El conservadurismo arraiga en Rusia

Ha adquirido importancia tanto en política interna como internacional, pero ¿en qué consiste realmente? Fuente: servicio de prensa

Ha adquirido importancia tanto en política interna como internacional, pero ¿en qué consiste realmente? Fuente: servicio de prensa

En Rusia se ha celebrado la primera conferencia sobre el filósofo Berdiáyev. Las ponencias contaron con la participación de destacados filósofos y politólogos, y fue un intento de formular la dimensión política del conservadurismo contemporáneo.

Rusia se está convirtiendo en el buque insignia de las fuerzas conservadoras en el mundo. Para Vladímir Putin el conservadurismo en sí no es un instrumento para la congelación, para el mantenimiento de lo establecido. Al contrario, una revolución conservadora desde arriba, apoyándose en una consulta conservadora desde abajo, puede producir enormes cambios en la estructura sociopolítica de Rusia, y suprimir todo aquello que obstaculiza el desarrollo del país.

Nikolái Alexándrovich Berdiáyev

(1874.1948), escritor y filósofo ruso de profundas convicciones religiosas y opuesto al autoritarismo. Condenado por el régimen zarista y expulsado de la URSS. Vivió en París, donde desarrollo gran parte de su pensamiento. Dostoievski, Keyserling, Bergson, Nietzsche, Vladímir Soloviov y Jaspers son los pensadores que más influyeron en su obra.

A lo largo del congreso se identificaron los principales temas de debate: qué constituye el conservadurismo ruso actual y cualquier tipo de conservadurismo, cómo se relacionan la perspectiva conservadora y otras formas ideológico-políticas y si Rusia en su conjunto es portadora de ideas conservadoras.

Según afirmó el presidente de la junta de directores del Instituto de Investigaciones Socio-Económicas y Políticas, Dmitri Badovski, "si cambia algo y avanzamos, entonces hay que ser delicados; en ningún caso debemos tratar de destruirlo todo desde los fundamentos, arrojar nada de historia. Es exactamente esto lo que confronta el conservadurismo, como dijo el Presidente en su mensaje a la Asamblea Federal".

Dar una definición clara del conservadurismo político ruso moderno resulta imposible, pero existe ya una pregunta acerca de si el conservadurismo podría convertirse en ideología nacional.

Hasta el momento, Vladímir Putin destaca como el principal defensor del conservadurismo, tanto a nivel nacional como en las relaciones con el mundo exterior. "En el mundo cada vez más personas apoyan nuestra posición sobre la defensa de los valores tradicionales. Por supuesto, esta es una posición conservadora. Pero, en palabras del filósofo Berdiáyev, el sentido del conservadurismo no es lo que impide el movimiento hacia adelante y hacia arriba, sino el que interfiere con el movimiento hacia atrás y hacia abajo; hacia la oscuridad caótica... el regreso al estado primitivo”, comentó el presidente ruso a finales del año pasado.

Fuente: servicio de prensa

En Rusia, sin embargo, ni siquiera se ha formulado una idea conservadora que realmente cuente con un gran apoyo. El director del centro de opinión pública VTsIOM, Valeri Fiodorov, afirma que, recientemente, han aumentado las valoraciones positivas del conservadurismo y su rehabilitación sucede a buen ritmo.

La fórmula de "autocracia, ortodoxia, nación" expresa, según algunos, la esencia de la tradición rusa. Esta autocracia no se refiere sólo a un poder monárquico, sino también a la independencia del Estado, la independencia  del país y la de su gobernante. Del hecho de que el conservadurismo, que puede ser la base de la ideología del Estado, debe ser ortodoxo, ruso y estatista, habló en la conferencia el politólogo Vladímir Jomiakov.

Por su parte, el politólogo Serguéi Markov, en su ponencia "Mayoría moral contra la minoría activa", señaló que "el conservadurismo ruso difiere del clásico británico en que Gran Bretaña busca su apoyo en la aristocracia y Rusia, en el pueblo." El analista político Mijaíl Remizov, hablando del conservadurismo como factor de poder blando en Rusia dijo que, aunque Rusia no es el país más conservador del mundo, tiene muchas posibilidades para convertir el conservadurismo en su ideología nacional.

"Ahora Berdiáyev se reconoce como líder espiritual de la nueva era de Putin”, señala el politólogo e investigador principal en el Instituto de Estudios Económicos y Políticos Internacionales, Alexander Tsipko. “Y en mi informe he tratado de mostrar que Putin representa el heredero del conservadurismo liberal occidentalizado ruso".

Artículo publicado originalmente en ruso en Vzgliad.