Se suspende la ley que prohibía la publicidad de la cerveza

Tras el anuncio de la medida, las empresas de publicidad gastarán 145 millones de dólares. Fuente: PhotoXpress

Tras el anuncio de la medida, las empresas de publicidad gastarán 145 millones de dólares. Fuente: PhotoXpress

Tras la prohibición impuesta en 2012, la Duma ha aprobado una ley que permite publicitar cerveza en estadios y durante la retransmisión de eventos deportivos. En consecuencia, las cerveceras rusas ya se están preparando para gastar hasta 145 millones de dólares en anuncios. Los expertos han señalado que el que Rusia sea anfitriona del Mundial de 2018 es una de las razones para derogar la ley que impedía la publicidad.

La Cámara Baja del Parlamento ruso, la Duma de Estado, aprobó la propuesta de suspender la prohibición de anunciar cerveza durante competiciones deportivas oficiales en una segunda ronda de votación, justo antes del periodo de vacaciones. El proceso de deliberación completo ocupó a los parlamentarios durante diez días, un tiempo récord. Los anuncios de cerveza estarán permitidos en estadios y durante la retransmisión televisiva de los eventos. En principio, la ley se mantendrá en vigor hasta el 2019.

Además, la Duma extiende esta autorización a las publicaciones impresas, siempre y cuando los anuncios no se encuentren ni en portada ni en la última página.

El levantamiento de la prohibición ha agradado a los productores de cerveza. “Desde hace muchos años, la cerveza Baltika ha apoyado diversas modalidades deportivas, clubes y ligas. Cultivar el deporte siempre ha sido una de las prioridades de la compañía en lo que respecta a su compromiso con la comunidad. Nuestras marcas siempre se han publicitado en absoluta consonancia con la ley”, declaró el vicepresidente de márketing de Baltika, Maxim Lazarenko, a RBTH. Baltika es el mayor distribuidor de cerveza en Rusia y forma parte del grupo Calsberg. “Nos alegra saber que las anteriores restricciones a la publicidad durante competiciones deportivas, en prensa y televisión han quedado anuladas en previsión del Mundial de 2018”, afirmó. Baltika ha patrocinado un amplio abanico de eventos deportivos en todo el país, incluyendo el Campeonato ruso de fútbol.

Una práctica común

“En los países en los que la cerveza es bebida nacional, como Alemania, la República Checa, Holanda u otros, y donde constituye parte de la dieta básica, no hay restricciones sobre la publicidad”, dice Serguéi Zuykov, director general del bufete Zuykov y Socios. “Otro claro ejemplo tomado de marcas extranjeras podría ser Heineken y sus largos años de cooperación con la UEFA Champions League”, añade Alexéi Kozlov, analista principal de la Compañía de Inversiones UFS.

En 2002 se prohibió estrictamente la venta de cerveza en estadios y todo tipo de competiciones deportivas. Esta decisión fue motivada por las caóticas consecuencias de la derrota de la selección rusa ante Japón en el Mundial de fútbol, cuando los hooligans rusos protagonizaron violentos enfrentamientos en el centro de Moscú. Después de esto, Rusia se convirtió en uno de los pocos países del mundo en los que era ilegal consumir cerveza en los estadios

El ataque gubernamental contra la publicidad de cerveza comenzó en 2004, cuando se prohibieron los anuncios en los estadios y en televisión en horario diurno. Después, a partir del 1 de enero de 2005, los anuncios no podían contener imágenes de personas ni animales y finalmente desaparecieron completamente de la televisión y la radio en 2009. Además, en 2012, el estatus legal de la cerveza se equiparó con el de otras bebidas alcohólicas de mayor graduación.

Jóvenes rusos se organizan contra el alcohol

El presidente Vladímir Putin se pronunció en contra de estas restricciones ese mismo año, afirmando que “se vende cerveza en los estadios de todos los países de Europa y no pasa nada”.

La fábrica de cerveza holandesa Heineken calcula que los distribuidores rusos de cerveza se plantean ahora invertir hasta 5.000 millones de rublos (145 millones de dólares) en publicidad durante los partidos. Pero, incluso cuando estaba en vigor la prohibición de anunciar alcohol, se permitió la publicidad en televisión de la cerveza no alcohólica Amstel a partir de junio de 2014.

“Beber cerveza viendo el fútbol ha sido una tradición durante muchos años y no tiene nada que ver con el abuso del alcohol ni con sus efectos perniciosos sobre la salud”, afirma una nota de prensa emitida por Heineken en respuesta a la nueva ley. Según Zuykov, “Los anuncios de cerveza en los eventos deportivos no afectan para nada al consumo de cerveza en sí mismo”.

Lea más: Baltika, la cerveza rusa quiere abrirse paso en el mundo hispanohablante>>>