“Que amemos al profeta no significa que seamos asesinos”

Zaur Dadáev. Fuente: Reuters

Zaur Dadáev. Fuente: Reuters

¿Qué opinan sobre la participación de Zaur Dadáev en el asesinato de Borís Nemtsóv sus parientes más cercanos? El diario ruso 'Moskovski Komsomólets' ha podido entrevistar a Ruslán, el hermano mayor de Zaur, quien vive y trabaja en Piatigorsk.

El FSB anunció el 7 de marzo la detención de Zaur Dadáev y de otras cuatro personas, supuestamente ejecutoras y organizadoras del asesinato del político opositor Borís Nemtsov. El día 8 la jueza Natalia Mushnikova declaró: "Dadáev ha admitido implicación en el crimen. La culpabilidad de Dadáev queda corroborada por su confesión". Según una entrevista aparecida en el diario Moskovski Komsomólets el 11 de marzo este exagente de las fuerzas especiales de Chechenia, denunció que la confesión le fue arrancada con palizas y amenazas por los agentes que practicaron la detención.

 ¿Cómo se enteró de que habían acusado a su hermano de asesinar a Borís Nemtsóv?

Iba al trabajo y lo oí en las noticias. He de reconocer que me quedé pasmado. No me creo que mi hermano haya cometido semejante crimen. Es imposible.

 ¿Por qué cree que es imposible?

 Él ha trabajado muchos años para los órganos de seguridad del Estado, desde 2001. Siempre ha estado al servicio de la ley y el orden. Nunca le han interesado los títulos, para él lo importante era hacer bien su trabajo. Así llegó a teniente.

No era un agente cualquiera, era el segundo comandante del regimiento. También sirvió en el batallón Séver, que estaba a las órdenes directas de Putin. El trabajo ocupaba todo su tiempo. Solía ocurrir que, cuando por fin tenía un día de descaso, apenas nos habíamos sentado a la mesa, le llamaban pidiendo refuerzos. ¿Cree usted que él protestaba? Nada de eso. El deber por encima de todo. Dejaba lo que estuviera haciendo e iba a donde le ordenaran.

¿Y pretende decirme que mi hermano ha disparado a Nemtsóv? Él nunca haría nada que perjudicase a la república. Él servía para mantener la paz en el país y en su hogar.

 Pero es él quien ha confesado ante el tribunal.

Eso no me lo creo. Según tengo entendido, él no ha hecho ninguna confesión. De hecho, se niega a hablar con el juez instructor. Lo único que han podido oír de su boca es “amo al profeta Mahoma”, y han transformado esta frase en una confesión. Todos nosotros amamos al profeta, pero eso no significa que todos seamos unos asesinos.

 ¿Sabe usted qué hacía él en Moscú?

No. Yo ahora trabajo en Piatigorsk. Me dedico la instalación de ventanas y nos vemos poco. Sabemos que trabaja en la policía y no tenemos costumbre de preguntarle qué hace o adónde va.

 ¿Y conoce usted a quienes dicen ser sus cómplices,los hermanos Shahid y Anzor Gubashov?

Son parientes nuestros. Trabajaban en Moscú. Esos chicos no matarían a una mosca. Son unos buenazos, personas pacíficas. Sinceramente, dudo que sepan usar un arma. A diferencia de mi hermano, ellos nunca han trabajado para ningún organismo de seguridad. ¿Dónde han adquirido la experiencia para cometer un asesinato?

 ¿Cuándo fue la última vez que vio a su hermano?¿Cuándo hablaron por última vez?

El 4 ó el 5 de marzo él vino de visita. Vino, saludo a nuestra madre y se fue. Y dos días después lo arrestaron en nuestro barrio.

 ¿Y cómo actuó entonces?¿Parecía nervioso?

En absoluto, estaba completamente tranquilo, como siempre, yo no noté nada raro en su comportamiento.

 ¿Qué puede contarnos de su familia?¿Tiene mujer o hijos?

De momento no y, en parte, es culpa mía. Yo soy su hermano mayor y ya me he casado tres veces. Él, sin embargo, aún no ha podido. Es la costumbre. El pequeño no se casa hasta que el mayor esté asentado.

 ¿Qué opinan de lo ocurrido vuestras familias, vuestros padres y los padres de los Gubashov?

Todos pensamos que se trata de algún error. Nos telefoneamos hace poco para hablar de lo ocurrido. Es muy extraño. Los vecinos de los Gubashov y los nuestros, que nos conocen bien, vinieron a mostrar solidaridad. Ellos creen que todo se solucionará. Conocen bien a la familia y no creen lo que se dice en las noticias.

Según los vecinos de la ciudad de Malgobek que conocen a la familia, los Dadáev llegaron del pueblo Voznesénskaya (en Krasnodar) hace aproximadamente un año en el marco de un programa de traslados. Debido a los deslizamientos de tierra que se están produciendo en la actualidad como consecuencia de la extracción intensiva de petróleo que se efectuó durante la URSS, se está trasladando a los vecinos de estos pueblos. Zaur y Ruslán Dadáev tienen otro hermano mayor y una hermana más pequeña. El cabeza de familia falleció hace unos años. Según ha contado a MK un vecino de Malgobek y conocido de la familia, Shamsudin Mamilov, los Dadáev son una sólida familia de trabajadores. Nunca han perseguido el enriquecimiento y siempre han vivido de su trabajo. Ninguno de ellos ha tenido nunca problemas con la policía.

El alto cargo del Consejo de Derechos Humanos (CDH) adjunto a la Presidencia rusa, Andréi Bábushkin, constató signos de tortura en el cuerpo de los tres chechenes detenidos por su presunta implicación en el asesinato del opositor ruso Boris Nemtsov, informa EFE.

 Publicado originalmente en ruso en Moskovski Komsomólets.

 Lea más: El chechén que dijo organizar el asesinato de Nemtsov reniega de su confesión>>>

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies