“La Tercera Guerra Mundial no ha empezado”

Ex primer ministro Evgueni Primakov. Fuente: Olesia Kurpiáeva

Ex primer ministro Evgueni Primakov. Fuente: Olesia Kurpiáeva

Evgueni Primakov, académico, ex primer ministro y exministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, a quien se suele atribuir la creación de la política exterior moderna de Rusia, reflexiona en una entrevista para Rossiyskaya Gazeta acerca de si es posible una nueva guerra fría y sobre cuál es la principal amenaza del mundo.

Hace cinco años usted dijo: “Es necesario tener buenas relaciones con Ucrania… No debemos perder Ucrania bajo ninguna circunstancia política… Debemos aproximarnos constantemente a Ucrania en los puntos donde esta unión es posible”. ¿Por qué no se ha conseguido? ¿Se conseguirá en el futuro

Yevgueni Primakov nació en Kiev en 1929. Fue ministro de Relaciones Exteriores de Rusia desde enero de 1996 hasta septiembre de 1998. Su política pragmática para defender los intereses rusos frente a la expansión de la OTAN fue respetada internacionalmente. El 12 de septiembre de 1998 Yeltsin lo nombró Presidente del Gobierno y fue destituido el 12 de mayo de 1999.

No me desdigo de las palabras que dije sobre Ucrania hace cinco años. Los acuerdos y el acercamiento a Ucrania siguen contándose entre los intereses nacionales del Estado ruso, del pueblo ruso. En este sentido no ha cambiado nada. Pero en la actualidad, la situación en Ucrania y a su alrededor sí que ha cambiado. En lo que respecta al futuro, yo me confieso optimista, aunque por ahora moderadamente. 

Se dice que los acontecimientos en Ucrania han desencadenado una nueva guerra fría que llevará a su vez a una nueva distribución de fuerzas en el mundo.

Yo no estoy de acuerdo con que la vuelta a una guerra fría sea inevitable. El distanciamiento con Occidente no es una guerra fría en el sentido antiguo de esta expresión, ya que en aquel momento había dos grupos de estados liderados por Estados Unidos y la Unión Soviética situados en dos posiciones ideológicas contrarias, y esta situación amenazaba con convertirse en una auténtica guerra.

Ahora, en mi opinión, la situación es distinta. Aunque ha habido cambios en el mundo debido a la crisis en Ucrania, y esto no podemos ignorarlo. Rusia ha demostrado ser un país que defiende sus intereses nacionales en un mundo unipolar. Estados Unidos y sus aliados europeos no sintonizan demasiado con esta idea, pero este es el curso objetivo de la historia. 

Sin embargo, el papa Francisco ha declarado que la Tercera Guerra Mundial ya ha empezado. ¿Es una metáfora?

Yo no comparto el punto de vista de los que creen que ya ha comenzado la Tercera Guerra Mundial, por lo que el papa no me parece un profeta. 

Imagine que ante nosotros tenemos un mapa del mundo en el que están resaltadas todas las zonas en conflicto del planeta. ¿Cuáles serían las más peligrosas para el mundo y para Rusia?

Sin duda, una de las zonas en conflicto más peligrosas es el territorio de la agresiva actividad de la organización del Estado Islámico. En primer lugar porque es como un imán que atrae a todos los islamistas radicales de distintos países (la gente siempre se suma a los vencedores) y el Estado Islámico ya controla una importante parte del territorio de Irak y Siria, especialmente de Irak.

En segundo lugar, porque esta organización no se limita a su objetivo de establecer un califato en uno de los países árabes, sino que extiende sus anhelos a todos los territorios en los que vive población musulmana. Y estamos hablando de muchos territorios, como sabe.

En tercer lugar, porque Estados Unidos no abandona su política miope de derrocar el régimen de Bashar al Asad, no intenta regularizar sus relaciones con Irán y, quizás lo más importante, no hace todo lo posible para llamar a los suníes a que se unan en la lucha contra el Estado Islámico en Irak y fuera de este país. No se puede conseguir la derrota del Estado Islámicos exclusivamente con bombardeos. Para ello es necesario contar con los esfuerzos de todo el mundo. 

Obama ha declarado que las principales amenazas de la actualidad son el virus del Ébola, las acciones de Rusia en Europa y la agrupación del Estado Islámico. ¿Qué intenta conseguir Obama con estas declaraciones?

Estas declaraciones quedarán en la conciencia del presidente Obama. En mi opinión, no son muy perspicaces.

Lea más: El programa norteamericano de 'ataque global inmediato' y la respuesta rusa>>>

Artículo abreviado. Publicado originalmente en ruso en Rossiyskaya Gazeta