La posición sobre Crimea divide a un partido liberal de oposición

Mijaíl Prójorov. Fuente: ITAR-TASS

Mijaíl Prójorov. Fuente: ITAR-TASS

Plataforma Cívica, uno de los partidos clave de la oposición rusa, ha perdido a su líder: Irina Prójorova, hermana del millonario Mijaíl Prójorov, ha anunciado que dejará su cargo debido a desacuerdos con la postura del partido sobre Crimea.

Plataforma Cívica fue fundado por el millonario Mijaíl Prójorov. Varios meses antes de su creación en 2012, el empresario había participado en las elecciones presidenciales rusas como candidato independiente. Recibió el 7,98 % de los votos y quedó tercero en la carrera electoral.

Tras las elecciones, Prójorov decidió formar Plataforma Cívica, un partido de ideología liberal. El grupo está a favor de reducir el mandato presidencial a cuatro años (actualmente es de seis) y de limitar a dos el número de mandatos de un presidente en toda su vida (actualmente una persona solo puede ocupar el cargo dos mandatos consecutivos, pero puede ser reelegida más tarde). El partido está a favor de la elección directa de los gobernadores y de las autonomías locales; también de que la población elija a los miembros del Consejo de Rusia en comicios abiertos, a los que cada candidato se presentaría libremente, sin ningún tipo de filtro.

Prójorov declaró que Plataforma Cívica se había convertido en la segunda fuerza política del país tras el partido en el poder, Rusia Unida. En su opinión, tiene que ser “un partido compacto, profesional… y tener el derecho a permitir que los líderes de la sociedad cívica se presenten a las elecciones.”

Sin embargo, más tarde Prójorov empezó a reducir continuamente sus aspiraciones políticas. En el verano de 2013, no se presentó a alcalde de Moscú y en la primavera de 2014, abandonó su cargo como líder de Plataforma Cívica. Fue sucedido por su hermana, Irina Prójorova, experta en literatura, editora en jefa y propietaria de la revista y casa editorial Novoe Literaturnoe Obozrenie. Pero al cabo de pocos meses, también la hermana del millonario anunció que dejaría la dirección del partido.

Según Irina Prójorova, la decisión fue resultado de su postura personal sobre Crimea. “La mayoría de la las divisiones regionales del partido apoyan la reunificación de Crimea con Rusia. Como intelectual, yo no puedo estar de acuerdo con esta opinión y no puedo dejar que el partido se fragmente”, explicó en una sesión de Plataforma Cívica la semana pasada. “Esta situación es muy difícil para mí. Estoy atrapada entre mis sentimientos y mis obligaciones. Últimamente no he podido hablar abiertamente sobre mi postura, ya que, si lo hago, será en contra de la mayoría del partido.”

Escepticismo entre los expertos

 El analista político Yuri Korgunyuk afirma que con la partida de los hermanos Prójorov el electorado perderá interés en Plataforma cívica. Cree que ningún otro líder será capaz de darle al grupo un peso político respetable.

“Esto no significa, sin embargo, que los Prójorov hayan dejado la política definitivamente”, enfatiza Korgunyuk. “Son políticos incluso en contra de su propia voluntad. Para el Gobierno, se trata de miembros de la oposición convenientes, respetables, en los que se puede confiar. Prójorov ni siquiera llegó nunca a denominarse a sí mismo una figura de la oposición: ‘No soy la oposición, soy una alternativa’, decía. Cuando el país vuelva a necesitar un personaje que pueda consolidar los impulsos políticos de la oposición, es probable que se solicite a Mijaíl Prójorov que vuelva al escenario de la política a gran escala. Esto podría suceder incluso en vísperas de las próximas elecciones a la Duma en 2016.”

“Los Prójorov no han abandonado completamente Plataforma Cívica, simplemente han decidido no seguir al frente. Pero siguen siendo miembros del partido”, explica el coordinador de la división moscovita del partido y Consejero de la Ciudad de Moscú, Mijaíl Vishegoródtsev.

Según el vicepresidente del Centro de Tecnología Política, Alexéi Makarkin, no es necesariamente cierto que Plataforma Cívica tenga que dejar de existir después de que Prójorov abandone el liderazgo. Makarkin cree que los desacuerdos sobre Crimea son la única razón externa para la renuncia de Irina Prójorova.

 “Actualmente, Plataforma Cívica como partido político a nivel nacional no tiene ninguna perspectiva, esté o no liderado por la familia Prójorov. En general, ahora mismo la oposición liberal no es popular entre la ciudadanía rusa. La agenda ha cambiado drásticamente y se ha hecho más antioccidental. Pero es posible que con el tiempo los rusos vuelvan a estar interesados en un partido liberal moderado”, resume Makarkin. 

Lea más: Se dispara la popularidad de Putin>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.