Operadores de telefonía móvil, fondos de pensiones y bancos se verán afectados por la nueva ley de medios de comunicación

Según la norma aprobada por la Duma, los extranjeros no podrán controlar más del 20% de las acciones. Fuente: TASS

Según la norma aprobada por la Duma, los extranjeros no podrán controlar más del 20% de las acciones. Fuente: TASS

Hay licencias de medios de comunicación que pertenecen a webs de operadores de telefonía móvil, fondos no estatales de pensiones y bancos, en cuyo capital hay una parte de inversores extranjeros. Los propietarios de los medios de comunicación corporativos, común en la mayoría de las grandes empresas rusas, también tendrán que estudiar qué es lo que exige la nueva ley.

Las páginas webs de varios operadores móviles, entre los que se encuentran MTS, Megafon, Vimpelkom y T2RTK holding (presta servicios con la marca Tele2) están en la lista de medios de comunicación del Servicio Federal de supervisión de las comunicaciones, tecnologías de la información y comunicación de masas (Roskomnadzor). Aparecen registradas como “publicaciones periódicas electrónicas”. Según MTS, las compañías de telefonía móvil están obligadas a informar de los servicios que prestan a sus clientes a través de los medios de comunicación y por eso necesitan ese estatus.

Recientemente se ha aprobado un proyecto de ley impide a los extranjeros establecer medios de comunicación en Rusia y además no permite que estos tengan una participación de capital superior al 20% en los medios. Prácticamente todas las grandes empresas de telefonía móvil en Rusia tienen estructuras extranjeras entre sus accionistas. Sin embargo, a partir de febrero del 2016 las empresas cuyo capital extranjero supere el 20% ya no podrán ser propietarias de medios de comunicación rusos. La ley “De los medios de comunicación de masas” está a la espera de ser firmada por el presidente.

Las empresas rusas y personas físicas que controlen un tanto por ciento del medio a través de estructuras extranjeras tendrán una prórroga hasta febrero del 2017. La nueva normativa se refiere a un control directo y también indirecto.

Los medios de comunicación de entretenimiento, educativos o con otro tipo de contenidos no informativos, por ejemplo Discovery, Disney o National Geographic también se pueden ver afectados por la nueva medida.

Según la base de datos de Roskomnadzor, los operadores de telefonía móvil no son los únicos propietarios de medios con un perfil distinto al habitual. Más de una decena de fondos de pensiones no estatales también tienen este tipo de licencias.

El banco VTB 24 (que pertenece a VTB y cuyo 39% es de libre circulación). La página web rusa del sistema de pagos al momento Quiwi (cuyo 64,4% se comercializa en NASDAQ y el resto pertenece a unas cuantas empresas extranjeras) también está registrada como medio de comunicación.

Además, muchas grandes empresas rusas son  propietarias de licencias de sus medios de comunicación corporativos, sobre todo los impresos. Por ejemplo, Norilski nikel (entre cuyos accionistas hay dos empresas registradas en el extranjero que tienen partes de más del 20%) tiene una revista corporativa con el mismo nombre.

Lea más: Los medios de comunicación rusos se cerrarán al capital extranjero>>>