¿Está implicado el Estado Islámico en un atentado en Chechenia?

Fuente: Ria Novosti

Fuente: Ria Novosti

El pasado sábado, 5 de septiembre, cinco policías murieron y 12 personas resultaron heridas tras una explosión en Grozni, capital de Chechenia. Los expertos no descartan que el terrorista podría estar relacionado con el Estado Islámico pero piden que no se llegue a conclusiones precipitadas.

El terrorista suicida cometió un atentado en la entrada de la sala de conciertos. Cinco policías murieron y 12 personas más resultaron heridas a consecuencia de la explosión. La sala de conciertos tenía que acoger los actos festivos en motivo del Día de la ciudad, que coincide con el cumpleaños del jefe de la república, Ramzán Kadírov

El terrorista-suicida fue identificado como Apti Mudárov, de 19 años y vecino del barrio de Staropromyslovski de Grozni. Hace unos dos meses se fue de casa y desde entonces sus familiares no sabían nada de él.

El presidente de Chechenia, RamzánKadírov, escribió en su cuenta de Instagram que lo sucedido no influyó para nada en la situación de la república que está “totalmente controlada por los órganos de seguridad”. Además, prometió “eliminar a todos los que están implicados en el atentado”.  

¿Huella del Estado Islámico?

Los expertos entrevistados por RBTH no creen que el atentado se trate de un hecho casual. Serguéi Goncharov, presidente de la Asociación de veteranos de la unidad antiterrorista Alfa, explica que “el atentado coincidió con las celebraciones del Eid al Adha (importante celebración musulmana), el cumpleaños del presidente de la república Ramzán Kadírov y el día de la ciudad de Grozni. Es evidente que estaba planeado. El terrorista-suicida podría perfectamente estar relacionado con los guerrilleros del Estado Islámico (EI)”. No hace mucho que Kadírov respondió duramente a las amenazas del EI a Rusia anunciando que defendería los intereses de su país, recuerda Gonchárov, que considera que el atentado podría haber sido una respuesta a las palabras y hechos del jefe de Chechenia.

Vadim Koziulin, experto del PIR-Centro de investigaciones políticas, tampoco descarta que pueda haber una relación entre el terrorista-suicida de Chechenia y los islamistas del mundo árabe ya que los medios de comunicación actuales permiten a los terroristas mantener contacto aunque se encuentren en países distintos.

“Los especialistas militares que se ocupan de la lucha contra el uso de bombas activadas por radio control destacan que en el mundo árabe aparecieron hace dos años este tipo de explosivos, que ya se habían utilizado en la campaña militar de Chechenia. Esto significa que hace tiempo que hay intercambio de tecnologías entre Chechenia y el mundo árabe”, explica Koziulin.

Según este analista, el intercambio no es sólo tecnológico sino también de personas. Hay individuos que procedentes de Asia Central, el Cáucaso y Rusia se alistan al EI. “Los islamistas son la amenaza que nuestra región tendrá que afrontar próximamente”, asegura Koziulin.

La promocionada marca de los islamistas radicales

Nikita Mendkovich, experto del Consejo ruso de asuntos internacionales, explica que todavía no existe una relación directa entre los terroristas de Chechenia y los guerrilleros del Estado Islámico. Según este experto las especulaciones sobre este tema están relacionadas con la gran cantidad de información totalmente accesible sobre su actividad e ideología.

“Los elementos marginales de orientación extremista utilizan el nombre (EI) como una marca. Hace poco hubo un caso en Uzbekistán cuando los extremistas colgaron en una ciudad una bandera del EI, pero esta acción no significa en absoluto que esta organización haya penetrado en la región de Asia Central”, explica Mendkovich. Además, considera que como máximo los terroristas de la región del Cáucaso han podido establecer correspondencia por internet con representantes del EI y por eso todavía no se puede hablar de una penetración real de los islamistas radicales en Rusia.

Para Vadim Koziulin“los islamistas están llevando a cabo una guerra de propaganda contra las fuerzas de la coalición. Reaccionan en el espacio informativo a las declaraciones de diferentes políticos. En el caso de Chechenia, puede ser que el mensaje fuera que el poder es impotente y que Kadírov habla en vano.”

En opinión Serguéi Markedónov, politólogo, docente de la cátedra de estudios regionales del extranjero y política exterior de la Universidad estatal rusa de humanidades, todavía es pronto para especular y llegar a conclusiones sobre el atentado en Chechenia: “Hay poca información sobre la actividad del EI en el Cáucaso. Todavía no está del todo claro si el atentado en Chechenia fue algún tipo de señal para las autoridades de la república o para Rusia en general”.

Considera que Chechenia ahora es más estable que otras repúblicas vecinas (por ejemplo, Ingushetia) pero los problemas no han desaparecido totalmente. “En gran parte el modelo estabilizador de Ramzán Kadírov se basa en silenciar los problemas. Más pronto o más tarde este silenciamiento puede desembocar en un atentado”, explica Markedónov. De todas formas este politólogo no considera que este atentado pueda sacudir gravemente la estabilidad de Chechenia. “Hay que recordar que la estabilización de Kadírov no es la solución de todos los problemas. Probablemente se trate solo de su solución táctica”, señala Markedónov.

Lea más: El fenómeno de “irse al bosque” en Daguestán>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.