Lista (imaginaria) de cosas hechas y pendientes de hacer de Vladímir Putin

Hoy el presidente ruso celebra su 62 cumpleaños. Presentamos algunos de los logros y de experiencias que ha tenido. Fuente: Ria Novosti

Hoy el presidente ruso celebra su 62 cumpleaños. Presentamos algunos de los logros y de experiencias que ha tenido. Fuente: Ria Novosti

El presidente ruso, Vladímir Putin, cumple hoy 62 años. Pese a haber manejado el timón de la Madre Rusia durante casi 15 años, sigue siendo una figura ambigua cuyo lugar en la historia recogerán los libros de texto de 2044. Aunque una cosa queda clara: Putin ha aprovechado bastante este periodo en el poder. La mayor parte de su tiempo lo ocupa el trabajo, pero ello no le ha privado de disfrutar de una riqueza de experiencias con las que muchos presidentes sólo podrían soñar.

Para el cumpleaños del presidente, el periódico The Moscow Times ha redactado una –totalmente hipotética- lista de cosas hechas y por hacer en su carrera; va desde lo impresionante hasta lo sencillamente inimaginable. La lista también incluye cuantro cosas todavía por hacer para poder retirarse feliz y tranquilamente con una sensación de completa satisfacción.

Hecho:

1. Volar en un avión de combate

Así empezó todo: en marzo del año 2000, Putin voló a la entonces turbulenta Chechenia en el asiento del copiloto de un caza Su-27. Aunque no llegó a manejar los controles, sí que envió un poderoso mensaje al presentarse a sí mismo como un hombre con el valor de no dar marcha atrás en un conflicto militar, marcando un claro contraste con su predecesor, Borís Yeltsin. Quizás como presagio de los que sucedería más tarde, este vuelo también mostró que Putin no estaba simplemente haciendo alarde de su valor ante un público que le adoraba.

2. Domar un tigre

Fuente: Ria Novosti

… y un oso polar, un leopardo, una ballena beluga, una grulla siberiana...  Putin es aficionado a los animales en peligro de extinción, hasta el punto de declarar en una ocasión que él y los leopardos de las nieves “hablaban la misma lengua”.

Su política medioambiental es bastante irregular, pero esto no le ha impedido posar repetidamente con animales exóticos, incluyendo depredadores, aunque algunos de ellos resultaron estar drogados en aquel preciso momento.

3. Encontrar antiguos tesoros bajo el mar

Fuente: Ria Novosti

Un día de 2011, Putin se puso su traje de neopreno y buceó hasta el fondo del Mar Negro para salir a la superficie media hora después con un par de ánforas griegas de 1.400 años de antigüedad

A los arqueólogos profesionales suele llevarles semanas descubrir y extraer este tipo de tesoros y se rumorea que el presidente admitió posteriormente que estos objetos se habían colocado expresamente, pero aun así esta historia lo acercaba a Indiana Jones más que a mucha gente. Además, el presidente mostraba así su interés en la historia.

4. Conducir una Harley

Fuente: AP

En realidad, era una motocicleta de tres ruedas: Putin ha reconocido que se sentía inseguro en una Harley de dos ruedas. Pero, de todos modos, en 2010 lideró una caravana de intimidantes hombres barbudos y altamente patrióticos bajo una bandera rusa hasta una exhibición de motocicletas en Sebastopol (años antes de que Rusia reclamara la antigua ciudad ucraniana como parte de su territorio).

5. Aparecer en camisetas

El actor Mickey Rourke con una camiseta en la que aparece el presidente de Rusia Vladímir Putin en una tienda de souvenirs en los famosos almacenes GUM, situados en la Plaza Roja de Moscú. 11 de agosto de 2014. Fuente: Reuters

El simple hecho de ser el jefe del Estado no tiene por qué significar que tu cara aparezca en camisetas por todo el mundo. Para poder mirar al mundo desde la perspectiva de los pechos de una desconocida debes alcanzar la categoría de icono. Bueno, Putin puede tachar esto de la lista gracias a las sanciones que Occidente impuso a Rusia por su supuesta injerencia en Ucrania este año, lo cual llevó a los empresarios más patrióticos a imprimir camisetas animando a Putin a plantar cara a Occidente. Según algunos informes, los tops se están vendiendo como rosquillas.

6. Iniciar una guerra

Esto no figura en la lista de muchos, sin lugar a dudas. Pero cuando Putin comenzó su ascensión al poder, prometió acabar con la insurgencia islamista en Chechenia, y así lo hizo. También se le acusa de provocar en 2014 la guerra civil en Ucrania, pero el Kremlin niega estas acusaciones, de modo que habrá que esperar a los libros de texto de 2044 para sacar una conclusión al respecto.

7. Ganar una guerra

Fuente: Photoshot/Vostock Photo

Putin ha ganado por lo menos dos guerras. La guerra en Chechenia, llamada “operación antiterrorista”, acabó en 2009 con la derrota de los insurgentes (aunque la resistencia islamista continúa operando por todo el Cáucaso Norte). Y Rusia también sacó la carta más alta en la “guerra de los cinco días” contra Georgia en 2008, aunque el debate sobre quién inició el conflicto sigue abierto a día de hoy.

8. Aplastar a tus enemigos

Fuente: AP

El incuestionable logro de Putin fue la construcción de un “poder vertical”, en el que el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial son leales y/o dependientes del Kremlin. Todo aquel que se ha mostrado en contra de ello ha sido expulsado del gobierno y los activistas en la oposición se han enfrentado a dudosas causas penales y han dejado sus puestos vacíos en las papeletas electorales. Naturalmente, en una democracia los oponentes políticos no suelen calificarse de enemigos, aunque eso es una historia distinta.

9. Comprar un poni

No suena muy masculino, pero, ¿por qué dejarse llevar por los estereotipos? Putin ha acumulado muchas mascotas durante las últimas dos décadas, desde Koni el perro labrador hasta Skazka la cabra. Vadik el poni entró en la lista en 2005 y Putin ni siquiera tuvo que pagar por él: fue un regalo del presidente de Tatarstán, Mintimer Shaimíev. Aunque no lo monte frecuentemente, lo cierto es que Putin tiene un poni.

Pendiente / no confirmado:

Hacerse súper rico (no confirmado)

Corren muchos rumores acerca de la riqueza personal de Putin, algunos detractores han mencionado cifras de más de 70.000 millones de dólares. Pero esta mítica riqueza nunca se ha demostrado. No obstante, muchos viejos amigos de Putin se han convertido en los directores generales de corporaciones estatales y privadas (con los salarios que estos estatus conllevan). Mientras tanto, el presidente puede consolarse con una gran cantidad de mansiones estatales, helicópteros y limusinas que le proporciona el Kremlin.

Conseguir una novia sexy (no confirmado)

Fuente: ITAR-TASS

Esto parece algo muy estereotipado y no demasiado correcto políticamente, pero Putin se ha esforzado mucho por proyectar una imagen altamente masculina y se ha postulado como el hombre de los sueños de muchas mujeres rusas por una razón.

El hecho es que el presidente ruso es extremadamente celoso de su vida privada, tanto de que incluso su divorcio de su esposa Liudmila tras 30 años de matrimonio fue un shock para la sociedad.

Su nombre se ha vinculado al menos a una sex symbol rusa, pero sólo son rumores y fuera del Kremlin nadie sabe realmente a quién pertenece el corazón de Vladímir Putin. 

Viajar al espacio (pendiente)

Putin ha viajado a las profundidades del mar y ha recorrido los rincones más salvajes y el cielo (ver más arriba), pero por ahora no ha abandonado este planeta. La todavía poderosa industria especial de Rusia y su relación con la Estación Espacial Internacional podrían ayudarle a seguir los pasos de Yuri Gagarin, aunque la industria está tan retrasada que se arriesga a ver sus opciones limitadas a comprar un billete en una nave privada de turistas estadounidense si no se da prisa.

Artículo originalmente publicado en The Moscow Times

Lea más: ¿Cuáles son los éxitos y fracasos de Putin según los rusos?>>>