"Resulta muy difícil predecir la caída de un meteorito"

El meteorito cayó en el distrito de Satka, en Cheliábinsk. Ha causado daños materiales. Fuente: ITAR-TASS.

El meteorito cayó en el distrito de Satka, en Cheliábinsk. Ha causado daños materiales. Fuente: ITAR-TASS.

Astrónomos y científicos de Roscosmos hablan sobre las características del meteorito y de las dificultades para predecir la caída de un objeto como el que el viernes ha caído sobre Cheliábinsk.

"Roscosmos ha presentado propuestas para perfeccionar los sistemas automatizados de vigilancia y recuento de peligros en el espacio exterior", puntualizó, mientras comentaba la caída de un meteorito en los Urales.

Roscosmos organizó un coloquio a finales del año pasado, bajo la dirección de su responsable, Vladímir Popovkin, donde se discutió una estrategia de alerta temprana de asteroides y cometas, afirmó.

Los expertos propusieron que se formase un sistema nacional de vigilancia espacial, que tendría en cuenta datos proporcionados por los sistemas militares de vigilancia y otros sistemas de detección y vigilancia de objetos espaciales peligrosos, operados por otras organizaciones, como Rocosmos y el Ministerio de Industria y Comercio, y la Academia Rusa de Ciencias.

Los representantes de Roscosmos viajarán a Arizona, EE UU, en abril de 2013 para asistir a una conferencia internacional sobre defensa planetaria, que analizará objetos potencialmente peligrosos y los recursos con los que el mundo cuenta para estudiarlos y supervisarlos, y para reducir su posible impacto.

El meteorito sobrevoló la región de Cheliabinsk a las 7:23 de la mañana de hoy, viernes 15 de febrero. Los fragmentos que se desprendieron hirieron a cientos de personas y causaron daños a edificios en varias ciudades. Se rompieron las ventanas de varios edificios y fueron canceladas las clases en las escuelas y jardines de infancia de la región.

Unas 725 personas, incluyendo 159 niños, recibieron atención médica en Cheliábinsk tras la caída del meteorito, según informa el gobierno local en su página web.

"31 personas, incluyendo 12 niños, están ingresadas en hospitales. Nadie ha sufrido heridas graves ni hay víctimas mortales. La mayor parte de las heridas se deben a cortes producidos por cristales de las ventanas rotas a causa de la onda expansiva", explica el informe.

Los servicios de emergencia atendieron 80 llamadas, pero otras víctimas llegaron a los hospitales y centros de asistencia sin ayuda.

Según Natalia Gorlova, responsable del departamento de salud de la administración de Cheliábinsk, los centros médicos de la ciudad cuentan con 1.590 camas para las víctimas, incluyendo 44 plazas en unidades de cuidado intensivo, 91 camas en centros de traumatología y 341 en unidades de cirugía.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.