“Nuestra economía saldrá de la situación actual”

Vladímir Putin se reúne con periodistas rusos y extranjeros. Fuente: Konstantín Zavrazhin

Vladímir Putin se reúne con periodistas rusos y extranjeros. Fuente: Konstantín Zavrazhin

El 18 de diciembre el presidente de Rusia, Vladímir Putin, por décima vez, a las preguntas de los periodistas rusos y extranjeros en una gran rueda de prensa. En esta ocasión, el tradicional encuentro del presidente con la prensa se celebra en el marco de un brusco giro en la situación económica y financiera, así como de una exacerbada agenda internacional.

La economía y el rublo

Evidentemente, la situación actual va acompañada ante todo de factores externos. Pero centrémonos en todo lo que aunque planeábamos y deberíamos hacer y no hemos hecho.

En primer lugar, cambia el precio del petróleo y tras él el precio del gas. Podemos hacer algunas preguntas al gobierno, al Banco Central, pero en general todo avanza en la dirección adecuada. Espero que se mantenga la bajada del tipo de cambio de las divisas extranjeras, es una posibilidad. También es posible que los precios del petróleo sigan bajando. 

Nuestra economía saldrá de la situación actual. ¿Cuánto tiempo necesitaremos? En el peor de los casos, unos dos años. El Banco Central no tiene intención de deshacerse de sus reservas sin pensar, el volumen total de las reservas de Rusia asciende a 8,3 billones de rublos (141.000 millones de dólares).

La creación en Rusia de un sector real de la economía que no dependa de la energía no será posible mientras el sector energético siga aportando unos beneficios tan altos. Es necesario trabajar. Las circunstancias actuales nos obligan a ser más eficaces.

Sí, será más complicado cumplir las obligaciones del Estado en materia social. ¿Pero podemos conseguirlo? Por supuesto que podemos.

Política

¿Acaso no nos dijeron tras la caída del Muro de Berlín que la OTAN no se expandiría hacia el este? Y su expansión se produjo casi inmediatamente. ¿Acaso eso no es un muro? Nadie se ha detenido, en esto consiste el problema existente en las relaciones internacionales: nuestros socios occidentales han decidido que son un imperio, que el resto de países son sus vasallos y que tienen derecho a oprimirlos. Nuestra sólida postura respecto a las crisis actuales, entre ellas la de Ucrania, está llamada a demostrar a nuestros socios occidentales que no es bueno construir muros.

La sólida postura de Rusia respecto a las crisis actuales demostrará a nuestros socios que es necesario construir un espacio de seguridad común. 

Hagamos lo que hagamos, siempre se oponen a nosotros, se enfrentan a nosotros. Recuerden cómo se llevó a cabo la preparación de las Olimpiadas. En aquel momento se realizaron intentos coordinados y sin precedentes de desacreditar tanto las Olimpiadas como sus preparativos. Siempre intentarán ponerle una cadena a nuestro osito Misha [la mascota de los Juegos Olímpicos de Moscú], arrancarle sus uñas y sus dientes (es decir, el potencial de contención nuclear), incluso si este deja de perseguir animales por el bosque y comienza a alimentarse de bayas y miel.

Ya han comenzado a circular declaraciones sobre el hecho de que es injusto que Siberia forme parte de Rusia. Como a México le arrebataron Texas, es algo normal. Están intentando hacer de nuestro Misha un pelele. Nosotros queremos protegernos y luchar, ser más independientes, porque si no acabaremos con nuestra piel disecada y colgada en sus paredes.

Estados Unidos también está cambiando su orientación hacia el este, porque allí surgen nuevas posibilidades. En los países asiáticos aumenta el consumo en recursos energéticos. ¿Por qué deberíamos rechazar esta posibilidad, si ideamos esta estrategia hace tiempo? El contrato con China es muy ventajoso, nos aportará muchos beneficios. Esto nos permitirá unificar los sistemas occidentales y orientales de transporte de gas y, dependiendo de la coyuntura, podremos transportar gas de un lugar a otro. Se trata de un enorme proyecto de construcción, de recaudación de impuestos, de reactivación económica.

En lo que respecta a Turquía,  conocemos su capacidad de consumo. De nuestros socios europeos depende la posible creación de un centro energético en territorio de Turquía y Grecia. Si ellos desean tener un acceso ininterrumpido al gas, se creará este centro energético. Pero no existe un suministro más barato y fiable que el de Rusia.

La crisis en Ucrania

En Rusia el presidente es el responsable de todo. Respecto a los soldados, de su suerte responde el Comandante Supremo, que es la misma persona. Todos aquellos que, siguiendo a su corazón, participan en las operaciones militares, incluidas las operaciones en Ucrania, no lo hacen por dinero.

Nosotros consideramos que las acciones del gobierno de Kiev forman parte de una operación de represión. No fueron los sublevados quienes atacaron a Kiev. Tras el golpe de Estado, en lugar de iniciar un diálogo político con quienes no estaban de acuerdo, Kiev comenzó a hacer uso de la policía, del ejército y del bloqueo económico.

Nosotros consideramos que estas acciones son contraproducentes y dañinas. Estamos dispuestos a participar como intermediarios para ayudarles a iniciar un diálogo político hasta restablecer un espacio político unificado en el país.

Creo que debe llevarse a cabo el intercambio de absolutamente todos los prisioneros de guerra entre Donbass y Kiev. Pero esto es más complicado en la práctica.

Si Ucrania desea restablecer la paz y la integridad territorial, debe mostrar respeto por las personas que viven en las regiones más alejadas del país e iniciar un diálogo político con ellas.

Lea más: Putin promete hacer frente a la presión externa>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.