Putin anuncia que se ha acordado un alto el fuego en Ucrania

Fuente: Konstantín Zavrazhin / Rossiyskaya Gazeta

Fuente: Konstantín Zavrazhin / Rossiyskaya Gazeta

El presidente ruso, Vladímir Putin, declaró que se firmó el acuerdo del Grupo de Contacto para implementar los acuerdos de Minsk. El líder salió a la prensa tras más de 14 horas de negociaciones.
"Putin, Hollande y Merkel no irían a Minsk solamente para firmar una paz formal", Alexéi Pushkov, director del Comité de Asuntos Internacionales de la Duma.
 "Sí, es una buena señal que las negociaciones hayan sido tan largas, porque si hubiesen hablado de la firma de un breve documento, habrían sido más cortas.", Alexéi Pushkov.

 

"Hemos llegado a un acuerdo sobre lo importante", dijo Putin, que compareció solo ante los periodistas en la cumbre de Minsk, en la que participaron también los líderes de Ucrania, Alemania y Francia. El documento ha sido firmado por los separatistas y por Kiev en el Grupo de Contacto para Ucrania, que es el único formato negociador en el que participan, con la mediación de Rusia y la OSCE.

El presidente ruso también anunció hoy que se ha acordado un alto el fuego en el este de Ucrania.

"A mi juicio, se logró llegar a acuerdos sobre muchas cosas. Primero, se acordó el cese del fuego a partir de las 00.00 horas del 15 de febrero", indicó el líder ruso.

Agregó que otro punto importante "es la retirada de armas pesadas de la actual línea de contacto para las tropas ucranianas y de la línea fijada en los acuerdos de Minsk del 19 de septiembre del año pasado para Donbás".

El presidente ruso, Vladímir Putin, dijo hoy haber acordado con su homólogo ucraniano, Petró Poroshenko, encargar a expertos militares la evaluación de la situación en la localidad ucraniana de Debáltsevo, escenario de intensos combates durante los últimos días. 

"Hemos acordado con el presidente Poroshenko encargar (…) a expertos militares la investigación sobre lo que realmente ocurre (en Debáltsevo)", dijo el mandatario ruso tras abandonar la sala de reuniones en Minsk.

Agregó que Rusia parte de que las tropas ucranianas cercadas en esta localidad depondrán las armas.

"El acuerdo en Minsk es un alivio para Europa", François Hollande

Las negociaciones de los líderes de Alemania, Francia, Ucrania y Rusia sobre el arreglo en Dombass de momento atraviesan uno de los momentos más dramáticos, ha declarado el embajador en misión especial del Ministerio de Exteriores de Ucrania, Dmitri Kuleba. 

"Se está viviendo uno de los momentos más dramáticos de las 14 horas de consultas", escribió Kuleba en su cuenta en Twitter, acusando a los representantes rusos de la "perfidia".

Además, calificó esta noche como la más larga en la historia moderna ucraniana. 

Según informó a RIA Novosti una fuente próxima a los negociadores, las propuestas rusas sobre la línea de separación entre los milicianos en Donbass y el Ejército ucraniano y el estatus de las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk no le convienen a Kiev.

Los líderes de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania apoyan la integridad y la soberanía de Ucrania, según la declaración final tras la cumbre de Minsk.

Angela Merkel, François Hollande, Vladímir Putin y Petró Poroshenko reiteraron también su apoyo al proceso de paz en el este del país, declarando que solo puede ser solucionado a través de la diplomacia, sostiene el documento.

Los líderes no han puesto su firma en el documento de trece puntos, pero emitieron una declaración conjunta de respaldo al plan de arreglo pacífico.

El acuerdo contempla la retirada del armamento pesado desde la actual línea en la que se encuentran las tropas ucranianas y desde las posiciones que ocupaban los rebeldes en el momento de los acuerdos de Minsk de septiembre.

En las últimas horas los combates no han cesado y han muerto diez civiles y dos soldados. Según datos de la ONU son más de 5.300 las víctimas totales y más de un millón los desplazados.

Lea más: Los líderes abandonan la sede de la cumbre tras el acuerdo para Ucrania>>>

Basado en información de sputnik.ru y efe

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.