Putin promete defender a los rusos en Ucrania

Putin subrayó que Rusia no desea el colapso de Ucrania. Fuente: Konstantin Zavrazhin / RG

Putin subrayó que Rusia no desea el colapso de Ucrania. Fuente: Konstantin Zavrazhin / RG

Los puntos más importantes del discurso ofrecido por el presidente Vladímir Putin.

Sobre Crimea:

Durante su discurso, Putin calificó la situación de Crimea fuera de las fronteras de Rusia de “flagrante injusticia histórica”. Según dijo, la decisión de entregar Crimea a Ucrania fue tomada por el líder soviético Nikita Jruschov en contra de las leyes constitucionales.

“Esta decisión se tomó infringiendo las leyes constitucionales vigentes incluso en aquella época. La cuestión se decidió fuera de escena, entre camaradas”, declaraba Putin.

“Todos estos años, tanto los ciudadanos como muchos políticos han sacado a colación este tema, alegando que Crimea es una tierra tradicionalmente rusa y Sebastopol, una ciudad rusa. Sí, nosotros lo entendemos muy bien, lo sentimos en nuestros corazones y en nuestras almas, pero es hora de salir de esta realidad y sobre una nueva base construir unas relaciones de buena vecindad con una Ucrania independiente”, comentó.

“Crimea es patrimonio común y el factor más importante de estabilización en la región. Y este territorio estratégico debería estar controlado por una soberanía fuerte y firme, que de hecho únicamente puede ser la rusa”, subrayó. 

Sobre los rusos en Ucrania:

Según Putin, la población rusohablante de Ucrania se ha cansado de los intentos de una “asimilación forzada”. “Se ha intentado constantemente privar a los rusos de su memoria histórica y, en ocasiones, incluso de su lengua materna, se ha intentado convertirlos en objeto de una asimilación forzada”, declaró Putin.

El presidente subrayó que Rusia siempre defenderá los intereses de los ciudadanos rusohablantes. “En Ucrania viven y seguirán viviendo millones de rusos, ciudadanos rusohablantes, y Rusia siempre defenderá sus intereses con herramientas políticas, diplomáticas y legales. Sin embargo, la propia Ucrania debería preocuparse en primer lugar de que los derechos y los intereses de estas personas estén garantizados, ya que esta es la única garantía de estabilidad, soberanía ucraniana e integridad territorial en el país”, indicaba el presidente ruso. 

Sobre el futuro de Ucrania:

Putin subrayó que Rusia no desea el colapso de Ucrania. “Yo quiero que me escuchen, queridos amigos. No crean a aquellos que les intentan asustar con Rusia y gritan que tras Crimea se irán otras regiones. Nosotros no queremos separar a Ucrania. No lo necesitamos”, comentaba. 

Sobre el gobierno de Kiev:

"Los principales responsables del golpe de Estado fueron los nacionalistas, neonazis, rusófobos y antisemitas, precisamente ellos definen en gran medida la vida actual en Ucrania”, declaraba el presidente de la Federación Rusa.

"También está claro que en Ucrania por ahora no hay un poder ejecutivo legítimo, no tenemos con quien negociar, muchos órganos estatales han sido usurpados por unos impostores que en realidad no controlan nada en el país y además, y quiero dejar esto claro, se encuentran bajo control de los radicales. Incluso para acudir a una reunión con algunos ministros del gobierno actual se debe pedir permiso a las milicias del Maidán, esto no es una broma, es una realidad de la vida actual”, declaró Putin.

Sobre las acciones de Occidente:

"Durante esta crisis, nuestros socios occidentales y Ucrania han ido más allá de los límites establecidos y se han comportado de manera violenta, irresponsable y muy poco profesional”, declaraba Putin. Este señaló que los países occidentales conocían muy bien el hecho de que en la península de Crimea viven millones de rusos. “Rusia había llegado a un punto en el que ya no podía retirarse”, declaró Putin.

Sobre la OTAN:

Al comentar las declaraciones sobre que Ucrania podría ampliar su cooperación con la OTAN, Putin dijo: “No estamos en contra de la cooperación con la OTAN, en absoluto, estamos en contra de que haya una alianza militar (la hay en todos los procesos internos de la organización militar), estamos en contra de que haya una organización militar junto a nuestra valla, junto a nuestra casa o junto a nuestros territorios históricos”.

Sobre el derecho internacional:

Putin calificaba de “sorprendente cinismo” las declaraciones de la UE y Estados Unidos sobre que Rusia está infringiendo las normas del derecho internacional. Según el presidente ruso, la situación de Crimea es absolutamente análoga al reconocimiento por parte de las potencias occidentales de la independencia de Kosovo.

Putin citó la siguiente resolución de la Corte Internacional de Justicia de la ONU al respecto: “No existe ninguna prohibición general a la declaración unilateral de independencia en la práctica del Consejo de Seguridad. El derecho internacional no contiene ninguna prohibición aplicable a una declaración de independencia”.

El presidente también citó la declaración aprobada por Estados Unidos sobre la situación en Kosovo. El documento reconocía que las declaraciones de independencia pueden ir en contra de la legislación interna de los países, aunque esto no significa que se trate de infracciones del derecho internacional. “Ellos mismos lo escribieron, lo pregonaron a todo el mundo, conmocionando a todos, y ahora, ¿de qué se indignan?”, declaraba Putin.

Sobre las sanciones:

"En la actualidad nos amenazan con sanciones pero nosotros ya vivimos con varias limitaciones muy importantes para nosotros, para nuestra economía y para nuestro país”, opina Putin.

Este recordó que ya en la época de la Guerra Fría Estados Unidos y más tarde otros países, prohibieron a la URSS la venta de una gran lista de tecnologías y maquinaria. Esta prohibición se anuló únicamente en el papel, declaraba Putin.

“En la práctica siguen existiendo muchas prohibiciones, por lo que tenemos razones para creer que la notoria política de contención de Rusia que se llevó a cabo en los siglos XVIII, XIX y XX, continúa vigente hoy en día. Constantemente intentan dejarnos de lado porque nosotros tenemos una postura independiente, porque nos defendemos, porque llamamos a las cosas por su nombre y no somos hipócritas”, proclamó el líder ruso.

Sobre la reacción internacional:

“Estamos muy agradecidos a todos los que se han mostrado comprensivos con nuestras acciones en Crimea. Especialmente al pueblo de China, cuyo gobierno ha estudiado y sigue estudiando la situación en Ucrania y Crimea en toda su complejidad histórica y política. Valoramos en gran medida la moderación y la objetividad de la India”, declaraba Putin.

El presidente también hizo referencia a Alemania y recordó que cuando se tomó la decisión de unificar la RDA y Alemania Occidental no todos apoyaron esta iniciativa, aunque la URSS se mostró completamente a favor de esa unión histórica.

“Estoy seguro de que ustedes no lo han olvidado y espero que los ciudadanos de Alemania también apoyen la iniciativa del mundo ruso, de la Rusia histórica, para recuperar su unidad”, señaló el presidente.

Artículo basado en materiales de Interfax y RIA Novosti. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.