rusa. Habíamos aprendido a la fuerza de la Unión Soviética que esto era una mala idea. Nuestro modelo no tenía ningún concepto de estados soberanos dentro de Rusia.

También descartamos el uso de las nacionalidades como base para la formación de los entes federales; la historia nos ha demostrado que todas las federaciones creadas en base a líneas nacionales fracasan. Los ejemplos más modernos incluyen Checoslovaquia, Yugoslavia y la URSS. Esto disgustó a las regiones autónomas.

He de decir por mí y por mis colegas que el texto final de la Constitución no contenía ninguno de esos principios. 

Pero, ¿qué hay de las regiones rusas como Chechenia y Tartaristán, donde se concentra un gran número de personas de una sola etnia? 

Son solo nombres. Estos también son entes federales bajo las mismas leyes nacionales que las otras regiones. Nuestra Constitución permite su fusión (en la última década Rusia ha pasado de tener 89 regiones a tener 83), así como la ampliación de las fronteras del país.   

¿Qué acontecimientos llevaron a la Declaración de la Soberanía de Rusia el 12 de junio de 1990? 

Los líderes soviéticos de la época veían que el artículo 73 de la constitución soviética, que garantiza el derecho a separarse de la Unión a cualquier ente federal y que había estado inactivo durante décadas, de repente había comenzado a parecer atractivo a varias repúblicas en un período de debilidad en Moscú. Esto fue seguido por acontecimientos en los países bálticos, en Ucrania y en otros territorios soviéticos. El artículo era una bomba de relojería lista para explotar.

La respuesta de Gorbachov fue reorganizar el sistema federal de la URSS, un plan secreto que descubrimos después de que las actas de las reuniones del Politburó fueran desclasificadas en 1992.

La Unión Soviética constaba de 15 repúblicas y otras 20 regiones autónomas de base étnica, que se encontraban dentro de esas repúblicas y estaban sujetas a su jurisdicción. El plan consistía en elevar el estatus de esas regiones autónomas a repúblicas a cambio de su apoyo a la supresión del artículo 73 de la Constitución. Si se hubiera aprobado, habríamos tenido una Unión Soviética de 35 repúblicas en lugar de 15, sin que ninguno de ellos tuviera la posibilidad legal de separarse del país.

Este plan tenía cierto sentido, pero 16 de estas comunidades autónomas se encontraban en el territorio de la actual Federación Rusa, formaban el 51% de su territorio y contenían una gran cantidad de los recursos naturales dentro de sus fronteras. Sin ellos el territorio de Rusia se parecería a un pedazo de queso suizo sin la mitad de su territorio (por no hablar de unos 20 millones de personas). 

Así que la declaración fue la reacción del Parlamento ruso a la iniciativa del gobierno soviético de prescindir de la mitad de su territorio.  

¿Cuál era la atmósfera durante la adopción de la declaración? ¿Temió que hubiera acusaciones de traición?

¿Traición a quién? Los diputados actuaron llevados ​​por el patriotismo. Su lógica era: salvando Rusia, estamos salvando la Unión Soviética. Porque sin la República Socialista Federativa Soviética de Rusia, no hay URSS.

Rusia puede ser más grande o más pequeña, puede producirse una desintegración y una reintegración, pero su papel central en toda la región es clave.

Un dato interesante es que después de la eliminación de una cuota que requería que dos tercios del parlamento fueran miembros del Partido Comunista de la Unión Soviética, el número de funcionarios electos del Partido Comunista en el Parlamento ruso había aumentado. Así que las personas que la adoptaron no eran un grupo de radicales antisoviéticos, sino que eran leales al gobierno nacional.

No hay ni una palabra en el documento que hable de independencia. Por el contrario, se establece específicamente que Rusia es una parte de la Unión Soviética. Se dice: "La RSFSR reconoce y respeta los derechos de soberanía de las repúblicas de la unión y de la URSS". Tras la declaración, y a pesar de su animosidad personal hacia el líder soviético Mijaíl Gorbachov, Borís Yeltsin, como presidente de Rusia, [más tarde] firmó el tratado de la Unión en el 18 de agosto de 1991.

Más allá de eso, es texto consideraba cuestiones de delineación de competencias entre el gobierno nacional y el gobierno [ruso]. En concreto, establecía que la integridad territorial de Rusia no podía ser desafiada sin la participación de su propio cuerpo legislativo. 

Así que lo que dicen de que esta fue una especie de declaración de independencia no es más que un mito. Lograr la soberanía rusa no era ni su principio ni su fin. Todavía no puedo comprender por qué ahora lo llaman 'Día de Rusia'; según las últimas encuestas, la mayoría de la gente no ha leído la Declaración y menos personas aún entienden lo que significó. ¿Por qué la independencia? ¿De quién? Tendría más sentido celebrar la condición de Estado de Rusia el 12 de diciembre, el día en que se aprobó nuestra Constitución. 

¿Qué efecto tuvo la Declaración de la Soberanía sobre el futuro?

Más adelante, cuando Yeltsin se enfrentó al problema de la desintegración de la Federación Rusa, recordó la experiencia soviética cuando pidió a los entes federales que tomaran "tanta soberanía como pudieran tragar". Esta fue su manera de luchar contra los movimientos independentistas dentro de Rusia a falta de opciones económicas o militares eficaces.

Durante la firma del tratado de la Unión en agosto de 1991, las regiones autónomas de Rusia firmaron debajo de Borís Yeltsin; esto había sido un punto importante. Ellos se reconocieron a sí mismos como parte de Rusia, y a cambio alcanzaron el estatus federal durante las negociaciones sobre el federalismo ruso en marzo de 1992.