Los inmigrantes en Rusia estarán obligados a contar con un seguro médico

Cambian las condiciones de los contratos de trabajo con extranjeros. Fuente: ITAR-TASS

Cambian las condiciones de los contratos de trabajo con extranjeros. Fuente: ITAR-TASS

El Ministerio de Trabajo y de Protección Social de Rusia introduce el seguro médico obligatorio para los inmigrantes. Sin una póliza médica los ciudadanos extranjeros no podrán trabajar en el territorio de la Federación de Rusia de forma permanente ni tampoco con un contrato de trabajo.

Las enmiendas al Código Laboral, anunciadas en otoño por el ministro de Trabajo, Maxim Topilin, referentes a la actividad laboral de los inmigrantes, fueron publicadas el 17 de enero en la web del Ministerio de Desarrollo Económico en el marco de la evaluación de la actividad reguladora. Las enmiendas endurecen las exigencias para los inmigrantes a la hora de firmar contratos laborales. 

De este modo, para que un trabajador extranjero cuente con un contrato laboral en Rusia será indispensable tener permiso de trabajo, una patente (certificado similar al de trabajo, nota de traducción), un permiso de residencia temporal o el permiso de residencia en función de su estatus jurídico-administrativo.

Se introducen también algunas indulgencias: para los que estén un periodo inferior a seis meses no será obligatorio presentar la póliza del seguro ni los documentos del registro. 

El Ministerio de Trabajo explicó que la principal novedad del proyecto de ley es la obligatoriedad de presentar una póliza de seguro médico a la hora de firmar el contrato laboral  o el acuerdo correspondiente para la obtención de asistencia médica primaria y especializada. 

En la nota aclaratoria se explica que esta iniciativa legislativa está relacionada con la “necesidad de elevar el nivel de protección social y médica de los trabajadores extranjeros”. 

El presidente de la Asociación Internacional de Migración Laboral, Nikolái Kurdiumov, califica la introducción del seguro médico para los inmigrantes como una “medida correcta”, ya que el “patrón no paga ni un céntimo por su asistencia médica”. 

“Otro asunto es el amplio abanico de seguros, de 400 rublos (13 dólares) a 5.000 rublos (165 dólares) al año. Esta novedad es una fiesta para las compañías de seguros. Sin embargo, en cualquier caso serán las empresas de seguros las que pagarán por la asistencia médica, lo que es correcto”, destaca el experto. 

En el Ministerio de Trabajo destacaron que con la introducción de la nueva normativa los presupuestos de las regiones no tendrán responsabilidad sobre la asistencia médica de los inmigrantes. 

Según estimaciones de las autoridades moscovitas, cada año el presupuesto de la ciudad se hace cargo de tratar médicamente como mínimo a 1,5 millones de inmigrantes. 

El pasado otoño el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, anunció que cada año gastaban unos 5.000 millones de rublos (165 millones de dólares) en prestar asistencia médica a los inmigrantes. 

“El trabajo de los inmigrantes será un poco menos rentable. No comprarán seguros muy caros”, opina Nikita Mkrtchian, jefe del Instituto de demografía de la Escuela Superior de Economía. 

Según este experto, la prohibición que está estudiando ahora la Duma de registrarse en apartamentos de “goma” (donde los propietarios llegan a registrar decenas de inmigrantes que no viven en ese domicilio, nota de traducción) y el estudio y examen de lengua rusa, que costarán como mínimo unos 5.000 rublos (165 dólares) elevarán todavía más el gasto de los inmigrantes. 

Artículo publicado originalmente en ruso en Kommersant.  

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.