Un hombre de negocios ruso volará al espacio con Di Caprio

El pasado domingo, en el marco de 66ª edición del Festival de Cannes, se celebró la subasta benéfica de la Fundación Americana para la Investigación sobre el SIDA (AMFAR), en la que uno de los lotes era el vuelo al espacio con Di Caprio. La puja por el vuelo espacial, dirigida por la actriz Sharon Stone, tuvo un precio de salida de 1 millón de euros.

Vasili Kliukin fue el mejor postor y pago 1,2 millones de euros para realizar un viaje al espacio junto con la estrella de Hollywood, en la nave espacial suborbital SpaceShip Two de la empresa Virgin Galactic.

Kliukin, de 37 años, es conocido en la esfera inmobiliaria. Hasta el 2011 su oficina estaba ubicada en el centro de negocios “Moskva-City”. También está al frente del grupo Stars-Bridge, que se dedica a promocionar artistas rusos contemporáneos. Como ahora vive en Mónaco, se define a sí mismo como el primer turista espacial ruso-monegasco.

Los rusos no han conseguido repetir el éxito de Yuri Gagarin y ser los primeros, no astronautas profesionales en este caso, sino turistas espaciales. Se considera que el primer turista espacial fue el periodista japonés Akiyama Toyohiro, que en el 1990 realizó un vuelo a la estación orbital soviética Mir en la nave espacial Soyuz TM-11. El vuelo fue financiado a través de un proyecto privado de la compañía de televisión japonesa TVS.

Anteriormente se había informado de que el primer turista espacial ruso sería Yevgueni Kovalev, corredor de bolsa de San Petersburgo. El año pasado tenía que haber volado al espacio en una nave suborbital que está diseñando la empresa americana Armadillo Aerospace pero el viaje no llegó a realizarse.

El vuelo “estrella” tendrá lugar en Navidad, el 25 de diciembre del 2013. Será el primer vuelo comercial de la empresa Virgin Group, en el que también participarán el jefe de la empresa, Richard Bernson, y sus hijos. Todos los pasajeros tendrán que realizar un curso preparatorio de tres días y pasar un exhaustivo control médico. El vuelo durará no más de 2 horas y media y los turistas espaciales estarán durante 5 minutos en estado de ingravidez a una distancia de 100 kms de la Tierra. Según explicó Kliukin, el vuelo al espacio será un buen estímulo para dejar de fumar.

Al comentar su futuro vuelo, Kliukin anunció: “Todavía no conozco a Di Caprio. Pero sé que él, como  yo, juega al póquer. Le propondré jugar una partida durante el vuelo. ¡Seremos los primeros tahúres espaciales!”.

El precio habitual de un billete al cosmos en la nave SpaceShip Two es de cerca de 150 mil euros, 200 veces más barato que un vuelo como turista a la Estación Espacial Internacional. Además, no hace falta pasar allí un mínimo de 2 semanas ni realizar un entrenamiento de varios meses en el centro de preparación de astronautas.

El vuelo en el SpaceShip Two es sencillo, bonito y cómodo, casi como si se tratara de un vuelo en avión. Ya han reservado billetes para los próximos vuelos 580 personas, entre las cuales hay 20 hombres de negocios rusos cuyos nombres no han sido difundidos.